Consejos de seguridad para la entrega de alimentos y kits de comida

women opening meal kit

Los kits de comida por suscripción, los alimentos comprados por correo y las provisiones entregadas a domicilio son muy convenientes. Asegúrese de que la seguridad de los alimentos también forme parte del paquete. Los alimentos que se entregan a domicilio deben manipularse adecuadamente a fin de que puedan comerse sin peligro.

Ya sea que los alimentos sean enviados a su casa o entregados por un servicio local, es necesario que se mantengan a una temperatura segura para prevenir la proliferación de microbios que podrían causarle a usted una enfermedad. Siga estos consejos para que tanto usted como sus seres queridos se mantengan sanos y seguros mientras disfrutan las comidas preparadas en casa con esos alimentos.

Antes de comprar

  • Primero pregunte. Investigue sobre las compañías y llame al servicio de atención al cliente para preguntar sobre los estándares de seguridad de los alimentos. Esto es especialmente importante si está haciendo la compra para alguien que tiene más probabilidades de intoxicarse por alimentos: adultos de 65 años o más, niños menores de 5 años, personas con el sistema inmunitario debilitado y mujeres embarazadas. Pregunte cómo responde la compañía si el alimento no se entrega a una temperatura segura o, por algún otro motivo, no es seguro para el consumo. Averigüe si la compañía provee información con cada envío sobre la manipulación y preparación segura de los alimentos, incluso las temperaturas para cocinarlos.
  • Coordine la entrega para cuando haya una persona en casa; de ese modo, los alimentos podrán refrigerarse rápidamente en lugar de permanecer afuera hasta que llegue alguien. Si usted no puede estar allí, vea si un vecino puede.
  • Encuentre un lugar seguro para la entrega si nadie estará en casa cuando lleguen los alimentos. Los alimentos deben dejarse en un lugar fresco, a la sombra, y que sea seguro, donde las plagas y los roedores no puedan acceder a ellos. Dígale a la compañía dónde quiere que dejen su caja.

Entrega y recepción segura de los alimentos

  • Examine la caja y el material de embalaje. Cuando reciba su entrega, busque las etiquetas en la caja que digan “Mantener refrigerado” o “Mantener congelado” si usted compró alimentos perecederos, como carne, pescados o mariscos, aves, huevos o productos lácteos.

    Mida la temperatura con un termómetro de alimentos.

    meat thermometer

    Los alimentos perecederos deben llegar congelados, parcialmente congelados con cristales de hielo que aún sean visibles, o al menos tan fríos como lo estarían en un refrigerador (40 °F o menos). La única manera de saber que los alimentos son seguros para el consumo es usar un termómetro de alimentos para asegurarse de que los ingredientes estén a 40 °F o por debajo de esta temperatura. Aun cuando un alimento perecedero esté ahumado, curado, empacado al vacío o completamente cocido, todavía debe mantenerse frío.

    • Asegúrese de que la compañía use material de aislamiento térmico y hielo seco o paquetes de gel congelado para mantener fríos los alimentos perecederos durante el transporte.
  • Refrigere o congele su entrega lo más pronto posible. Las bacterias pueden multiplicarse rápidamente si los alimentos se mantienen en la “zona de peligro”, entre 40 y 140 °F, por más de dos horas. Después de que se haya asegurado de que los alimentos se entregaron a una temperatura segura, guárdelos en el refrigerador o congelador lo más pronto posible hasta que esté listo para prepararlos.
  • Avísele a la compañía si la temperatura de los alimentos al llegar es de más de 40 °F. No coma ninguno de los alimentos, y ni siquiera los pruebe para ver si son seguros. Los alimentos pueden tener buen sabor, aspecto y olor, y aún no ser seguros para el consumo. Si tiene dudas, bótelos.
  • Llame a las líneas federales de información sobre seguridad de los alimentosExternal si tiene preguntas sobre si sus alimentos son seguros para el consumo.

Manipulación segura de los alimentos

  • Limpiar, Separar, Cocinar, Enfriar

    Lávese las manos y lave los utensilios de cocina. Use agua y jabón por al menos 20 segundos antes, durante y después de manipular cualquier alimento. Lave los utensilios, las tablas de cortar y los mesones con agua jabonosa caliente después de usarlos.

  • Lave las frutas y verduras frescas con agua corriente.
  • Separe los alimentos para evitar la contaminación cruzada. Mantenga la carne, las aves, los huevos, el pescado y los mariscos crudos lejos de los otros alimentos y use tablas de cortar separadas para estos ingredientes.
  • Refrigere las sobras dentro de un periodo de 2 horas. Asegúrese de saber por cuánto tiempo las sobras se conservarán en el refrigerador o congeladorExternal.