Conozca cómo la pandemia del COVID-19 puede afectar la preparación y recuperación en casos de desastres, y qué puede hacer para mantenerse y mantener a los demás seguros.

Datos importantes sobre su protección durante una erupción volcánica

Icono de volcán en erupción

Usted puede hacer muchas cosas para protegerse y proteger a su familia de los peligros que una erupción volcánica puede causar. La mejor manera de protegerse y proteger a su familia es seguir los consejos de las autoridades locales. Las autoridades locales le darán información sobre cómo prepararse para una erupción volcánica y, si es necesario, le indicarán cómo evacuar (abandonar la zona) o refugiarse en el lugar.

Si una avalancha de lodo, derrame piroclástico o derrame de lava se dirigen hacia usted
  • Abandone inmediatamente el área. Si se le advierte que evacúe porque una erupción es inminente, evacúe.
  • Si puede conducir en lugar de caminar, use su vehículo para evacuar la zona. Mientras esté conduciendo, mantenga cerradas las puertas y ventanas; si puede, viaje atravesando la ruta de peligro, o si no puede, aléjese del peligro y manténgase alerta a los peligros inusuales en la carretera.

Si se encuentra en el interior de un lugar
  • Cierre todas las ventanas, puertas, y el tiro de chimeneas o estufas a leña.
  • Apague todos los ventiladores y sistemas de calefacción y de aire acondicionado.
  • Lleve a las mascotas y los animales de cría a refugios cerrados.

Si se encuentra en el exterior
  • Busque refugio en interiores.
  • Si queda atrapado en un derrumbe de rocas, hágase un ovillo para protegerse la cabeza.
  • Si se encuentra cerca de un arroyo o río, esté atento a inundaciones y posibles aludes de barro en las áreas bajas. Vaya a terrenos más elevados lo antes posible.
  • Busque atención para las quemaduras de inmediato. La atención inmediata puede salvar vidas.
  • Si se le irritan los ojos, la nariz y la garganta por los gases y emanaciones volcánicos, aléjese del área de inmediato. Es probable que los síntomas desaparezcan cuando ya no esté en contacto con los gases o vapores. Si los síntomas continúan, hable con su médico.

Protéjase durante las lluvias de ceniza
Foto de una máscara respiratoria.
  • Permanezca en el interior, si es posible, con las ventanas y puertas cerradas.
  • Use camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Use gafas para protegerse los ojos. Si cae continuamente ceniza, es posible que no pueda protegerse en el interior por más de cuatro horas, porque el peso de la ceniza podría colapsar el techo y bloquear las entradas de aire del edificio. Escuche el consejo de las autoridades sobre cómo salir del área cuando la lluvia de ceniza dure más de unas pocas horas.
  • La exposición a las cenizas puede dañar su salud, en particular las vías respiratorias. Para protegerse cuando se encuentre al aire libre o mientras limpie la ceniza que ha entrado en interiores, podría considerar usar un respirador desechable para partículas (también conocido como “respirador purificador de aire”). El respirador N-95 es el tipo más común de respiradores desechables para partículas, y se puede comprar en tiendas como ferreterías. Es importante seguir las instrucciones para utilizar este respirador de manera adecuada. Para obtener más información, consulte Respiradores desechables con pieza filtrante de partículas aprobados por NIOSH (En Inglés). Si no tiene un respirador para partículas, puede protegerse con una mascarilla común para el polvo como último recurso, pero debe permanecer en el interior solo por periodos breves mientras cae el polvo. Las mascarillas comunes para el polvo son cómodas y protegen contra la exposición a contaminantes relativamente no peligrosos como el polen, pero no ofrecen tanta protección como un respirador para partículas. Los trabajadores de limpieza o de emergencias podrían necesitar otro tipo de protección respiratoria, dependiendo de su actividad laboral. Tenga en cuenta que los respiradores para partículas no filtran los gases y los vapores tóxicos.
  • Mantenga apagado el motor de su automóvil o camioneta. Evite conducir en lluvias de ceniza muy copiosas. Conducir mueve las cenizas, y estas pueden atascar motores y ahogar vehículos. Si tiene que conducir, mantenga cerradas las puertas y no encienda el sistema de aire acondicionado. Si enciende el sistema de aire acondicionado ingresarán el aire y las cenizas del exterior.

Fuentes

Para obtener más información sobre los volcanes y la salud, vea las siguientes fuentes:

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

Esta página fue revisada: el 25 de enero del 2022