Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Brote multiestatal de infecciones por E. coli O157:H7 vinculado a la lechuga romana (actualización final)

2 de julio de 2018

Todo parece indicar que este brote terminó. La E. coli es una causa importante de enfermedad en los Estados Unidos. Se puede encontrar más información sobre la E. coli y las medidas que las personas pueden tomar para reducir su riesgo de infección en la página web sobre la E. coli y la seguridad de los alimentos.

Puntos importantes

  • Al 28 de junio del 2018, todo parecía indicar que este brote terminó.
  • Los CDC, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) y funcionarios reguladores y de salud pública de varios estados investigaron un brote multiestatal de infecciones por E. coli O157:H7.
    • Se reportaron 210 casos de personas de 36 estados infectadas con la cepa del brote.
    • Noventa y seis personas fueron hospitalizadas, incluidas 27 que presentaron un tipo de insuficiencia renal llamado síndrome urémico hemolítico.
    • Se reportaron cinco muertes: Arkansas (1), California (1), Minnesota (2) y Nueva York (1).
  • Los hallazgos epidemiológicos, de laboratorio y de rastreo indicaron que la lechuga romana (romaine) de la región productora de lechuga de Yuma fue probablemente la fuente de este brote.
  • Las pruebas de laboratorio de los CDC identificaron la cepa de E. coli O157:H7 del brote en muestras de agua de canal obtenidas en la región productora de lechuga de Yuma. La FDA continúa investigando el brote para obtener más información acerca de la manera en que las bacterias E. coli podrían haber ingresado al agua y cómo esta agua podría haber contaminado la lechuga romana.
  • Según la FDA, la lechuga romana de la región productora de lechuga de Yuma que estaba en los últimos cargamentos se cosechó el 16 de abril del 2018, y la temporada de cosecha ha terminado. La lechuga contaminada que hizo que las personas se enfermaran en este brote ya no debería estar disponible.
  • La Agencia de Salud Pública de Canadá (PHAC) identificó a personas enfermas en varias provincias canadienses que estaban infectadas con la misma huella genética de la bacteria E. coli O157:H7. El 22 de junio del 2018, la PHAC reportó que el brote en Canadá parecía haber terminado.
  • Los consumidores deben tomar estas medidas para ayudar a que las frutas y verduras sean más seguras de consumir.
  • Lea más sobre las medidas generales para prevenir una infección por E. coli. Algunas medidas importantes que hay que tomar son cocinar la carne completamente y lavarse las manos después de ir al baño o de cambiar pañales, antes y después de preparar o comer alimentos, y después de tener contacto con animales.

Consejos para los consumidores, restaurantes, minoristas y médicos

Consejos para los consumidores

  • Tome medidas si tiene síntomas de infección por E. coli:
    • Hable con su proveedor de atención médica.
    • Escriba lo que comió durante la semana previa al comienzo de la enfermedad.
    • Notifique su enfermedad a su departamento de salud.
    • Ayude a los investigadores de salud pública al responder las preguntas sobre su enfermedad.
  • Tome estas medidas para ayudar a que usted se mantenga sano y a que las frutas y verduras sean más seguras de consumir:
    • Lávese las manos antes y después de preparar frutas y verduras.
    • Lave o restriegue todas las frutas y verduras con agua corriente antes de comerlas, cortarlas o cocinarlas.
      • Las frutas y verduras cuyo paquete diga que fueron previamente lavadas (“prewashed”) no necesitan lavarse de nuevo en casa.
    • Para cortar las frutas y verduras use una tabla diferente que nunca use para cortar o preparar carnes, aves o pescados y mariscos crudos.
    • Guarde las frutas y verduras separadas de las carnes, las aves y los pescados y mariscos crudos, no al lado ni debajo de estos, ya que pueden soltar jugos que podrían tener microbios.
  • Tome estas medidas generales para prevenir una infección por E. coli:
    • Lávese las manos. La infección por E. coli puede transmitirse de una persona a otra. Lávese las manos después de ir al baño o de cambiar pañales, antes y después de preparar o comer alimentos, y después de tener contacto con animales.
    • No prepare alimentos o bebidas para otras personas cuando esté enfermo.
    • Cocine las carnes completamente para eliminar los microbios dañinos. Cocine los bistecs y los asados a por lo menos 145 °F y deje que reposen durante 3 minutos después de retirar la carne de la parrilla o de la estufa. Cocine la carne molida de res y de cerdo a por lo menos 160 ˚F. Use un termómetro de alimentos para medir la temperatura de la carne.
    • No propague los microbios de la carne cruda en las áreas de preparación de alimentos. Lávese bien las manos, limpie los mesones, y lave las tablas de cortar y los utensilios después de que hayan estado en contacto con carnes crudas.
    • Lave las frutas y verduras antes de comerlas, a menos que el paquete diga que ya fueron lavadas.
    • Evite la leche cruda, otros productos lácteos sin pasteurizar y los jugos sin pasteurizar.

Consejos para los médicos

  • No se recomienda el uso de antibióticos en los pacientes con infecciones por E. coli O157.  Tampoco se recomienda el uso de antibióticos en los pacientes en que se sospecha una infección por E. coli O157 hasta que las pruebas de diagnóstico descarten esa infección.
  • Algunos estudios han mostrado que administrar antibióticos a los pacientes con infecciones por E. coli O157 podría aumentar el riesgo de que presenten el síndrome urémico hemolítico (un tipo de insuficiencia renal), y no se ha demostrado con claridad que se beneficien de ese tratamiento.

Vistazo general

  • Cantidad de casos: 210
  • Estados: 36
  • Muertes: 5
  • Hospitalizaciones: 96
  • Retiro del mercado: No

Foto que muestra lechuga romana entera y cortada dentro de un tazón.
TOP