Mantenga los alimentos seguros después de un desastre o una emergencia

Si se encuentra en medio de un desastre o una emergencia, es importante que tome medidas para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos no seguros.

Después de un desastre

Bote los siguientes alimentos:

  • Alimentos perecederos que no hayan sido refrigerados o congelados de manera adecuada debido a cortes de electricidad.
  • Alimentos que hayan podido estar en contacto con el agua de una tormenta o inundación.
  • Alimentos que tengan olor, color o textura inusual.

Los alimentos que no sean seguros pueden enfermarlo aunque se vean y huelan normales. Si tiene dudas, ¡bótelos!

Graphic of Infographic for Eat Safe Food after a Power Outage

Infórmese más sobre lo que puede hacer para mantener los alimentos seguros antes, durante y después de un corte de electricidad.

Durante y después de un corte de electricidad

Mantenga las puertas del refrigerador y congelador cerradas lo más posible mientras dure el corte de electricidad.

Si no hay electricidad, un congelador lleno mantendrá los alimentos seguros por 48 horas (24 horas si está medio lleno) si no abre la puerta. Si no hay electricidad, el refrigerador mantendrá los alimentos seguros por hasta 4 horas si no abre la puerta.

Bote los siguientes alimentos:

  • Todos los alimentos perecederos (como carnes, aves, pescados, huevos y sobras) que estén en el refrigerador si la electricidad se interrumpió por 4 horas o más.
  • Todos los alimentos perecederos que estén en el congelador si se han descongelado.

Usted puede volver a congelar o cocinar los alimentos del congelador si todavía tienen cristales de hielo y se sienten tan fríos como si estuvieran refrigerados. Consulte esta tabla en https://espanol.foodsafety.gov/external icon para ver una lista de qué alimentos debe botar y cuáles puede volver a congelar.

Después de una inundación

Haga lo siguiente con los alimentos que pudieron haber estado en contacto con el agua de la inundación o tormenta.

Bote los siguientes alimentos o envases para alimentos:

  • Alimentos que tengan olor, color o textura inusual.
  • Alimentos que estén en envases que no sean resistentes al agua.
  • Alimentos que estén en envases de cartón, incluidos el jugo, la leche y la fórmula para bebés.
  • Alimentos en envases con tapas de rosca, tapas a presión, tapas endentadas, tapas de media rosca, tapas abatibles y tapas que abren con botón.
  • Alimentos en conserva envasados en casa. No se pueden desinfectar.
  • Alimentos enlatados o envases de alimentos que estén hinchados, abiertos o dañados.

Bote las latas o los envases de alimentos si chorrean líquido o espuma al abrirlos, o si el alimento en el interior cambió de color, está enmohecido o huele mal. Si tiene dudas, ¡bótelos!

Limpie y desinfecte las superficies de contacto con los alimentos en sitios que se inundaron
Bote las tablas de cortar de madera, las tetinas de los biberones (bottle nipples) y los chupetes si han entrado en contacto con el agua de inundación. Los métodos de desinfección no son eficaces para eliminar de esos artículos los contaminantes del agua de inundación.
Limpie y desinfecte platos, utensilios y otras superficies que entren en contacto con los alimentos (como los cajones del refrigerador y los mesones de la cocina) en un proceso de cuatro pasos:

  1. Lávelos con agua caliente y jabonosa.
  2. Enjuáguelos con agua limpia y segura.
  3. Desinféctelos:
    • Haga una solución de 1 taza (8 oz/ 240 ml) de blanqueador con cloro (bleach) de uso doméstico en 5 galones de agua limpia.
    • Remoje los artículos en la solución de blanqueador con cloro durante 1 minuto (la solución debe cubrir completamente los artículos).
    • Para lo que no pueda colocar en la solución (como los mesones) aplique la solución con un trapo.
  4. Deje que se sequen al aire.

Cómo recuperar las latas o bolsas metales (como los paquetes flexibles no perecederos de jugo) de alimentos preparados comercialmente:

  1. Quite las etiquetas, de ser posible. Tome nota de la fecha de vencimiento.
  2. Limpie con un cepillo o trapo el polvo o el sedimento.
  3. Lave las latas y las bolsas con agua jabonosa caliente.
  4. Enjuague las latas y las bolsas con agua limpia y segura.
  5. Desinfecte las latas y las bolsas en una de dos maneras:
    1. Colóquelas en una solución de 1 taza (8 oz o 250 ml) de blanqueador con cloro (bleach) de uso doméstico sin aroma en 5 galones de agua durante 15 minutos, O
    2. Sumérjalas en una olla con agua, haga hervir el agua y mantenga el hervor durante 2 minutos.
  6. Vuelva a etiquetar las latas o las bolsas con un marcador. Incluya la fecha de vencimiento.
  7. Consuma los alimentos que estén en las latas o bolsas lo antes posible.

Después de un desastre o una emergencia

Si sospecha que el desastre ha causado daños a la estructura de su casa, no use la chimenea para cocinar hasta que haya sido inspeccionada por si tiene grietas y daños. Las chispas pueden filtrarse a través de las grietas no detectadas e iniciar un incendio.

Más información