Conozca cómo la pandemia del COVID-19 puede afectar la preparación y recuperación en casos de desastres, y qué puede hacer para mantenerse y mantener a los demás seguros.

Cómo mantenerse seguro después de un tornado

Una calle de barrio con cables eléctricos caídos y árboles caídos

Después de un tornado, podría enfrentarse a muchos peligros, incluidas lesiones por caminar entre escombros o por ingresar en edificios dañados. Para protegerse a sí mismo y a sus seres queridos debe tratar rápidamente toda lesión ocurrida durante la tormenta y ser extra cuidadoso para evitar otros peligros. Aprenda cómo mantenerse y mantener a sus seres queridos seguros después de un tornado siguiendo las recomendaciones enumeradas a continuación.

Si queda atrapado, trate de llamar la atención

  • Trate de llamar la atención. Envíe un mensaje de texto, golpee una pared o una tubería, o use un silbato para ayudar a que los rescatistas lo encuentren.
  • Use un paño o una mascarilla para protegerse la boca, la nariz y los ojos contra el polvo.

Fíjese si está lesionado o si otras personas están lesionadas

  • Si alguien está gravemente lesionado no trate de moverlo a menos que esté en peligro de lesionarse más. Busque asistencia médica de inmediato.
  • Si alguien deja de respirar, comience a administrarle resucitación cardiopulmonar, si tiene capacitación para hacerlo.
  • Detenga el sangrado de las lesiones aplicando presión directa sobre la herida.
  • Lave todas las heridas abiertas y cortaduras con agua limpia y jabón. Aplique pomada antibiótica. Comuníquese con un médico para saber si se requiere tratamiento adicional (como la vacuna antitetánica).
  • Haga que un médico evalúe toda herida punzante.
  • Si una herida se pone roja, se inflama o tiene secreciones, busque atención médica de inmediato.
  • Obtenga más información sobre el cuidado adecuado de las heridas después de un desastre.

Manténgase sintonizado para recibir información de los funcionarios de manejo de emergencias

  • Continúe poniendo atención a las emisoras de radio o televisión local o a una radio meteorológica de la NOAAexternal icon (En Inglés) para recibir información.
  • Coopere plenamente con las autoridades de salud pública.
  • Responda si la policía, los bomberos, los servicios de emergencia o las organizaciones de asistencia están solicitando ayuda voluntaria, pero no entre en las zonas dañadas a menos que le hayan solicitado ayuda. Su presencia podría dificultar la labor de rescate y usted mismo podría ponerse en peligro.

Tenga cuidado cerca de las edificaciones dañadas

  • No entre a una edificación dañada hasta que las autoridades locales determinen que es seguro. Los tornados pueden causar daño a los edificios y hacerlos peligrosos.
  • Tenga especial cuidado con los clavos o vidrios rotos que estén expuestos.
  • Salga de su casa o edificio si oye ruidos inusuales o de desplazamiento. Los ruidos extraños pueden indicar que el edificio está a punto de caerse.

Manténgase alerta a los peligros por fugas de gas, eléctricos o daños estructurales que pueda haber en su casa

  • Revise detenidamente las paredes, pisos, puertas, ventanas y escaleras para ver si tienen daños. Si observa daños estructurales, como grietas en el cimiento o vigas de apoyo faltantes, es posible que necesite ir a un refugio o a otro lugar seguro.
  • Revise las líneas de gas, eléctricas y de agua para ver si están dañadas. Si percibe olor a gas o ve una tubería rota, cierre la válvula principal desde el exterior. (Nota: si se cierra la válvula de gas, un profesional debe restablecer el servicio.)
  • No use fósforos, encendedores ni electrodomésticos, ni toque los interruptores de luz hasta que esté seguro de que no hay fugas de gas. Las chispas que producen los interruptores eléctricos pueden encender el gas y causar una explosión.
  • Si ve cables pelados o chispas, o si percibe olor a quemado, desconecte inmediatamente el sistema eléctrico en la caja principal de interruptores. Obtenga más información sobre cómo protegerse de los peligros eléctricos después de un desastre.

Si no tiene electricidad, use linternas en lugar de velas


Si puede, ayude a quienes requieren asistencia

  • Cerciórese de que usted no está herido. Si puede hacerlo, ayude a otros.
  • Siga los consejos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias sobre cómo puede ayudar a otrosexternal icon (En Inglés) durante una emergencia.

Manténgase alejado de los cables del tendido eléctrico

  • Esté atento a los cables del tendido eléctrico caídos que puedan estar colgando sobre la cabeza.
  • No se acerque a los cables del tendido eléctrico caídos. Llame a la compañía eléctrica para avisarles.
  • Obtenga más información sobre cómo protegerse de los peligros eléctricos después de un desastre.

Prevenga el envenenamiento por monóxido de carbono (CO)

Los aparatos que queman combustible producen monóxido de carbono (CO). Estos pueden incluir generadores, máquinas de lavado a presión, parrillas de carbón y estufas (cocinas) para acampar. El monóxido de carbono no se puede ver ni oler, pero si se acumula en su casa puede causar tanto enfermedad como muerte súbitas.

  • No use nunca aparatos portátiles ni estufas para acampar que funcionen con gasolina o carbón, dentro de su casa, sótano o garaje. Úselos afuera y a una distancia de al menos 20 pies de cualquier puerta, ventana o rejilla de ventilación.
  • Siempre que esté usando un generador eléctrico u otro aparato que queme combustible, use también un detector de monóxido de carbono de pilas o con pilas de reserva.
  • Si el detector empieza a sonar, salga de la casa de inmediato y llame al 911.

Visite la página Prevención de las intoxicaciones por monóxido de carbono después de un desastre para obtener más información.


Beba agua segura. Coma alimentos seguros.

  • Bote a la basura todo alimento perecedero que no se haya mantenido refrigerado adecuadamente debido a los cortes de electricidad; bote también los que tengan un olor, color o textura inusual. Si tiene dudas, bótelos.
  • Bote a la basura todo alimento que pueda haber entrado en contacto con el agua de una tormenta. Los alimentos que no son seguros pueden enfermarlo, aunque tengan el aspecto, olor y sabor normales.
  • Escuche los informes de los funcionarios locales para saber si debe tomar precauciones con el agua de su casa. Si sospecha, o le han dicho, que el agua está contaminada, no la use para preparar fórmula para bebés, hacer hielo, lavarse los dientes, lavar o preparar alimentos, lavarse las manos ni lavar platos.
  • El agua embotellada, hervida o tratada es segura para beber, cocinar y para la higiene personal. Su departamento de salud estatal, tribal, local o territorial puede hacer recomendaciones sobre cómo hervir o tratar el agua que son específicas para su zona.
  • Obtenga más información sobre cómo mantener los alimentos y el agua (En Inglés) seguros después de un desastre.

Limpie su casa de un modo seguro

Tome medidas para protegerse usted y a sus seres queridos durante la limpieza después de un tornado.

  • Use zapatos o botas resistentes, prendas de manga larga y guantes al caminar por los escombros o moverlos.
  • Aprenda los procedimientos correctos de seguridad y de operación antes de usar herramientas o sierras eléctricas o a gas.
  • Siga nuestros consejos para la limpieza y esté atento a la radio o televisión para obtener información actualizada sobre la emergencia.

Cuide su salud emocional

Durante y después de un tornado, es normal sentir emociones diferentes y fuertes. Saber cómo sobrellevarlas y buscar ayuda cuando sea necesario ayudará a que usted, su familia y su comunidad se recuperen de un desastre.

Obtenga más información sobre cómo cuidar su salud emocional después de un desastre.


Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias