Conozca cómo la pandemia del COVID-19 puede afectar la preparación y recuperación en casos de desastres, y qué puede hacer para mantenerse y mantener a los demás seguros.

Manténgase seguro durante y después de una tormenta invernal

Un libro, una bufanda gris y blanca y una taza blanca llena de una bebida caliente y humeante se colocan en una mesa frente a una ventana que muestra un paisaje nevado afuera.

Las tormentas invernales son peligrosas. Las tormentas invernales pueden traer temperaturas frías, apagones, cortes en los servicios de comunicación y calles y carreteras cubiertas de hielo. Esto puede hacer que estar afuera sea peligroso, por eso debe limitar el tiempo que pase afuera. Aunque quedarse adentro tanto como sea posible puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir choques automovilísticos y caídas en el hielo, es posible que también tenga que afrontar peligros dentro de su casa.

Manténgase seguro cuando esté adentro

Protéjase y proteja a sus seres queridos durante una tormenta invernal. Tome medidas adicionales para asegurarse de calefaccionar su casa de forma segura y siga los consejos que se presentan a continuación.

Calefaccione su casa de forma segura.

Si tiene planeado usar una estufa (cocina) de leña, una chimenea o un calentador de ambiente, tenga muchísimo cuidado. Siga las instrucciones del fabricante y recuerde estos consejos de seguridad:

  • Prender la estufa (cocina) para calefaccionar no es seguro; tenga al menos una de estas fuentes de calor en caso de que haya un apagón:
    • Frazadas, bolsas de dormir y chaquetas gruesas de invierno adicionales.
    • Chimenea que cumpla con las regulaciones vigentes, con mucha leña seca o una chimenea de gas.
    • Calentadores de ambiente portátiles o calentadores de queroseno. Consulte a su departamento de bomberos local para asegurarse de que los calentadores de queroseno sean legales en su área.
  • Use calentadores de ambiente eléctricos con mecanismos de apagado automático y sin elementos incandescentes. Asegúrese de mantenerlos lejos de materiales inflamables como cortinas o frazadas.
  • Use chimeneas, estufas (cocinas) de leña u otros calentadores de combustión solo si tienen un sistema adecuado de ventilación hacia el exterior y no tienen fugas de gases hacia el ambiente en interiores.
  • Haga que un técnico calificado revise su sistema de calefacción todos los años.
  • No queme papel en una chimenea.
  • Asegúrese de tener una ventilación adecuada si tiene que usar un calentador de queroseno.
  • Solo use el tipo de combustible que su calentador requiere (no use sustitutos).
  • Mantenga las fuentes de calor como los calentadores de ambiente al menos a 3 pies de las cortinas, los muebles o la ropa de cama. Nunca cubra el calentador de ambiente.
  • Nunca coloque un calentador de ambiente encima de un mueble o cerca de agua.
  • Nunca deje que los niños estén cerca de un calentador de ambiente sin supervisarlos.
  • Asegúrese de que no haya riesgo de tropezarse con el cable del calentador de ambiente eléctrico, pero tampoco lo pase por debajo de alfombras o tapetes.
  • Evite usar extensiones para enchufar el calentador.
  • Si su calentador tiene un cable dañado o produce chispas, no lo use.
Recurso destacado
Estar lista para el invierno

Vea nuestra infografía ¡Prepárese! Tiempo invernal para obtener consejos sobre cómo preparar a su familia, casa y auto para una tormenta invernal.

Ilumine su casa de forma segura.

Si hay un corte de electricidad:

Use los generadores y otros equipos eléctricos de forma segura.
  • Los generadores deben ponerse al menos a 20 pies de cualquier ventana, puerta o rejilla de ventilación y en un lugar donde no los alcance la lluvia ni la nieve.
  • Protéjase de la intoxicación por monóxido de carbono (CO) con la instalación de un detector de CO que funcione con pilas.
  • Nunca use generadores, parrillas de gas o carbón, estufas (cocinas) para acampar, ni aparatos similares dentro de su casa, en sótanos, en garajes, ni cerca de ventanas. Los gases son mortales.
  • Use cables de extensión individuales, resistentes y para uso en exteriores para enchufar los electrodomésticos al generador.
  • No use generadores ni electrodomésticos si están mojados.
  • No guarde gasolina dentro de su casa porque los gases se podrían encender.
Conserve el calor.
  • Algunos calentadores de gas, como las chimeneas de gas sin rejillas, requieren algo de ventilación. De otra manera, si no necesita ventilación adicional, trate de mantener el calor dentro de su casa lo más que pueda.
  • Evite abrir ventanas y puertas cuando no sea necesario.
  • Cierre la puerta de las habitaciones que no estén en uso.
  • Rellene con toallas o trapos el espacio que queda debajo de las puertas.
  • Cierre las cortinas o cubra las ventanas con frazadas por la noche.
Asegúrese de que los bebés y los adultos mayores se mantengan abrigados.


Bebés

Los bebés de menos de un año nunca deben dormir en una habitación donde haga frío, ya que pierden el calor corporal más fácilmente que los adultos. Siga estos consejos para mantener a su bebé seguro y abrigado durante el tiempo de frío extremo:

  • Quite todas las almohadas u otra ropa blanda de cama. Pueden aumentar el riesgo de asfixia y de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Vista a los bebés con ropa más abrigada, como los pijamas con cobertura para los pies, frazadas de una sola pieza para envolverlos, o bolsas para dormir.
  • Trate de mantener una temperatura cálida en su casa. Si no puede mantener su casa cálida, tome medidas temporales para quedarse en otro lugar.
  • En una emergencia, usted puede mantener a su bebé abrigado usando su propio calor corporal. Si tiene que dormir, tome precauciones para prevenir voltearse sobre el bebé o asfixiarlo.


Adultos mayores

Los adultos mayores por lo general producen menos calor corporal debido a que su metabolismo es más lento y hacen menos actividad física. Esté pendiente de sus amigos o vecinos de más edad para asegurarse de que sus casas estén calefaccionadas de forma adecuada.

Si usted tiene más de 65 años de edad, revise con frecuencia la temperatura de su casa cuando haya temperaturas extremadamente frías.

Mantenga un suministro de agua.

El frío extremo puede hacer que las tuberías de agua en su casa se congelen y a veces se rompan. Cuando esté esperando temperaturas muy frías o por debajo del punto de congelación:

  • Deje todas las llaves de agua apenas abiertas para que goteen constantemente.
  • Mantenga una temperatura cálida dentro de su casa.
  • Deje que el aire caliente llegue a las tuberías. Por ejemplo, abra las puertas de los gabinetes debajo del lavaplatos o lavamanos en la cocina y el baño.
  • Si las tuberías se congelan, no las descongele con fuego. Descongele las tuberías lentamente con el aire caliente de un secador eléctrico de pelo.
    • Si no puede descongelar las tuberías o si se rompieron, use agua embotellada u obtenga agua de la casa de un vecino.
  • Como una medida de emergencia, si no hay otra alternativa, se puede derretir la nieve y usarla como agua. Dejar hervir el agua vigorosamente durante un minuto matará la mayoría de los microbios, pero no eliminará las sustancias químicas que se encuentran a veces en la nieve.
  • Para obtener más información, consulte Mantenga los alimentos y el agua seguros después de un desastre natural o una emergencia.
Aliméntese de forma equilibrada y evite las bebidas alcohólicas o con cafeína.

Mantener una alimentación equilibrada lo ayudará a conservar el calor. No tome bebidas alcohólicas ni con cafeína, ya que hacen que su cuerpo pierda el calor más rápido. En su lugar tome bebidas calientes y dulces o caldos para ayudar a mantener la temperatura corporal. Si tiene restricciones alimentarias, hable con su médico.

Manténgase seguro cuando esté afuera

Trate de quedarse adentro cuando haya temperaturas extremadamente frías. Si sale, hágalo por el menor tiempo posible y recuerde los siguientes consejos para proteger su salud y mantenerse seguro:

Abríguese bien y manténgase seco

Los adultos y los niños deben vestir:

  • Un gorro
  • Una bufanda o máscara de lana para cubrir la cara y la boca
  • Ropa con mangas que se ajusten en la muñeca
  • Manoplas (son más abrigadoras que los guantes)
  • Botas y abrigos impermeables
  • Varias capas de ropa holgada

Vístase con varias capas de ropa

Tres niños pequeños corriendo por la nieve vistiendo ropa de invierno

Vístase de forma abrigada antes de salir en el tiempo frío..

  1. Capa interior: Use telas que mantengan más calor corporal y no absorban humedad. La lana, la seda o el polipropileno mantendrán más el calor corporal que el algodón.
  2. Capa aislante: Una capa aislante lo ayudará a retener el calor al atrapar el aire cerca de su cuerpo. Las fibras naturales como la lana, las plumas de ganso o el vellón son las mejores.
  3. Capa exterior: La capa exterior lo ayuda a protegerse del viento, la lluvia y la nieve. Debe tener un tejido cerrado y, preferiblemente, ser resistente al agua y el viento, a fin de reducir la pérdida del calor corporal.

Consejos adicionales:

  • Manténgase seco; la ropa húmeda enfría el cuerpo rápidamente.
  • La transpiración excesiva hará que su cuerpo pierda más calor; por eso, quítese las capas de ropa adicionales cada vez que sienta mucho calor.
  • Evite derramar gasolina o alcohol en la piel mientras descongela su vehículo y le pone gasolina o usa un soplador de nieve. Si estos materiales caen en su piel, harán que su cuerpo pierda mucho más calor.
  • Esté pendiente si comienza a tiritar. Es un primer signo importante de que su cuerpo está perdiendo el calor. Tiritar de manera ininterrumpida es un signo de que llegó el momento de ir adentro.
Conozca los signos de la congelación y la hipotermia

Hipotermia

La hipotermia (una temperatura corporal anormalmente baja) es una afección peligrosa que puede presentarse cuando una persona está expuesta a temperaturas extremadamente frías.

En los adultos, los signos de advertencia de la hipotermia incluyen tiritar con escalofríos, sentirse agotado o muy cansado, confusión, torpeza al usar las manos, pérdida de la memoria, habla arrastrada o enredada y somnolencia. En los bebés, los signos incluyen tener la piel fría de un tono rojo brillante, y muy poca energía.

Si nota algunos de estos signos, tómele la temperatura a esa persona. Si está por debajo de 95 °F, es una situación de emergencia; busque atención médica inmediatamente.


Congelación

La congelación es un tipo de lesión causada por el frío extremo. Puede causar la pérdida del tacto y el color en las áreas afectadas, generalmente la nariz, las orejas, las mejillas, el mentón y los dedos de los pies y las manos. La congelación puede causar daños permanentes en el cuerpo y, en algunos casos graves, amputaciones (la remoción de la parte del cuerpo afectada).

Los signos de congelación incluyen partes blancas o amarillo-grisáceas en la piel, piel inusualmente firme o lustrosa, y entumecimiento. Si usted detecta síntomas de congelación, busque atención médica.

No camine en el hielo.

Caminar en el hielo es extremadamente peligroso. Muchas lesiones relacionadas con las temperaturas frías ocurren por caídas en las aceras, los escalones, las entradas para los autos y los porches cubiertos de hielo. Mantenga los escalones y los lugares por donde se camina libres de hielo tanto como sea posible, usando sal de roca u otra sustancia química para derretir el hielo. También se puede echar arena en los lugares por donde se camina, a fin de disminuir el riesgo de resbalarse.

Evite esfuerzos excesivos y manténgase a salvo mientras limpia.

Las temperaturas frías hacen que el corazón se esfuerce más. Si tiene una enfermedad cardiaca o presión arterial alta, siga los consejos de su médico en cuanto a quitar la nieve o hacer otros trabajos pesados en el frío. De lo contrario, si tiene que hacer tareas pesadas al aire libre, abríguese bien y trabaje despacio para evitar la transpiración excesiva. Recuerde que su cuerpo ya se está esforzando mucho solo para mantener el calor, no se exceda.

Consulte Limpie de manera segura después de un desastre para obtener más información.

Manténgase seguro mientras haga actividades al aire libre.
  • Avíseles a sus amigos y familiares dónde estará antes de ir de excursión, a acampar o a esquiar.
  • No deje ningún área de la piel expuesta al frío.
  • Trate de no sudar o cansarse demasiado.
  • Esté preparado en caso de que tenga que encontrar un refugio de emergencia.
  • Lleve con usted ropa seca, una radio para comunicarse, fósforos a prueba de agua y pastillas de parafina para encender el fuego.
  • No consuma alcohol ni otras sustancias que alteren su estado de ánimo y evite las bebidas con cafeína.
  • Evite caminar sobre el hielo o mojarse.
  • Esté muy atento a los signos de problemas de salud causados por las temperaturas frías, como la hipotermia y la congelación.
Tenga cuidado al viajar.
  • Escuche en la radio o la televisión los informes sobre las recomendaciones para los viajeros que proporciona el Servicio Nacional de Meteorologíaexternal icon.
  • No viaje en condiciones de poca visibilidad.
  • Si es posible, evite viajar en caminos, pasos elevados y puentes cubiertos de hielo.
  • Nunca eche agua en su parabrisas para quitar el hielo o la nieve ya que podría romperse.
  • Si tiene que viajar en auto, use cadenas en los neumáticos y lleve su teléfono celular.
  • Si tiene que viajar, avísele a alguien hacia dónde va y a qué hora tiene previsto llegar. Pídale a alguien que notifique a las autoridades en caso de que no haya llegado a la hora prevista.
  • Antes de salir, revise los suministros de emergencia para el invierno en su auto y repóngalos en caso de que sea necesario.
  • Siempre lleve ropa abrigada y frazadas adicionales. No dependa del auto para darle suficiente calor. El auto podría dejar de funcionar.
Si se queda varado:

Permanecer en su auto en caso de quedarse varado es la opción más segura si las tormentas invernales hacen que haya poca visibilidad o si las carreteras están cubiertas de hielo. Estas medidas le proporcionarán mayor seguridad en caso de quedarse varado:

  • Amarre un trapo de un color brillante en la antena como señal para los socorristas y levante el capó del auto (si no está nevando).
  • Saque del baúl todo lo que necesite y póngalo en el asiento de pasajero.
  • Envuelva todo su cuerpo, incluso la cabeza, con ropa extra, frazadas o periódicos.
  • Manténgase despierto. Así será menos vulnerable a los problemas de salud asociados a las temperaturas frías.
  • Prenda el motor (y la calefacción) por lo menos durante 10 minutos cada hora y abra un poco una ventana para que entre aire fresco. Asegúrese de que la nieve no esté bloqueando el tubo de escape; de esa manera se reducirá el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono.
  • Mientras está sentado, mueva los brazos y las piernas para mejorar la circulación y mantener el calor.
  • No coma nieve, ya que esto reducirá la temperatura corporal.
  • Acérquese a otras personas para mantener el calor.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias