Preguntas frecuentes sobre la campaña Consejos de exfumadores®(Consejos®)

La ciencia muestra que este tipo de anuncios impactantes ayuda a las personas a dejar de fumar, lo cual salva vidas y disminuye la inmensa carga económica que causa fumar tabaco.

A pesar de que los peligros de fumar son conocidos, el tabaquismo sigue siendo la causa principal de muerte y de enfermedades prevenibles en los Estados Unidos, y cada año ocasiona la muerte de más de 480 000 personas en este país. Más de 16 millones de personas en los Estados Unidos viven con una enfermedad relacionada con el tabaquismo y todos los días más de 1 millón de jóvenes menores de 18 años fuman su primer cigarrillo. Casi el 70 % de los fumadores de cigarrillos adultos dice que quiere dejar de fumar y cerca de la mitad lo intenta seriamente todos los años.

La campaña Consejos de exfumadores® (Consejos®) da a conocer la verdad sobre el tabaquismo a través de la vida real de personas que tienen enfermedades relacionadas con el tabaquismo. A pesar de que los peligros de fumar son conocidos, el tabaquismo sigue siendo la causa principal de muerte y de enfermedades prevenibles en los Estados Unidos, y cada año ocasiona la muerte de más de 480 000 personas en este país. Además del costo humano, fumar tiene un serio impacto en la economía de nuestra nación, con un costo de más de 300 000 millones de dólares anuales (casi 170 000 millones en atención médica directa para adultos y más de 156 000 millones en pérdida de productividad). De los 170 000 millones de dólares que se gastan en atención médica directa para tratar a personas que sufren enfermedades relacionadas con el tabaquismo, más del 60 % se paga a través de programas del Gobierno como Medicare y Medicaid.

Las investigaciones muestran que las iniciativas educativas similares a Consejos proporcionan un buen retorno en cuanto a la inversión porque salvan vidas y disminuyen los costos de atención médica. La campaña Consejos sirve para contrarrestar en forma significativa los 8500 millones de dólares gastados por la industria tabacalera en publicidad y promoción de cigarrillos en el 2014: más de 23 millones de dólares por día y cerca de 1 millón de dólares por hora. Para poner esto en perspectiva, la campaña Consejos que se difundió en el 2012 costó menos de lo que la industria tabacalera gasta en 3 días para comercializar y promocionar los cigarrillos.

Los fumadores que quieren dejar de fumar han respondido de manera significativa a las campañas Consejos. Un estudio de la campaña del 2012, que fue publicado en la edición del 9 de septiembre del 2013 de la revista médica The Lancet, reportó lo siguiente:

  • Una cantidad estimada de 1.64 millones de personas en los Estados Unidos intentaron dejar de fumar debido a la campaña.
  • Se espera que cerca de 100 000 fumadores dejen de fumar para siempre.
  • Se estima que 6 millones de no fumadores conversaron con amigos y familiares acerca de los peligros de fumar, y que 4.7 millones de no fumadores adicionales les recomendaron servicios de cesación a sus amigos y familiares.

Asimismo, la edición en línea de diciembre del 2014 de la Revista Estadounidense de Medicina Preventiva (American Journal of Preventive Medicine) publicó un análisis de la eficacia con relación al costo de la campaña Consejos del 2012. Ese análisis mostró que, de acuerdo con la cantidad de personas que se estima que dejaron de fumar en forma definitiva (aproximadamente 100 000), la campaña también prevendrá al menos 17 000 muertes prematuras y ayudará a ganar alrededor de 179 000 años de vida saludable. Con un costo total de alrededor de 48 millones de dólares, la campaña Consejos gastó aproximadamente:

  • 480 dólares por persona que dejó de fumar
  • 2819 dólares por muerte prematura que se evitó
  • 393 dólares por año de vida que se salvó

Las historias personales que se comparten en esta serie de anuncios son convincentes y comunican en una manera muy humana que el tabaquismo causa daños inmediatos al cuerpo, y que esto puede ocurrir a una edad temprana y ser muy grave. Se ha comprobado que las campañas impactantes aumentan la concientización sobre los peligros del consumo de tabaco y motivan a las personas a que dejen de fumar.

Los anuncios de Consejos se concentran en varios problemas de salud causados por el tabaquismo o la exposición al humo de segunda mano, o que están asociados a ellos o empeoraron por su causa, entre los que se encuentran:

  • Cáncer (de pulmón, garganta, cabeza y cuello, colorrectal)
  • Enfermedad cardiaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Asma
  • Complicaciones de la diabetes
  • Enfermedad de Buerger
  • Epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  • Enfermedad de las encías
  • Nacimiento prematuro
  • Infección por el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana)
  • Pérdida de la visión
  • Uso doble (el uso actual de cigarrillos comunes y cigarrillos electrónicos)
  • Afecciones de salud mental (depresión y ansiedad)

Se ha comprobado que las campañas impactantes aumentan la concientización sobre los peligros del consumo de tabaco y motivan a las personas a que dejen de fumar. Muchos estudios han mostrado que los anuncios que tienen imágenes fuertes y mensajes emotivos sobre las consecuencias para la salud son más eficaces que otras formas de publicidad, como los anuncios humorísticos o los emocionalmente neutros. Dada la gran base de evidencia científica que apoya este enfoque, los CDC usan anuncios fuertes y emotivos en la campaña Consejos de exfumadores®(Consejos®). Los CDC primero evaluaron estos avisos con grupos de fumadores y los resultados mostraron que serían eficaces. Un estudio de los CDC, recientemente publicado, sobre el impacto a largo plazo de la campaña Consejos encontró que esta campaña motivó a millones de fumadores a tratar de dejar de fumar y llevó a que entre el 2012 y el 2015 más de medio millón (aproximadamente 522 000) de fumadores dejaran de fumar para siempre. Otros estudios científicos han encontrado que la campaña Consejos ha tenido un impacto en el aumento de llamadas a las líneas de ayuda para dejar de fumar y han aumentado el conocimiento sobre los riesgos para la salud relacionados con el tabaco. Tanto el Instituto de Medicina como el Instituto Nacional del Cáncer y la Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos han recomendado una campaña nacional en los medios de comunicación como parte de un enfoque integral para ponerle fin a la epidemia del tabaquismo.

La campaña Consejos no solo provoca emociones como el temor a las consecuencias negativas del tabaquismo, sino que también ofrece un llamado solidario a la acción —“usted puede dejar de fumar”— y orienta a los fumadores hacia recursos gratuitos para ayudarlos a lograrlo. (Por ejemplo, llamar al 1-855-DÉJELO-YA 1-855-335-3569  o al 1-800-QUIT-NOW 1-800-784-8669 para las personas que hablan inglés). También hay ayuda gratuita disponible a través de las líneas telefónicas de ayuda para dejar de fumar en los siguientes idiomas asiáticos:

Entendemos lo fuerte que son estos mensajes y hemos tomado varias medidas, dentro de los parámetros de la publicidad en los medios de comunicación, para garantizar que los anuncios lleguen a su audiencia principal, que son los adultos. Los anuncios pueden llegar a algunos niños por el simple hecho de que estos ven programas de televisión, leen revistas y ven anuncios por Internet. Sin embargo, ninguno de estos anuncios se transmitirá dentro de las programaciones infantiles (por ejemplo, en Disney y Nickelodeon).

Estas personas no son actores; son gente de la vida real que cuenta sus historias personales. Los participantes provienen de diferentes estados y tienen antecedentes distintos. Ellos quieren contar sus historias para ayudar a prevenir que otras personas sufran las mismas consecuencias.

Los anuncios de la campaña Consejos de exfumadores muestran a personas de la vida real que han sufrido consecuencias para su salud por fumar o por inhalar el humo de segunda mano. Estos anuncios no pretenden sugerir que todas las personas que sufren estos problemas fuman. Su intención es mostrar el daño que puede causar el tabaquismo. Los exfumadores que aparecen en los anuncios están compartiendo sus propias historias con la esperanza de que su experiencia pueda ayudar a otras personas.

Los CDC esperan que todas las personas en los EE. UU. entiendan la importancia de usar estrategias que han resultado ser las más eficaces para reducir el tabaquismo y salvar vidas. Las investigaciones indican que los anuncios sobre cesación del tabaquismo más eficaces muestran las consecuencias para la salud y el impacto emocional de fumar tabaco por mucho tiempo; animan a los fumadores a dejar de fumar y ofrecen información sobre cómo dejar de hacerlo.

No todos los bebés que nacen prematuros lo son porque las madres fumaron, ni tampoco todas las madres que fuman durante el embarazo tienen partos prematuros. Sin embargo, es importante que las mujeres sepan que el tabaquismo aumenta el riesgo de tener muchos problemas durante el embarazo y de que los bebés tengan problemas —estos incluyen nacimientos prematuros, problemas con la placenta que ocasionan hemorragias y el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés)—, y que sepan que las madres pueden reducir estos riesgos si dejan de fumar completamente. Las líneas telefónicas estatales para dejar de fumar, a las que se puede acceder llamando al 1-855-DÉJELO-YA, tienen servicios especiales para las fumadoras embarazadas. Women.Smokefree.govExternal también ofrece información y recursos solo para mujeres, incluidas las mujeres embarazadas.

Los anuncios de la campaña Consejos de exfumadores que muestran a personas con enfermedades cardiacas no tienen la intención de sugerir que todas las afecciones relacionadas con el corazón son causadas por fumar, sino mostrar el daño que puede provocar el tabaquismo. El Director General de Servicios de Salud de los Estados Unidos ha determinado que fumar tabaco causa enfermedades cardiacas; aproximadamente un tercio de las muertes en los Estados Unidos por estas enfermedades son causadas por el tabaquismo. Los exfumadores que aparecen en los anuncios, incluso aquellos que contrajeron una enfermedad cardiaca debido al tabaquismo, están compartiendo sus propias historias con la esperanza de que sus experiencias les sirvan a otras personas.

El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de muerte y de enfermedades en los Estados Unidos. Sin embargo, los efectos dañinos del tabaquismo no afectan solo al fumador. El tabaquismo mata a más de 480 000 personas en los Estados Unidos cada año, lo cual incluye alrededor de 41 000 muertes causadas por la exposición al humo de segunda mano.

Aunque la audiencia principal de la campaña Consejos de exfumadores son los fumadores, otra meta de la campaña es aumentar la concientización sobre los efectos dañinos del humo de segunda mano en las personas que no fuman. No hay un nivel seguro de exposición al humo de segunda mano. Respirar, aunque solo sea una pequeña cantidad de humo de segunda mano, puede ser dañino para la salud.

Varios anuncios se concentran en personas con daños en los pulmones o ataques de asma graves provocados por la exposición al humo de segunda mano. La exposición al humo de segunda mano puede provocar ataques al corazón y causar enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares y cáncer de pulmón en adultos no fumadores. El humo de segunda mano también causa enfermedades y muertes en los niños, incluso el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés). Los niños que respiran humo de segunda mano también tienen más probabilidad de presentar problemas pulmonares, infecciones de oído y ataques de asma más frecuentes y graves.

Solamente en los ambientes interiores donde no se fuma en absoluto los no fumadores están protegidos de los peligros de la exposición al humo de segunda mano. Estudios científicos muestran que las secciones separadas para no fumadores NO protegen a estas personas del humo de segunda mano, como tampoco los sistemas de ventilación, filtrar el aire o abrir las ventanas.

Hay más información acerca de los peligros de la exposición al humo de segunda mano en la página de los CDC Humo de segunda mano.

Puede encontrar información sobre las leyes antitabaco de su estado en el Sistema de Seguimiento y Evaluación de Actividades Estatales sobre el Tabaquismo (STATE, por sus siglas en inglés). El informe de puntos destacados sobre el control del tabaquismo correspondiente a su estado ofrece una visión general sobre las políticas relacionadas con el tabaco, además de otra información útil sobre el consumo de tabaco en su estado.

La Fundación Estadounidense por los Derechos de los No Fumadores (American Nonsmokers’ Rights Foundation) también ofrece información sobre las políticas de ambientes libres de humo correspondientes a su comunidad. En el sitio web de la Fundación Estadounidense por los Derechos de los No Fumadores se encuentra disponible una lista de las comunidades con políticas integrales de ambientes libres de humo en lugares públicos cerrados.

Si bien es cierto que algunos fumadores no mueren por enfermedades relacionadas con el tabaquismo, por cada persona que fallece por su causa, al menos otras 30 personas en los Estados Unidos tienen una enfermedad relacionada con el tabaquismo. El tabaquismo sigue siendo la causa principal de muerte y de enfermedades prevenibles en los Estados Unidos, y ocasiona anualmente la muerte de más de 480 000 personas en este país. La mitad de los fumadores que han fumado por mucho tiempo mueren prematuramente por consumir tabaco. Las investigaciones más recientes indican que la esperanza de vida de los fumadores es, como mínimo, de 10 años menos que la de los no fumadores. Lo mejor que los fumadores pueden hacer para proteger su salud y la de su familia de los efectos dañinos del tabaquismo es dejar de fumar por completo.

Existen varios recursos gratuitos para ayudar a los fumadores a que dejen de fumar y no vuelvan a hacerlo. Usted puede comunicarse con la línea para dejar de fumar de su estado llamando al 1-855-DÉJELO YA (1-855-335-3569). Los consejeros de la línea pueden responder sus preguntas, ayudarlo a crear un plan para dejar de fumar y brindarle apoyo. Hay recursos en línea para dejar de fumar en este sitio. Las personas que hablan inglés pueden llamar al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669) o visitar CDC.gov/tips. También hay ayuda gratuita disponible a través de las líneas telefónicas de ayuda para dejar de fumar en los siguientes idiomas asiáticos:

Los recursos de la campaña que están disponibles para fumadores y no fumadores en este sitio web incluyen:

Otros materiales de la campaña se pueden obtener gratuitamente en la página de descarga de la campaña Consejos de exfumadores Externalde los CDC (disponibles en inglés y en español). Estos materiales se pueden usar sin costo alguno con fines educativos o informativos, o como parte de programas comunitarios o de organizaciones para disminuir el consumo de tabaco y dar ánimo para dejar de fumar. Estos materiales incluyen:

  • Anuncios de baja resolución para televisión, radio, medios impresos, Internet y áreas exteriores para que los usen educadores, proveedores de atención médica y organizaciones comunitarias.
  • Videos para circuito cerrado de televisión para consultorios médicos, clínicas, etc.
  • Anuncios de servicio público (PSA) sobre cómo dejar de fumar y los efectos dañinos del humo de segunda mano.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir. Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

Esta página fue revisada el: 14 de marzo de 2018