La historia de Mariano

“La vida me dio una segunda oportunidad”, dice Mariano, que es hispano y vive en Illinois. Comenzó a fumar a los 15 años. En el 2004, una mañana se despertó sintiéndose enfermo y mareado, transpiraba mucho. Fue al médico y le dijo que su presión arterial estaba extremadamente alta. Ese día fue hospitalizado. Tres días más tarde, le hicieron una operación a corazón abierto para remplazar los vasos sanguíneos obstruidos del corazón. “Fumé mi último cigarrillo el día que me dijeron que me tenían que operar del corazón”. No ha fumado desde entonces.

A Mariano le encanta cocinar y después de su hospitalización notó que la comida tenía un mejor sabor y que él tenía más energía. “Fue un llamado de atención y ahora me siento bien”. Tiene planeado seguir así.

Videos de Mariano


Mariano fumó su último cigarrillo el día que le dijeron que tenía que operarse del corazón. No ha vuelto a fumar desde entonces. En estes videos, Mariano cuenta su historia.

Mariano: La suerte de tener otra oportunidad
Mariano fumó cigarrillos durante 30 años. Un día se despertó y se sintió mareado y con náuseas. “No sabía qué me pasaba y empecé a sudar”. Mariano necesitó una operación a corazón abierto para salvar su vida. En este video de la campaña de los CDC Consejos de exfumadores®, él afirma: “Tuve la suerte de tener una segunda oportunidad en la vida”. Mariano espera que otros no arriesguen su salud y que dejen de fumar hoy.

Las personas con discapacidades que tengan problemas para acceder a estos videos deben contactar a CDC-INFO llenando el formulario para enviar un correo electrónico en https://www.cdc.gov/info, o llamando al 800-232-4636 o al número de la línea TTY (888) 232-6348, y preguntar por la respuesta para el público #9342 que se refiere a las adaptaciones en virtud de la Sección 508. Si va a enviar un correo electrónico, por favor escriba 508 Accommodation PR#9342 sin comillas en la línea de asunto. Incluya el URL del sitio web al que quiera acceder en la línea de asunto del correo electrónico.     

Vea más videos de “Consejos”

La biografía de Mariano


“La vida me dio una segunda oportunidad”, dice Mariano, que es hispano y vive en Illinois. Mariano comenzó a fumar a los 15 años y un día a los 47 se despertó sintiéndose mareado y enfermo. También comenzó a transpirar mucho. Mariano fue a su médico, quien le dijo que estaba a punto de tener un ataque al corazón. “Me dijo: ‘Tienes un problema muy grave en las arterias,  tu presión arterial está muy alta’”, nos cuenta Mariano. Ese día fue hospitalizado. Tres días más tarde, le hicieron una operación a corazón abierto para remplazar los vasos sanguíneos obstruidos  del corazón. “Tuve suerte”, comenta Mariano. “Fumé mi último cigarrillo cuando me enteré de que me tenían que operar. Debería haber dejado de fumar muchos años atrás y probablemente me hubiera evitado todos estos problemas”. No ha fumado desde entonces.

Mariano

Mariano comenzó a fumar cuando tenía 15 años porque una niña le pidió un cigarrillo y quería impresionarla. Su familia no supo que fumaba hasta que cumplió los 18 años. Con el tiempo, estaba fumando dos paquetes al día. Mariano dice que no se daba cuenta del daño que fumar le estaba causando a su salud año tras año, hasta que tuvo que enfrentar una operación a corazón abierto. “Entonces ahí supe que fumar cigarrillos puede causar graves problemas”.

“La operación a corazón abierto que me hicieron en el 2004 fue brutal”, recuerda Mariano.  “En especial cuando pienso que si hubiera dejado de fumar años atrás, podría haber evitado todos estos problemas”. Aunque su recuperación después de la operación fue dolorosa, Mariano se dio cuenta de la suerte que tuvo de no haber sufrido un ataque al corazón ese día y de no haberse muerto. Está agradecido por haber recibido una segunda oportunidad en la vida.

“Después de la operación, el médico me dijo que mientras antes caminara, mejor”. Por lo tanto, Mariano caminaba por el hospital. Cuando se fue a su casa, comenzó a caminar adentro y luego alrededor de la cuadra. Al mes, ya estaba caminando 10 cuadras. Mariano se dio cuenta de que tenía más energía por haber dejado de fumar. “Cuando fumaba no podía caminar 4 cuadras.  ¡Ahora puedo caminar 5 millas sin problema!”. Además de tener más energía, Mariano, que le encanta cocinar, notó que ahora que no fuma, las comidas tienen mejor gusto.

“Todo es diferente ahora”, nos dice. Después de la operación y de dejar de fumar, Mariano decidió vivir de manera diferente. Ahora pasa más tiempo disfrutando de su familia y amigos, incluido su hijo pequeño. Pudo volver al trabajo y ahora solo acepta trabajos en ambientes libres de humo. “Veo las consecuencias de fumar y del humo de segunda mano”, nos dice. Mariano dice que está pagando las consecuencias de fumar. Tiene que vigilar su salud constantemente y tendrá que tomar medicamentos por el resto de su vida.

Mariano se levanta la camiseta y muestra la larga cicatriz en su pecho que le recuerda que se salvó, “cuando veo a alguien que fuma, le digo: ‘mira esta cicatriz. ¿Quieres tener esto?  Tarde o temprano, llegará el momento en que probablemente tengas algo así’.  Yo tuve un llamado de atención y ahora me siento bien”. Mariano está decidido a seguir así.  Dejó de fumar y no volvió a mirar atrás.

Más acerca de Mariano


Recursos Adicionales


Más historias relacionadas


Más historias reales sobre las enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares:


Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir. Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

 

 

[Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.]

Esta página fue revisada el: 21 de marzo de 2018