Artículo sobre la campaña Consejos® para la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT, por sus siglas en inglés)

Este artículo sobre la campaña Consejos de exfumadores® está listo para ser adaptado y utilizado por periodistas, blogueros y otros miembros de los medios de comunicación, así como en los boletines informativos de organizaciones.

Campaña de los CDC Consejos de exfumadores® transmite una nueva ronda de anuncios impactantes

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) continúan con su campaña educativa nacional acerca del tabaco —Consejos de exfumadores® (Consejos®)— con anuncios televisivos impactantes que presentan a personas de la vida real que han sufrido los daños que causa el tabaquismo. Los anuncios de la campaña, que comenzarán a transmitirse a fines de marzo del 2020, resaltan nuevamente el daño inmediato y a largo plazo causado por el tabaquismo, y alientan a las personas que fuman a dejar de hacerlo.

Las tasas de consumo de cigarrillos son altas en la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT). En el 2018, aproximadamente 1 de cada 5 (20.6 %) personas adultas lesbianas, gais o bisexuales fumaban, en comparación con aproximadamente 1 de cada 7 (13.5 %) de las personas heterosexuales. Es posible que esta tasa alta se deba en parte al estrés relacionado con los prejuicios y el estigma que los miembros de la comunidad LGBT pueden afrontar. También puede deberse a que las empresas tabacaleras dirigen la publicidad de sus productos de tabaco activamente a la comunidad LGBT, con un gasto de millones de dólares en la publicación de anuncios en revistas, diarios y sitios web para LGBT.

“La industria tabacalera ha establecido una presencia en la comunidad LGBT que es peligrosa y mortal. Las tasas más altas de tabaquismo significan que un porcentaje más alto de enfermedades relacionadas con el tabaquismo cobra la vida de muchas más personas LGBT”, dijo la directora de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC, Corinne Graffunder, DrPH, MPH. “Los CDC están dedicados a trabajar con la comunidad LGBT para reducir las tasas de tabaquismo”, agregó.

La campaña Consejos de los CDC presenta a dos miembros de la comunidad LGBT: Brian I. y Ellie N. Brian comenzó a vivir abiertamente como hombre homosexual cuando tenía 20 años. Al igual que otras personas que fuman, era un adolescente cuando probó su primer cigarrillo. Le parecía que fumar era una audacia, un símbolo de libertad e independencia. Con el tiempo notó que en todos los lugares a donde iba dentro la comunidad LGBT parecía que se fumaba.

Brian tenía graves problemas de salud —incluso estaba muy enfermo de sida— y había intentado dejar de fumar numerosas veces. Muchas personas tal vez no sepan que el tabaquismo es especialmente peligroso para quienes tienen el VIH. A los 43 años, Brian tuvo un coágulo sanguíneo en los pulmones, un accidente cerebrovascular y una operación en una arteria del cuello. “Hizo falta que tuviera un accidente cerebrovascular para que dejara de fumar”, dijo Brian.

Ellie nunca fumó cigarrillos, pero trabajó en bares llenos de humo que servían a la comunidad LGBT. Cuando tenía alrededor de 35 años, comenzó a tener ataques de asma. Después de varias visitas al hospital y con la ayuda de su médico, se dio cuenta de que lo que desencadenaba sus ataques de asma era el humo de las personas que fumaban donde trabajaba. Se vio obligada a elegir entre su salud y el trabajo que le encantaba. Ellie eligió su salud. En la actualidad, Ellie trabaja en un ambiente sin humo. “Todos merecen trabajar en un lugar sin humo”, dijo.

Los anuncios donde aparecen Brian y Ellie, que muestran la dura realidad de los problemas de salud relacionados con el tabaquismo, han sido publicados en revistas dirigidas a la comunidad LGBT y en avisos en línea que llegan a esa comunidad. “Fumar es algo que uno puede controlar”, dijo Brian. “Puedes dejar de hacerlo. Y por tu vida, vale la pena dejar de fumar”, afirmó.

Los CDC lanzaron la primera campaña Consejos en el 2012 para reducir las tasas de tabaquismo y salvar vidas. Con base en los resultados de un estudio reciente, los CDC estiman que en el periodo del 2012 al 2018, y gracias a la campaña Consejos, más de 16.4 millones de fumadores intentaron dejar de fumar y que aproximadamente un millón lo dejaron de hacer por completo.

“La mayoría de las personas que fuman quieren dejar de hacerlo. No quieren sufrir ni ser una carga para sus familias”, dijo la Dra. Graffunder. “Al mostrar la manera en que las enfermedades relacionadas con el tabaquismo afectan a personas de la vida real y sus familias, la campaña Consejos puede ayudar a motivar a la gente a dejar de fumar para siempre”, agregó.

Para obtener más información sobre la campaña Consejos y recursos para dejar de fumar, visite CDC.gov/consejos. Para recibir ayuda, llame al 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569).

 

###

Fotos recomendadas para el artículo

Descargue una foto de Brian I. Ellie N. y Rose H., participante de Consejos, para usarla con el artículo para personas en la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero (LGBT). Esta fotos está disponible para el uso público. No se requiere un permiso.

Visite la página de recursos de la campaña donde encontrará fotos, videos, contenido para medios sociales, distintivos y botones —para sitios web— de la campaña Consejos listos para usar.

Hoy comienzo mi travesía para dejar de fumar. Recursos GRATUITOS de espanol.smokefree.gov

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir. Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

 

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

Esta página fue revisada el: 23 de marzo de 2020