Artículo de la campaña Consejos® para indoamericanos o nativos de Alaska

Este artículo previamente escrito para la prensa sobre la campaña Consejos de exfumadores® está listo para ser adaptado y utilizado por periodistas, blogueros y otros miembros de los medios de comunicación, así como en los boletines de organizaciones.

Campaña de los CDC Consejos de exfumadores® transmitirá anuncios impactantes a partir de abril del 2019

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) continúan con su campaña educativa nacional acerca del tabaco —Consejos de exfumadores® (Consejos®)— con anuncios televisivos impactantes que presentan a personas de la vida real que han sufrido los daños que causa el tabaquismo. Los anuncios de la campaña, que se transmitirán a partir de abril del 2019, resaltan nuevamente el daño inmediato y a largo plazo causado por el tabaquismo, y alientan a los fumadores a dejar de fumar.

Fumar cigarrillos es más común entre los adultos indoamericanos y los nativos de Alaska que entre las personas de cualquier otro grupo racial o étnico en los Estados Unidos. Aunque el consumo de cigarrillos en la población general ha disminuido en años recientes, su prevalencia en la población indoamericana o nativa de Alaska sigue siendo alta. En el 2017, casi 1 de cada 4 (24.0 %) adultos indoamericanos o nativos de Alaska en los Estados Unidos fumaba cigarrillos, en comparación con aproximadamente 1 de cada 7 (14 %) de los adultos de la población general.

Dos indoamericanos, Michael y Nathan, aparecen en la campaña Consejos de los CDC. Ambos esperaban que, al compartir sus historias, pudieran ayudar a otros indoamericanos o nativos de Alaska a dejar de fumar.

Michael, quien es un miembro de la tribu tlingit de Alaska, probó su primer cigarrillo a los 9 años y siguió fumando durante la mayor parte de su vida adulta. Le diagnosticaron enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) a los 44 años, pero ignoró los síntomas hasta que un día, a los 52, se despertó haciendo mucho esfuerzo para respirar. Ese día dejó de fumar.

A Michael le extirparon las partes enfermas del pulmón para facilitarle la respiración, pero su médico dice que necesita un trasplante de pulmón. “Solía jugar al vóleibol y hacer caminatas en las montañas, pero ya no lo hago más”, nos cuenta. “Evito todo lo que implique correr o cargar cosas. Me mantengo alejado del humo y de los gases de escape. Ahora, lo único que importa son los amigos, los buenos recuerdos y vivir un tiempito más”, concluye.

Nathan es indoamericano y miembro de la tribu oglala sioux. Nunca fumó cigarrillos, pero trabajó durante 11 años en un casino donde se permitía fumar. La exposición al humo de segunda mano le desencadenaba ataques de asma y le provocaba infecciones graves, que terminaron por causarle un tipo de daño pulmonar permanente llamado bronquiectasia.

“Un resfriado común se convertía en neumonía y yo terminaba en la sala de emergencias”, dijo. “Durante una de estas visitas, el médico que estaba mirando las radiografías de mis pulmones comentó que tenía los pulmones de una persona que fumaba mucho. Le dije, ‘¡no he fumado ni un solo día de mi vida!’”.

Sus problemas pulmonares eran tan graves que al final tuvo que dejar su trabajo para evitar el humo. Se quedaba sin aire con solo caminar un poco y tenía que usar oxígeno a diario. Lamentablemente, el daño pulmonar de Nathan le causó la muerte en octubre del 2013. Tenía 54 años.

Los CDC lanzaron la primera campaña Consejos en el 2012 para reducir las tasas de tabaquismo y salvar vidas, y la campaña ha sido muy exitosa desde entonces. Los resultados de un estudio de los CDC publicados en la revista Preventing Chronic Disease muestran que durante el periodo 2012-2015, la campaña Consejos se asoció a más de medio millón de casos de cesación sostenida entre los fumadores adultos de los Estados Unidos, y a más de 9 millones de intentos.

“La mayoría de los fumadores quieren dejar de fumar. No quieren sufrir ni ser una carga para sus familias”, dijo la directora de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC, Corinne Graffunder, DrPH, MPH. “Al mostrar la manera en que las enfermedades relacionadas con el tabaquismo afectan a personas de la vida real y sus familias, la campaña Consejos puede ayudar a motivar a la gente a dejar de fumar para siempre”, agregó.

Para obtener más información sobre la campaña Consejos y recursos para dejar de fumar, visite CDC.gov/consejos. Para recibir ayuda, llame al 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569).

 

###


Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir. Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

 

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

Esta página fue revisada el: 21 de febrero de 2019