Prepárese para un asado seguro

La intoxicación alimentaria es más frecuente en los meses de verano, cuando las temperaturas más cálidas causan que los microbios transmitidos por los alimentos crezcan rápidamente. Siga estos pasos para un asado seguro.

Separe

Cuando vaya de compras, recoja la carne, el pollo, los pescados y los mariscos de último. Sepárelos de otros alimentos en su carrito de compras y en las bolsas de supermercado.

Refrigere

Mantenga las carnes, las aves, los pescados y los mariscos refrigerados hasta que estén listos para asar en la parrilla. Al transportarlos, manténgalos por debajo de 40 °F en una neverita portátil.

Limpie

Lávese las manos con jabón antes y después de manipular las carnes, las aves, los pescados y los mariscos. Limpie las superficiesExternal, los utensilios y la parrilla antes y después de cocinar.

Revise su parrilla y sus utensilios

Utilice un paño húmedo o toalla de papel para limpiar la superficie de la parrilla antes de cocinar. Si utiliza un cepillo de cerdas de alambre, inspeccione bien la superficie de la parrilla antes de cocinar. Las cerdas de alambre de los cepillos para limpiar la parrilla pueden desprenderse y pegarse a los alimentos que ase.

Evite la contaminación cruzada

Deseche los adobos y las salsas que han tocado los jugos de la carne cruda. Ponga la carne cocida en un plato limpio.

Cocine

Utilice un termómetro de alimentos Externalpara asegurarse de que la carne esté lo suficientemente caliente como para matar los microbios dañinos. Al ahumar la carne, mantenga la temperatura dentro del ahumador entre 225 °F y 300 °F para mantener la carne a una temperatura segura mientras se cocina.

  • 145 °F carne de res, cerdo, cordero, ternera, pescado (tiempo de reposo de 3 minutos)
  • 160 °F hamburguesas y otras carnes molidas
  • 165 °F aves
  • 165 °F todas las aves y carnes previamente cocinadas, como las salchichas

Ahumado:

  • 250 °F – 300 °F (dentro del ahumador)

Luego de asar:

  • 140 °F o más caliente (hasta que se sirva)

Refrigere

Separe las sobras en pequeñas porciones y colóquelas en envases cubiertos y poco profundos. Guárdelas en el congelador Externalo en la nevera dentro de dos horas después de cocinar (una hora si la temperatura afuera está sobre 90°F).

Infórmese más: