Todos los grupos (público en general)

Infórmese

Fumar cigarrillos es la causa principal de enfermedades y muertes prevenibles, y cada año mata a más de 480 000 personas en los Estados Unidos. Más de 41 000 de estas muertes son consecuencia de la exposición al humo de segunda mano.

Por cada muerte asociada al tabaquismo, al menos 30 personas tienen una enfermedad grave relacionada con fumar. El tabaquismo causa daños inmediatos a su cuerpo, lo cual puede provocar enfermedades prolongadas, incluidas las siguientes:

En los Estados Unidos, las enfermedades relacionadas con fumar cigarrillos tienen un costo de más de 300 000 millones de dólares al año, lo que incluye casi 170 000 millones en atención médica directa para adultos y más de 156 000 millones en pérdida de productividad debido a muertes prematuras y exposición al humo de segunda mano.1

Para obtener más información

Infórmese sobre las actuales tasas de consumo de cigarrillos en los Estados Unidos y entre poblaciones específicas. Consulte la página web de ConsejosLa carga del consumo de tabaco en los Estados Unidos”.

Historias de la vida real: Personas que aparecen en la campaña Consejos®

Conozca las historias de personas de la vida real que han sufrido enfermedades y discapacidades relacionadas con el tabaquismo.

Tonya

Conozca a Tonya M. Tonya, 49 años, vive en Carolina del Norte. Comenzó a fumar a los 12 años y le diagnosticaron insuficiencia cardiaca a los 38. Tonya depende de una bomba cardiaca que funciona con baterías, implantada en su pecho, para que la ayude a mantenerse viva.

Rebecca C.

Conozca a Rebecca C. Rebecca, 43 años, vive en Indiana y comenzó a fumar cuando era una adolescente en California. Perdió los cinco dedos del pie derecho a causa de la enfermedad de Buerger, una afección relacionada con el tabaquismo, que le interrumpió el flujo de la sangre al pie.

Michael F.

Conozca a Michael F. Michael, 57 años, vive en la Florida y comenzó a fumar a los 12. Tiene enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) relacionada con el tabaquismo. Tuvo que dejar de trabajar a los 51 años porque estaba demasiado enfermo.

Geri

Conozca a Geri M. Geri, 58 años, vive en Michigan y comenzó a fumar cigarrillos mentolados a los 20 años. Tiene enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) relacionada con el tabaquismo y depende de la terapia con oxígeno para que la ayude a respirar.

Conozca más acerca de todos los protagonistas de la campaña Consejos en nuestra sección Historias de la vida real .

Ayuda para dejar de fumar

Busque por internet. En el sitio web Consejos consulte la sección Cómo dejar de fumar, que incluye una guía para dejar de fumar y recursos para dejar de fumar adicionales. El sitio web Consejos también está disponible en español: CDC.gov/consejos.

 

Llame a una línea de ayuda para dejar de fumar. Estas líneas ofrecen consejería gratuita —por teléfono— para ayudarlo a dejar de fumar. Los asesores de la línea para dejar de fumar pueden responder sus preguntas, ayudarlo a crear un plan para dejar de fumar y brindarle apoyo. La ayuda de los consejeros está disponible en varios idiomas:

 Con una app.

  • La app quitSTARTexternal icon es una aplicación gratuita para teléfonos inteligentes que lo ayuda a dejar de fumar con consejos, mensajes inspiradores y retos personalizados.

Suscríbase para recibir mensajes de texto. En el sitio web Espanol.smokefree.gov external iconse ofrecen programas gratuitos de mensajes de textoexternal icon que, las 24 horas del día y todos los días de la semana, ofrecen motivación y consejos para ayudarlo a que deje de fumar para siempre. Puede suscribirse o cancelar su suscripción en cualquier momento.

Referencias

    1. U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking—50 Years of Progress: A Report of the Surgeon General. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014 [accessed 2018 Feb 22].
Beatrice

Beatrice R., de 40 años de edad, comenzó a fumar de manera regular cuando tenía 13, y lo siguió haciendo durante 25 años. Decidió dejar de fumar para siempre cuando su hijo pequeño le escribió una carta en la que le pedía que lo hiciera. Usó parches y otros medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas de abstinencia. Ahora, Beatrice tiene más energía que cuando fumaba y cocina más porque la comida le sabe mucho mejor. Ella anima a cualquier persona que quiera dejar de fumar a que lo haga, y que busque ayuda si la necesita.

“Quiero ofrecerles esperanza a las personas, es posible unirse a las filas de los no fumadores”.

Comience su travesía de dejar de fumar hoy. Recursos GRATUITOS de espanol.smokefree.gov


Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir. Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

 

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

Esta página fue revisada el: 23 de marzo de 2020