Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Brote multiestatal de infecciones por E. coli O157:H7 asociado a la lechuga romana

5 de junio de 2018

¿Qué hay de nuevo?

  • Desde la última actualización del 9 de mayo del 2018, se han agregado a esta investigación otros 25 casos de personas enfermas de 13 estados.
  • Otros tres estados han reportado casos de personas enfermas: Arkansas, Carolina del Norte y Oklahoma.
  • Los siguientes estados reportaron cuatro muertes: Arkansas (1), Minnesota (2) y Nueva York (1).
  • Desde que una persona se enferma con E. coli hasta el momento en que ese caso se notifica a los CDC, pasan dos a tres semanas. La mayoría de las personas que se enfermaron recientemente comieron lechuga romana cuando la lechuga de la región productora de Yuma probablemente aún estaba disponible en las tiendas, los restaurantes o las casas de las personas. Algunas personas que se enfermaron no reportaron haber comido lechuga romana, pero habían tenido contacto cercano con otra persona que se había enfermado por comer esta lechuga.

Puntos importantes

  • La información recopilada hasta la fecha indica que la lechuga romana de la región productora de Yuma podría haber estado contaminada con la bacteria E. coli O157:H7 productora de la toxina de Shiga y haber enfermado a las personas.
  • Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU., los últimos cargamentos de lechuga romana de la región productora de Yuma se cosecharon el 16 de abril del 2018, y la temporada de cosecha ha terminado. Es improbable que todavía haya lechuga romana de esta región disponible en las casas de las personas, las tiendas o los restaurantes debido a que su vida útil es de 21 días.
  • Consejos para los consumidores:
    • Si usted tiene síntomas de infección por E. coli, tome medidas y hable con su proveedor de atención médica.
    • Tome estas medidas para ayudar a mantenerse sano y hacer que las frutas y verduras sean más seguras de consumir.
    • Lea más sobre las medidas generales para prevenir una infección por E. coli. Una medida importante es lavarse las manos después de ir al baño o de cambiar pañales, antes y después de preparar o comer alimentos, y después de tener contacto con animales.
  • Consejos para los médicos:
    • No se recomienda el uso de antibióticos para los pacientes con infecciones por E. coli O157 presuntas hasta que se puedan realizar pruebas de diagnóstico y se descarte la infección por E. coli O157.
  • Los CDC, la FDA y funcionarios reguladores y de salud pública de varios estados están investigando un brote multiestatal de infecciones por E. coli O157:H7.
  • Se han recibido reportes de treinta y cinco estados, con 197 casos de infecciones por la cepa de E. coli O157:H7 del brote.
    • Ochenta y nueve personas han sido hospitalizadas, incluidas 26 que presentaron un tipo de insuficiencia renal llamado síndrome urémico hemolítico.
    • Los siguientes estados reportaron cinco muertes: Arkansas (1), California (1), Minnesota (2) y Nueva York (1).
  • La Agencia de Salud Pública de Canadá ha identificado a personas en varias provincias canadienses infectadas con la misma huella genética de la bacteria E. coli O157:H7.
  • Esta investigación sigue en curso y los CDC proporcionarán actualizaciones cuando haya más información disponible.

Consejos para los consumidores, restaurantes, minoristas y médicos

Según la FDA, los últimos cargamentos de lechuga romana de la región productora de lechuga de Yuma se cosecharon el 16 de abril del 2018, y la temporada de cosecha ha terminado. Es improbable que todavía haya lechuga romana de la región productora de lechuga de Yuma disponible en las casas de las personas, las tiendas o los restaurantes debido a que su vida útil es de 21 días.

Consejos para los consumidores

  • Tome medidas si tiene síntomas de infección por E. coli:
    • Hable con su proveedor de atención médica.
    • Escriba lo que comió durante la semana previa al comienzo de la enfermedad.
    • Notifique su enfermedad a su departamento de salud.
    • Ayude a los investigadores de salud pública al responder las preguntas sobre su enfermedad.
  • Tome estas medidas para ayudar a que usted se mantenga sano y a que las frutas y verduras sean más seguras de consumir:
    • Lávese las manos antes y después de preparar frutas y verduras.
    • Lave o restriegue todas las frutas y verduras con agua corriente antes de comerlas, cortarlas o cocinarlas.
      • Las frutas y verduras cuyo paquete diga que fueron previamente lavadas (“prewashed”) no necesitan lavarse de nuevo en casa.
    • Para cortar las frutas y verduras use una tabla diferente que nunca use para cortar o preparar carnes, aves o pescados y mariscos crudos.
    • Guarde las frutas y verduras separadas de las carnes, las aves y los pescados y mariscos crudos, no al lado ni debajo de estos, ya que pueden soltar jugos que podrían tener microbios.
  • Tome estas medidas generales para prevenir una infección por E. coli:
    • Lávese las manos. La infección por E. coli puede transmitirse de una persona a otra. Lávese las manos después de ir al baño o de cambiar pañales, antes y después de preparar o comer alimentos, y después de tener contacto con animales.
    • No prepare alimentos o bebidas para otras personas cuando esté enfermo.
    • Cocine las carnes completamente para eliminar los microbios dañinos. Cocine los bistecs y los asados a por lo menos 145 °F y deje que reposen durante 3 minutos después de retirar la carne de la parrilla o de la estufa. Cocine la carne molida de res y de cerdo a por lo menos 160 ˚F. Use un termómetro de alimentos para medir la temperatura de la carne.
    • Evite la contaminación cruzada en las áreas de preparación de alimentos. Lávese bien las manos, limpie los mesones, y lave las tablas de cortar y los utensilios después de que hayan estado en contacto con carnes crudas.
    • Lave las frutas y verduras antes de comerlas, a menos que el paquete diga que ya fueron lavadas.
    • Evite la leche cruda, otros productos lácteos sin pasteurizar y los jugos sin pasteurizar.

Consejos para los restaurantes y minoristas

  • Es improbable que todavía haya lechuga romana de la región productora de lechuga de Yuma disponible en las tiendas o los restaurantes debido a que su vida útil es de 21 días. Los restaurantes y minoristas pueden preguntarles a sus proveedores de dónde viene su lechuga romana para confirmar que no es de la región productora de lechuga de Yuma.

Consejos para los médicos

  • No se recomienda el uso de antibióticos para los pacientes con infecciones por E. coli O157 presuntas hasta que se puedan realizar pruebas de diagnóstico y se descarte una infección por E. coli O157. Algunos estudios han mostrado que administrar antibióticos a los pacientes con infecciones por E. coli O157 podría aumentar el riesgo de que presenten el síndrome urémico hemolítico (un tipo de insuficiencia renal), y no se ha demostrado con claridad que se beneficien de ese tratamiento.

Signos y síntomas

  • Por lo general, las personas se enferman por las bacterias E. coli productoras de la toxina de Shiga (STEC, por sus siglas en inglés) 2 a 8 días después de tragar el microbio (el promedio es de 3 a 4 días).
    • La mayoría de las personas infectadas con E. coli presentan diarrea, que puede ser con sangre, cólicos estomacales fuertes y vómitos.
    • La mayoría se recupera dentro de una semana.
    • Algunos casos de infección son leves, pero otros pueden ser graves o incluso poner en peligro la vida de la persona.
  • Algunas personas con una infección por STEC pueden presentar un tipo de insuficiencia renal llamado síndrome urémico hemolítico (SUH).
    • El SUH puede presentarse en las personas de cualquier edad, pero es más común en los niños menores de 5 años, los adultos de 65 años o mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado.
    • El SUH se presenta alrededor de 7 días después del comienzo de los síntomas de la infección por STEC, cuando la diarrea está desapareciendo.
    • Algunos de los signos de que una persona está comenzando a tener el SUH son:
      • Orinar con menor frecuencia.
      • Mucho cansancio.
      • Perder el color rosado de las mejillas y de la parte interior de los párpados inferiores.
    • Las personas con SUH deben ser hospitalizadas porque los riñones les podrían dejar de funcionar y podrían presentar otros problemas graves.
    • La mayoría de las personas con SUH se recuperan en pocas semanas, pero algunas pueden sufrir daños permanentes o morir.
  • Por lo general, la infección por E. coli se diagnostica analizando una muestra de heces.
  • No se recomienda el uso de antibióticos para los pacientes con infecciones por E. coli O157 presuntas hasta que se puedan realizar pruebas de diagnóstico y se descarte una infección por E. coli O157. Algunos estudios han mostrado que administrar antibióticos a los pacientes con infecciones por E. coli O157 podría aumentar el riesgo de que presenten el SUH, y no se ha demostrado con claridad que se beneficien de ese tratamiento.

Vistazo general

  • Cantidad de casos: 197
  • Estados: 35
  • Muertes: 5
  • Hospitalizaciones: 89
  • Retiro del mercado: No

Photo of chopped romaine lettuce
TOP