La historia de Geri M.

Geri, de 58 años, comenzó a fumar alrededor de los 20 años. La mayoría de las personas que conocía fumaban, así que ella no pensó que fuera gran cosa. Fumó cerca de un paquete de cigarrillos mentolados al día por 35 años.

Cuando Geri comenzó a tener dificultades para recuperar el aliento, fue al médico para hacerse un chequeo. Le diagnosticaron enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) a los 44 años.

Geri trabajó como cartera en Michigan, un trabajo con un ritmo acelerado y físicamente exigente. A medida que su epoc empeoraba, con tan solo dar unos cuantos pasos Geri se quedaba sin aliento. A los 54 años, Geri tuvo que renunciar al trabajo que le encantaba para cuidar su salud. Poco después, en el 2015, logró dejar de fumar.

Vivir con epoc dejaba a Geri cada vez con menos energía para hacer las actividades que le gustaban, como cocinar durante las fiestas para la familia o correr detrás de sus nietos en el parque. Mediante terapia con oxígeno complementaria y rehabilitación pulmonar, Geri recuperó parte de su fuerza. Anhela que algún día sea aceptada para un trasplante de pulmón.

Geri espera que su experiencia sirva de lección a otros que fuman o que tienen problemas para dejar de fumar. “Si puedo ayudar, aunque sea a una persona a dejar de fumar, entonces habré convertido mi maldición en una bendición”, manifestó Geri.

La biografía de Geri M.


En los recuerdos que Geri tiene de su infancia, los cigarrillos siempre fueron parte del telón de fondo. Cuando era niña, su madre, su abuelo y la mayoría de sus parientes fumaban. Para ella no fue gran cosa cuando comenzó a fumar alrededor de los 20 años. El novio que tenía en ese momento fumaba y ella también.

Geri

Geri, de 58 años, prefería los cigarrillos mentolados y, durante 35 años, fumó aproximadamente un paquete por día. Fumaba cuando bebía café por la mañana, en las pausas del trabajo y cuando salía a clubes con los amigos. Siempre estaba ocupada con pasatiempos como jardinería, cocina y baile, entonces cuando comenzó a tener dificultades para recuperar el aliento, fue al médico para hacerse un chequeo.

Geri solo tenía 44 años cuando su médico le diagnóstico enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc), una afección que dificulta cada vez más la respiración y que puede causar la muerte. La epoc hace referencia a un grupo de enfermedades, como enfisema y bronquitis crónica, que bloquean el flujo de aire y provocan problemas relacionados con la respiración. La mayoría de los casos de epoc son causados por el tabaquismo o la exposición al humo de segunda mano. El médico de Geri recetó un inhalador para ayudarla con los síntomas y le aconsejó que dejara de fumar.

Geri intentó dejar de fumar unas cuantas veces. Probó diferentes métodos (parches y goma de mascar de nicotina, medicamentos recetados para la cesación, incluso hipnosis), pero era adicta a la nicotina y tenía muchos problemas para dejar de fumar. “En realidad no lo tomé con seriedad, y debería haberlo hecho”, indicó Geri. “Simplemente pensaba: ‘Deme una pastilla o lo que sea que necesito para seguir con mi vida’”, agregó.

Bajar el ritmo no era una opción para Geri, que trabajaba como cartera en Michigan. Su trabajo tenía un ritmo acelerado y era físicamente exigente. Estaba todo el día de pie subiendo y bajando paquetes pesados por escaleras. A medida que su epoc empeoró, Geri no podía dar más que unos cuantos pasos antes de quedarse sin aliento.

Una mañana en el 2014, Geri se despertó sin poder respirar. “No lograba que entrara aire, ni tampoco que saliera”, recuerda. Su pecho estaba oprimido. Pensó que estaba teniendo un ataque al corazón, pero se trataba de un recrudecimiento de la epoc. Los paramédicos llegaron y le colocaron una mascarilla para respirar sobre la nariz y la boca a fin de forzar el ingreso de aire por las vías respiratorias cerradas.

Después de eso, el médico de Geri le aconsejó que dejara de trabajar. La naturaleza física de su trabajo era demasiado agotadora para su salud. A los 54 años, el tabaquismo de Geri la obligó a renunciar al trabajo que le encantaba para encargarse de su salud. Poco después, en el 2015, logró dejar de fumar.

Vivir con epoc dejaba a Geri cada vez con menos energía para hacer las actividades que le gustaban, como cocinar durante las fiestas para la familia o correr detrás sus nietos en el parque. Ducharse o hacer la cama la agotaban. “Por la noche me daba vuelta en la cama solo para acomodarme y quedaba sin aliento”, recuerda Geri. “La epoc me robó muchas cosas en un principio y me enojé”.

Con oxigenoterapia complementaria y rehabilitación pulmonar, Geri recuperó parte de su fuerza. Cuando recién comenzó la rehabilitación pulmonar, apenas podía caminar dos minutos en la cinta caminadora. Ahora puede caminar media hora. Anhela algún día no muy distante ser elegible para un trasplante de pulmón.

Geri también hizo otros ajustes en su vida. Si bien todavía prepara un gran festín para el Día de Acción de Gracias para su familia, comienza a preparar los platos semanas antes y descansa cuando se siente cansada. En lugar de llevar a sus nietos al zoológico, los lleva a lugares en los que ella puede estar cerca de un enchufe para conectar la máquina de oxígeno. Siempre se fija para asegurarse de que los tanques de oxígeno estén llenos antes de salir de la casa y usa un andador para ir a buscar el correo.

Aunque el daño a los pulmones ha empeorado con el tiempo, Geri mantiene una actitud positiva. Se siente agradecida por la ayuda de su familia, que la visita para sacar la basura o llevarla a las citas médicas. Desea que su experiencia con el tabaquismo sirva de lección a otros que fuman o que tienen problemas para dejar de fumar. “Si puedo ayudar, aunque sea a una persona a dejar de fumar, entonces habré convertido mi maldición en una bendición”, manifestó Geri.


Hoy comienzo mi travesía para dejar de fumar. Recursos GRATUITOS de espanol.smokefree.gov

Recursos Adicionales


Más historias relacionadas


Más historias de la vida real sobre la epoc:

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

Esta página fue revisada el: 23 de marzo de 2020