Conozca cómo la pandemia del COVID-19 puede afectar la preparación y recuperación en casos de desastres, y qué puede hacer para mantenerse y mantener a los demás seguros.

Ir a un refugio público para desastres durante la pandemia del COVID-19

Ir a un refugio público para desastres

Los encargados de emergencias, los administradores de refugios y los profesionales de salud pública están tomando medidas para reducir la posible propagación del COVID-19 entre las personas que buscan seguridad en un refugio para desastres durante eventos de tiempo severo.

A continuación ofrecemos algunos consejos para ayudarlo a prepararse y a reducir el riesgo de infectarse mientras se esté manteniendo seguro en un refugio.

Prepárese para refugiarse
Protéjase y proteja a los demás mientras esté en un refugio público
  • Practique distanciamiento físico. Manténgase a una distancia de al menos 6 pies o 2 metros de otras personas que no sean parte de su hogar.
  • Siga la guía de medidas preventivas de los CDC para el COVID-19: lávese las manos con frecuencia, cúbrase la nariz y la boca al toser y estornudar, y cumpla con las políticas del refugio sobre el uso de mascarillas. Si es posible, evite compartir alimentos y bebidas con los demás.
  • Cumpla con las políticas y los procedimientos del refugio para proteger a todas las personas en el lugar, especialmente a quienes tengan mayor riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19, incluidos los adultos mayores y las personas de cualquier edad que tengan afecciones subyacentes graves.
  • Evite tocar las superficies de contacto frecuente, como mesas y mesones, tanto como sea posible. Lávese las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos o use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol inmediatamente después de tocar estas superficies.
  • En el refugio, mantenga su área de estar limpia y desinfecte los objetos que se tocan frecuentemente, como juguetes, teléfonos celulares y otros aparatos electrónicos.
  • Si se siente enfermo al llegar al refugio o empieza a sentirse enfermo mientras está allí, avísele inmediatamente al personal.
  • El riesgo de contraer el COVID-19 en un refugio público para desastres es más bajo para las personas completamente vacunadas. Sin embargo, deben seguir tomando precauciones, ya que en estos entornos el riesgo de transmisión es mayor y probablemente aumente con la cantidad de personas no vacunadas que estén allí. Por lo tanto, los residentes completamente vacunados de un refugio deben seguir cumpliendo todas las reglas que este haya establecido, las cuales podrían incluir ponerse una mascarilla correctamente, mantener la distancia física (al menos 6 pies, o 2 metros), cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar, y lavarse las manos frecuentemente.
Ayude a sus hijos a mantenerse seguros mientras estén en un refugio público
  • Enséñeles las medidas preventivas cotidianas y refuerce su práctica para mantener a los niños sanos.
  • Asegúrese de que los niños de 2 años o mayores se pongan mascarillas limpias. Estas deben tener dos o más capas y ajustarse bien a la cara. No se les debe poner una mascarilla a los niños menores de 2 años. Tampoco las deben usar las personas que tengan dificultad para respirar o que estén inconscientes, incapacitadas o no se las puedan quitar sin ayuda.
  • Dé un buen ejemplo: si usted se lava las manos con frecuencia, es más probable que sus hijos hagan lo mismo.
  • Ayude a sus hijos a mantenerse a por lo menos 6 pies o 2 metros de distancia de cualquier persona que no sea parte de su hogar.
  • Esté atento a cualquier signo de enfermedad en su hijo y dígale al personal del refugio si es posible que su hijo esté enfermo.
  • Trate de hacer frente al desastre con calma y seguridad, ya que esto puede proporcionarles el mejor apoyo a sus hijos. Ayude a los niños a sobrellevar las emergencias.
Proteja a sus mascotas mientras estén en un refugio público
  • Se ha reportado a nivel mundial que una pequeña cantidad de mascotas, incluidos gatos y perros, se ha infectado con el virus que causa el COVID-19, en su mayoría después de haber tenido contacto cercano con personas que tenían COVID-19. Tenga cuidado cuando lleve un animal a algún sitio donde podría exponerse al COVID-19.
  • Trate a las mascotas del mismo modo que trataría a las personas que forman parte de su familia: no permita que las mascotas interactúen con personas que no vivan en su casa.
  • Practique buena higiene con las mascotas [En Inglés] y lávese las manos antes y después de tocar a alguna mascota, sus alimentos o sus suministros.
  • No les ponga mascarillas a las mascotas. Podrían causarles daño.
  • Preste atención a las directrices locales sobre los planes actualizados para evacuaciones y refugios, así como a las guías de los CDC sobre posibles refugios para mascotas [En Inglés] y animales de servicio y terapia [En Inglés].

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias