Conozca cómo la pandemia del COVID-19 puede afectar la preparación y recuperación en casos de desastres, y qué puede hacer para mantenerse y mantener a los demás seguros.

Tratamiento del asma antes, durante y después de un huracán u otra tormenta tropical

Antes de un huracán u otra tormenta tropical

Durante y después de un huracán, podría necesitar suministros* para mantener a su familia sana y salva. Recuerde que un huracán puede interrumpir el suministro de agua y electricidad. Además, si su auto se daña, no podrá usarlo. Las calles podrían quedar inundadas o bloqueadas.

Por eso, lo mejor es estar preparado: junte todo lo que podría necesitar. Esto incluye:

  • Suministro de medicamentos para el asma para un mínimo de 3 días.
  • Copias de documentos importantes, como las tarjetas del seguro y los registros de las vacunas (y planes de acción para el control del asma*, si están disponibles).
  • [PDF – 365KB] que podría tener que usar cuando limpie después de la tormenta, como respiradores N95, gafas protectoras, guantes protectores y botas impermeables.

Recuerde que ciertos artículos, como los medicamentos y los documentos en papel, tienen que mantenerse en recipientes a prueba de agua.

Hay más información disponible sobre cómo prepararse para un huracán u otra tormenta tropical.

Evitar los desencadenantes comunes del asma durante y después de un huracán u otra tormenta tropical
 Una joven que recibe un disparo en su brazo.

La influenza, también llamada “gripe”, puede desencadenar un ataque de asma. Todas las personas de 6 meses de edad o más deben vacunarse anualmente contra la influenza. En el caso de las personas con asma, es particularmente importante que se vacunen contra la influenza todos los años ya que tienen muchas más probabilidades de presentar problemas serios de salud al contraer esta enfermedad. Este sitio web tiene información sobre las vacunas inyectables contra la influenza para las personas que tienen asma.

Enfermedades como los resfriados o la influenza (gripe) pueden desencadenar un ataque de asma. Mantener las manos limpias ayuda a prevenir la propagación de microbios. Este sitio web incluye información acerca del lavado de manos durante y después de una emergencia, ya que a veces puede ser difícil encontrar agua de la llave que esté limpia y sea segura.

Durante y después de un desastre, es natural sentir fuertes y distintas emociones. Las emociones fuertes pueden desencadenar un ataque de asma. Este sitio tiene información acerca de las medidas que las personas pueden tomar para ayudarse a sí mismas y a los demás.

Este sitio web describe otros desencadenantes comunes de los ataques de asma y cómo evitarlos.

Si su vivienda se inundó y no pudo secarla (inclusive los muebles y otros artículos) dentro de las 24-48 horas, debe suponer que hay moho (hongos). Respirarlo puede desencadenar un ataque de asma. Si es posible, las personas que tienen asma deberían mantenerse lejos de los lugares enmohecidos (con hongos). Este sitio web incluye información acerca de cómo reconocer el moho (hongos) y cómo limpiarlo en forma segura.

Este sitio web incluye información para niños sobre el moho (hongos), un desencadenante común del asma. Los niños no deberían participar en las tareas de limpieza después de un desastre.

Uso de medicamentos o dispositivos para el asma durante y después de un huracán u otra tormenta tropical

El asma se puede controlar si se toman los medicamentos tal como fue indicado por el médico u otro profesional de la salud. Este sitio web tiene información acerca de cómo los medicamentos para el asma ayudan a controlarlo.

Este sitio web tiene videos e instrucciones paso a paso (en inglés y en español) acerca de la forma correcta de usar un tipo común de inhalador para el asma.

Cuando hay un corte de electricidad después de una tormenta, es posible que algunas personas usen generadores (plantas eléctricas) como fuente de energía de reserva. Estos generadores proveen electricidad a electrodomésticos, luces y otros artículos vitales en el hogar, incluso los aparatos para los “tratamientos respiratorios” para el asma (también conocidos como nebulizadores). El uso de los generadores de manera inadecuada puede provocar que se acumule gas (monóxido de carbono) en la vivienda, el garaje (marquesina) o la casa rodante. Nunca use un generador dentro de la vivienda o a menos de 20 pies de distancia de cualquier ventana, puerta o conducto de aire. Cuando utilice un generador, use un detector de monóxido de carbono que funcione con pilas o que tenga pilas de reserva. Este sitio web tiene información sobre cómo prevenir las intoxicaciones por monóxido de carbono después de una emergencia.

Este sitio web incluye información acerca del uso de medicamentos que podrían estar afectados por inundaciones, aguas inseguras u otros desastres.

Cómo conseguir medicamentos o dispositivos para el asma durante y después de un huracán u otra tormenta tropical

Este sitio web describe el Programa de asistencia para medicamentos recetados en casos de emergencia (EPAP, por sus siglas en inglés), que puede ayudar a las personas sin seguro médico a que continúen usando ciertos medicamentos recetados, suministros o equipos médicos en un área de desastre. Las personas que tienen seguro médico no son elegibles para recibir ayuda a través del EPAP.

Este sitio web tiene información sobre cómo las personas que tienen un plan de medicamentos de Medicare pueden conseguir sus medicinas recetadas durante un desastre o emergencia.

* Enlaces a información en inglés.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

Esta página fue revisada el: 1 de noviembre de 2017