Por qué es difícil dejar de fumar

Su cerebro tiene que acostumbrarse a estar sin nicotina.
Infografía del cerebro humano
  • La nicotina es la principal droga adictiva que hay en el tabaco, que hace que sea tan difícil dejar de fumar. Los cigarrillos están diseñados para hacerle llegar nicotina al cerebro rápidamente.
  • Dentro del cerebro, desencadena la liberación de sustancias químicas que lo hacen sentir bien. Debido a que la nicotina estimula partes del cerebro una y otra vez, el cerebro se acostumbra a estar con nicotina.
  • Con el tiempo, la nicotina cambia la forma en que funciona su cerebro y le da la sensación de que necesita nicotina tan solo para sentirse bien.
  • Cuando deja de fumar, su cerebro se vuelve irritable. El resultado es que usted podría sentirse ansioso o molesto. Podría costarle concentrarse o dormir, tener fuertes ansias de fumar o sentirse incómodo en general.
  • Estas sensaciones se llaman síntomas de abstinencia. Mejoran pocas semanas después de que deja de fumar, a medida que su cerebro se acostumbra a estar sin nicotina.
  • Algunos medicamentos para dejar de fumar contienen nicotina. Esto le brinda a usted una forma segura de acostumbrar a su cerebro a no tener tanta de la nicotina de los cigarrillos.
Usted tiene que acostumbrarse a rutinas diarias que no incluyan fumar.
Hombre hablando por teléfono móvil
  • Su día está lleno de rutinas que usted asocia a fumar. Cuando deja de fumar, puede costarle hacer estas rutinas sin un cigarrillo en la mano.
  • Muchas personas relacionan el cigarrillo con las cosas que hacen a lo largo del día, como tomarse descansos, tomar una taza de café, terminar la comida, hablar con amigos o hablar por teléfono. Estas cosas se llaman desencadenantes.
  • El estado de ánimo también puede desencadenar las ansias de fumar. Sentirse estresado o desanimado e, incluso sentirse feliz o relajado puede provocar en las personas ganas de fumar. Y cuando se deja de fumar, estos estados de ánimo pueden desencadenar ansias.
  • Pero cuando usted deje de fumar, también descubrirá cómo afrontar sus rutinas sin el cigarrillo. Y descubrirá cómo sobrellevar el estrés o la sensación de desánimo sin fumar.
  • La buena noticia es que millones de personas han dejado de fumar para siempre, y la mayoría dice que se siente mejor después de un tiempo después de haber dejado el cigarrillo.
Mujer al aire libre, pensando

Para dejar de fumar exitosamente, deberá superar estos dos desafíos: acostumbrar a su cerebro a estar sin nicotina y acostumbrarse a no tener cigarrillos durante sus rutinas diarias. Afrontar los dos a la vez puede ser difícil:

¿Cree que sabe qué sustancia química hace que sea difícil dejar de fumar?

Tome esta prueba rápida.

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

Esta página fue revisada el: el 1 de marzo del 2021