Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Mezcla de productos de tabaco

El panorama para los fumadores que también usan cigarrillos electrónicos

Cuando usted disminuye la cantidad de cigarrillos regulares que fuma —al agregar otro producto de tabaco—, podría sentir que está mejorando su salud. Esto se llama “doble uso”. No es una manera eficaz de salvaguardar la salud, ya sea que esté usando cigarrillos electrónicos, tabaco sin humo u otros productos de tabaco además de los cigarrillos regulares. Dejar de fumar completamente es muy importante para proteger su salud. Fumar aunque sea unos pocos cigarrillos al día puede ser peligroso.

¿Cómo se compara fumar menos con dejar de fumar completamente?

  • Incluso las personas que fuman poco o los fumadores sociales pueden tener graves problemas de salud debido al tabaquismo.1,2,3
  • Fumar tan solo 5 cigarrillos al día duplica su riesgo de morir de enfermedad cardiaca.
    Es posible que disminuir la cantidad de cigarrillos que fuma no lo proteja por sí solo de una muerte prematura. Los fumadores empedernidos que reducen el consumo de cigarrillos a la mitad todavía tienen un riesgo muy alto de muerte prematura. En promedio, los fumadores mueren 10 años antes que los no fumadores.
  • Por el contrario, dejar de fumar completamente mejora su salud. Las diferencias en la salud son impresionantes en cuanto a las enfermedades cardiacas y otro tipo de afecciones que pueden causar una muerte prematura.4,5,6,7
    Cuando usted deja de fumar completamente, comienza a reducir enseguida el riesgo de tener una enfermedad cardiaca. Un año después de dejar de fumar, su riesgo disminuye a la mitad y sigue reduciéndose a lo largo del tiempo.
  • Las personas que dejan de fumar completamente viven más tiempo que aquellas que siguen fumando. Mientras antes deje de fumar, menor será su riesgo de morir de manera prematura. Incluso dejar de fumar a los 50 años reduce a la mitad el riesgo de muerte prematura por una enfermedad relacionada con el tabaquismo.

En la actualidad, en los Estados Unidos, hay más exfumadores que fumadores.8 A menudo las personas tienen que hacer varios intentos para dejar de fumar. Usar métodos de comprobada eficacia —como medicamentos y consejería— puede duplicar las posibilidades de que logre dejar el hábito.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos vienen en muchas formas y tamaños, pero la mayoría tiene una pila, un elemento que produce calor y un lugar para meter un líquido. Normalmente, este líquido contiene nicotina —que es la droga adictiva que tienen los cigarrillos regulares—, así como sustancias químicas como propilenglicol o glicerina y saborizantes como de fruta y chocolate. Los cigarrillos electrónicos son un tipo de sistema electrónico de suministro de nicotina (ENDS, por sus siglas en inglés). Otros productos ENDS son los narguiles electrónicos, cigarros electrónicos, pipas electrónicas, cigarrillos electrónicos de vapor o bolígrafos vaporizadores (vape pens), y muchos más.9

Estos artefactos calientan el líquido y producen un aerosol que comúnmente contiene nicotina y otras sustancias químicas. Sus usuarios respiran esta solución química directamente de la boquilla. A veces, se le dice “vapear” a darle una calada a un cigarrillo electrónico. Las personas que se encuentran alrededor también pueden respirar esta solución proveniente del aerosol que se exhala al aire.10

¿Cómo afectan su salud los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos son bastante nuevos. Hay preguntas importantes acerca de sus ingredientes y la manera en que esos ingredientes pueden afectar la salud de las personas que usan los cigarrillos electrónicos y quienes se encuentran a su alrededor, tanto a corto como a largo plazo.11

Los cigarrillos electrónicos y sus ingredientes no son regulados en este momento por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Por lo tanto, no hay cómo saber con seguridad qué hay en ellos ni cuánta nicotina contienen. Las investigaciones actuales muestran lo siguiente:

  • La nicotina de los cigarrillos electrónicos es absorbida por los usuarios y las personas a su alrededor.2,10,11
    • La nicotina es poderosamente adictiva.
    • La nicotina es un peligro para la salud especialmente para los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos. Es posible que tenga efectos negativos a largo plazo en el desarrollo del cerebro.
    • La nicotina es un peligro para la salud de las mujeres embarazadas y su bebé en gestación. Usar un cigarrillo electrónico o incluso estar cerca de alguien que lo esté usando puede exponer a la mujer embarazada a la nicotina y a otras sustancias químicas que pueden ser tóxicas.
  • El aerosol del cigarrillo electrónico no es “vapor de agua”. Contiene nicotina y puede tener otras sustancias químicas. No es tan seguro como el aire puro.13
  • La solución de nicotina que contienen los cigarrillos electrónicos no es un “jugo” inofensivo. Hay niños y adultos que se han intoxicado al tragar, respirar o absorber el líquido a través de la piel o los ojos.14
  • En algunos cigarrillos electrónicos también se han encontrado otras sustancias químicas que son perjudiciales o que pueden serlo. Estas sustancias incluyen rastros de metales, compuestos orgánicos volátiles y nitrosaminas. Los niveles tienden a ser menores que en los cigarrillos regulares, pero no hay manera de saber qué es lo que usted está consumiendo porque los cigarrillos electrónicos todavía no son regulados.15

Ayuda para dejar de fumar

Los cigarrillos electrónicos no han sido aprobados por la FDA para ayudar a las personas a dejar de fumar. Sin embargo, la FDA ha aprobado los siguientes siete medicamentos como seguros y eficaces para ayudar a los fumadores a dejar el hábito:

  • Cinco tipos de terapia de remplazo de nicotina
    • Parche*
    • Chicle*
    • Pastilla*
    • Inhalador
    • Atomizador nasal
    • *Disponible sin receta médica
  • Dos medicamentos sin nicotina
    • Bupropion
    • Vareniclina

Se ha observado que la consejería individual, grupal o telefónica también es eficaz para ayudar a los fumadores a dejar este hábito. Si bien la consejería de cesación y los medicamentos de cesación aprobados por la FDA son eficaces por sí solos, lo son aún más cuando se usan en combinación.

La consejería de cesación se ofrece de manera gratuita a través de las líneas telefónicas estatales de ayuda para dejar de fumar. Los medicamentos para dejar de fumar pueden obtenerse de manera gratuita o a bajo precio a través de las líneas telefónicas estatales de ayuda para dejar de fumar, varios tipos de seguro de salud, planes de salud o centros médicos. Los programas estatales de Medicaid cubren tratamientos para dejar de fumar. Aunque la cobertura varía por estado, todos los estados cubren algún tipo de tratamiento para al menos algunas personas inscritas en Medicaid.

Ya sea que usted use o no un medicamento para dejar de fumar, las personas que buscan ayuda tienen más probabilidades de lograrlo que aquellas que tratan de hacerlo solas. Hay ayuda disponible en la “Guía para dejar de fumar” que aparece en este sitio web y al llamar al 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569) o al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669 para las personas que hablan inglés). Los consejeros de las líneas para dejar de fumar pueden responder sus preguntas, ayudarlo a crear un plan para dejar de fumar y darle apoyo para su vida libre de humo.

Referencias

  1. Bjartveit K, Tverdal A. Health Consequences of Smoking 1-4 Cigarettes Per Day. Tobacco Control 2005;14(5):315–20 [accessed 2018 Mar 22].
  2. U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking—50 Years of Progress: A Report of the Surgeon General. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014 [accessed 2018 Mar 22].
  3. Tverdal A, Bjartveit K. Health Consequences of Reduced Daily Cigarette Consumption. Tobacco Control 2006;15(6):472–80 [accessed 2018 Mar 22].
  4. National Heart, Lung, and Blood Institute. What Are the Benefits of Quitting Smoking? [accessed 2018 Mar 22]
  5. U.S. Department of Health and Human Services. A Report of the Surgeon General. How Tobacco Smoke Causes Disease: What It Means to You. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2010 [accessed 2018 Mar 22].
  6. Centers for Disease Control and Prevention. Quitting Smoking [accessed 2018 Mar 22].
  7. National Cancer Institute. Harms of Smoking and Health Benefits of Quitting [accessed 2018 Mar 22].
  8. U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking—50 Years of Progress: A Report of the Surgeon General, Executive Summary. [PDF – 2.14MB] Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014 [accessed 2018 Mar 22].
  9. National Cancer Institute. Debate, Research on E-Cigarettes Continues [accessed 2018 Mar 22].
  10. Ballbé M, Martínez-Sánchez JM. Cigarettes vs. E-Cigarettes: Passive Exposure at Home Measured by Means of Airborne Marker and Biomarkers. Environmental Research 2014;135:76–80 [accessed 2018 Mar 22].
  11. U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking—50 Years of Progress: A Report of the Surgeon General, Smoking and Youth. Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014 [accessed 2018 Mar 22].
  12. U.S. Food and Drug Administration. E-Cigarettes: Questions and Answers [accessed 2018 Mar 22].
  13. Goniewicz ML, Kuma T. Nicotine Levels in Electronic Cigarettes. Nicotine & Tobacco Research 2013;15(1):158–66 [accessed 2018 Mar 22].
  14. Centers for Disease Control and Prevention. Notes from the Field: Calls to Poison Centers for Exposures to Electronic Cigarettes—United States, September 2010–February 2014. Morbidity and Mortality Weekly Report 2014;63(13):292–3 [accessed 2015 Jun 2].
  15. Cheng T. Chemical Evaluation of Electronic Cigarettes. Nicotine & Tobacco Research 2014;23:ii11–7 [accessed 2018 Mar 22].

Conozca a Kristy

  Kristy

A los 33, Kristy , una fumadora empedernida y madre de tres niños, trató de usar cigarrillos electrónicos como una manera de reducir su consumo de tabaco, pero continuó fumando cigarrillos regulares. Con el tiempo, volvió a fumar solamente cigarrillos regulares y más tarde tuvo un colapso pulmonar.

“Nunca pude dejar de fumar cigarrillos regulares del todo hasta que terminé en el hospital”.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir. Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

  • Esta página fue revisada el: 23 de marzo de 2018
  • Esta página fue modificada el: 23 de abril de 2018
  • Fuente del contenido:
TOP