Conozca cómo la pandemia del COVID-19 puede afectar la preparación y recuperación en casos de desastres, y qué puede hacer para mantenerse y mantener a los demás seguros.

Ir a un refugio público para desastres durante la pandemia del COVID-19

Ir a un refugio público para desastres

Los encargados de emergencias, los administradores de refugios y los profesionales de salud pública están tomando medidas para reducir la posible propagación del COVID-19 entre las personas que buscan seguridad en un refugio para desastres durante eventos de tiempo severo.

A continuación ofrecemos algunos consejos para ayudarlo a prepararse y a reducir el riesgo de infectarse mientras se esté manteniendo seguro en un refugio.

Prepárese para refugiarse
  • Prepare un “kit para llevar” con los artículos personales de los que no pueda prescindir durante una emergencia. Incluya artículos que puedan ayudarlo a protegerse y a proteger a los demás del COVID-19, como desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol, jabón en barra o líquido, toallitas desinfectantes (si tiene disponibles) y varias mascarillas limpias para cada persona de 2 años o mayor.
  • Manténgase al día con las vacunas contra el COVID-19Las vacunas contra el COVID-19 ayudan a protegerlo para que no se enferme ni se enferme gravemente de COVID-19. Mantenerse al día con las vacunas disminuye la probabilidad de enfermarse gravemente de COVID-19 mientras se refugia de un huracán o evacua a causa de este, y también disminuye la probabilidad de necesitar servicios de atención médica cuando los hospitales estén bajo presión del desastre natural.
  • Sepa en qué lugar seguro puede refugiarse y tenga varias formas de recibir alertas meteorológicas, como suscribirse para las alertas de teléfono celular del Servicio Nacional de Meteorología, tener una radio meteorológica de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), o recibir las alertas del @NWS en Twitter.
  • Averigüe si el refugio público local está abierto, en caso de que deba evacuar su casa e ir allí. La ubicación del refugio este año podría ser diferente debido a la pandemia de COVID-19.
  • Siga las directrices de los funcionarios locales de salud pública o de gestión de emergencias sobre cuándo y dónde refugiarse.
  • Haga un plan y prepare un kit para desastres para sus mascotas. Averigüe si su refugio para desastres aceptará mascotas. Por lo general, cuando los refugios permiten mascotas, no las alojan junto con las personas, sino en un sitio aparte.
  • Siga las precauciones de seguridad cuando use medios de transporte para la evacuación. Si debe viajar fuera de su comunidad para una evacuación, siga las precauciones de seguridad para viajeros para protegerse y proteger a otros contra el COVID-19.
Protéjase y proteja a los demás mientras esté en un refugio público
  • Siga las medidas preventivas de los CDC para el COVID-19, como lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar. Si es posible, evite compartir alimentos y bebidas con los demás.
  • Cumpla con las políticas del refugio para desastres sobre usar mascarillas y mantener distancia entre las personas. Sus acciones pueden proteger a todos en el refugio, especialmente aquellos que estén en mayor riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19.
  • Avísele inmediatamente al personal si se siente enfermo al llegar al refugio o empieza a sentirse enfermo mientras esté allí.
Ayude a sus hijos a mantenerse seguros mientras estén en un refugio público
Proteja a sus mascotas mientras estén en un refugio público
  • Se ha reportado a nivel mundial que una pequeña cantidad de mascotas, incluidos gatos y perros, se ha infectado con el virus que causa el COVID-19, en su mayoría después de haber tenido contacto cercano con personas que tenían esta enfermedad. Tenga cuidado cuando lleve un animal a algún sitio donde podría exponerse al COVID-19.
  • Trate a las mascotas del mismo modo que trataría a las personas que forman parte de su familia: no permita que las mascotas interactúen con personas que no vivan en su casa.
  • Practique buena higiene con las mascotas y lávese las manos antes y después de tocar a alguna mascota, sus alimentos o sus suministros.
  • No les ponga mascarillas a las mascotas. Podrían causarles daño.
  • Preste atención a las directrices locales sobre los planes actualizados para evacuaciones y refugios, así como a las guías de los CDC sobre posibles refugios para mascotasanimales de servicio y terapia.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias