Conozca cómo la pandemia del COVID-19 puede afectar la preparación y recuperación en casos de desastres, y qué puede hacer para mantenerse y mantener a los demás seguros.

Manejo de las infecciones por Vibrio vulnificus en heridas después de un desastre

HOJA INFORMATIVA SOBRE LA RECUPERACIÓN DESPUÉS DE UN DESASTRE

¿Qué es la Vibrio vulnificus?

La Vibrio vulnificus es una bacteria que raramente causa enfermedades en los Estados Unidos. La infección por Vibrio vulnificus es una amenaza grave para la salud que predominantemente afecta a las personas con el sistema inmunitario debilitado o con una enfermedad subyacente, especialmente una enfermedad del hígado. La bacteria existe de forma natural en las aguas costeras. Generalmente, si las personas presentan una infección en una herida, es porque se contamina una herida preexistente o a través de una herida que se produjo mientras estuvieron expuestas a agua salobre o agua salada. Una infección por V. vulnificus es muy poco frecuente entre los niños.

Manejo de las infecciones por Vibrio vulnificus en heridas

Se debe considerar la posibilidad de una infección por V. vulnificus cuando las heridas infectadas hayan estado expuestas a aguas costeras. Se debe iniciar el tratamiento inmediatamente, porque los antibióticos mejoran las posibilidades de sobrevivencia. Se debe tratar de manera activa el sitio de la herida; a veces es necesario amputar la extremidad infectada.

  • Se recomienda hacer un cultivo de las ampollas de la herida o hemorrágicas, y todas las colonias aisladas de V. vulnificus deben ser enviadas a un laboratorio de salud pública.
  • Se recomienda hacer un hemocultivo si el paciente tiene fiebre, ampollas hemorrágicas o algún signo de septicemia.
  • El tejido necrótico debe desbridarse; en casos graves podría requerirse una fasciotomía o la amputación de una extremidad.
  • Tratamiento con antibióticos: Generalmente se recomienda doxicilina (100 mg por vía oral o intravenosa, dos veces al día durante 7 a 14 días) y una cefalosporina de tercera generación (p. ej., ceftazidima 1-2 gramos por vía intravenosa o intramuscular cada ocho horas).
  • Se ha reportado que un régimen de agente único con una fluoroquinolona como levofloxacina, ciprofloxacina o gatifloxacina ha sido al menos tan eficaz en un modelo animal como los regímenes con doxicilina y una cefalosporina.
  • Los niños, para quienes a veces no se recomiendan la doxicilina ni las fluoroquinolonas, pueden ser tratados con trimetoprima-sulfametoxazol junto a un aminoglucósido.

Vea más información sobre la Vibrio vulnificus.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

Esta página fue revisada el: 29 de enero de 2019