La resistencia a los antibióticos y la seguridad de los alimentos

Aunque muchas infecciones alimentarias son leves y no requieren tratamiento, en los casos graves los antibióticos pueden salvar vidas. La resistencia a los antibióticos hace que sea más difícil tratar estas infecciones y es una seria amenaza para la salud del público.

La Salmonella y el Campylobacter, dos de las muchas bacterias transmitidas comúnmente por los alimentos, causan una cantidad estimada de 660 900 infecciones resistentes a los antibióticos cada año en los Estados Unidos.

Información general sobre la resistencia a los antibióticos

Ocurre resistencia a los antibióticos cuando las bacterias (microbios) pueden sobrevivir o multiplicarse a pesar de que se use un antibiótico que antes las podía detener.

Los antibióticos son herramientas poderosas para luchar contra enfermedades en las personas y los animales. Sin embargo, cada vez que se usan, pueden contribuir a que se produzca resistencia a los antibióticos. Por estos motivos es importante que solo se usen antibióticos cuando sea necesario.

Los esfuerzos para prevenir la propagación de bacterias resistentes entre las personas incluyen la vacunación, el control de infecciones, la vigilancia del uso de antibióticos (o sea, usar buenas prácticas para recetarlos) y la protección del suministro alimentario. Obtenga más información en el sitio web de los CDC sobre la resistencia a los antibióticos o antimicrobianos.

Cover of Report: Antibiotic Resistance Threats In The United States - 2019

El informe Amenazas de la resistencia a los antibióticos en los Estados Unidos, 2019 pdf icon[PDF – 148 pages] proporciona un panorama general actualizado de la carga y las amenazas que generan 18 microbios resistentes a los antibióticos.

¿Puedo contraer una infección resistente a los antibióticos?

Una persona en el supermercado examinando un paquete de carne antes de ponerlo en su cesta.

Cualquier persona puede infectarse con bacterias resistentes a los antibióticos. En los Estados Unidos, se infectan al menos 2.8 millones de personas con bacterias resistentes a los antibióticos cada año y al menos 35 000 mueren como resultado directo de estas infecciones.

Algunas infecciones resistentes pueden ser difíciles de tratar y causar casos graves de enfermedad. Las personas con estas infecciones podrían:

  • Tener más probabilidades de ser hospitalizadas y de tener gastos médicos más altos.
  • Tomar más tiempo para recuperarse.
  • Morir por la infección.

Modo en que la resistencia a los antibióticos se relaciona con la seguridad de los alimentos

Se usan antibióticos para el tratamiento, la prevención y el control de infecciones en los animales, incluidos los animales de producción. Los animales, al igual que las personas, tienen bacterias en los intestinos. Cuando se les dan antibióticos a los animales de producción, las bacterias resistentes que tengan en los intestinos pueden sobrevivir y multiplicarse. Las bacterias resistentes que tengan estos animales pueden:

  • Contaminar la carne y las aves y hacer que las personas se enfermen.
  • Introducirse en el medioambiente a través de las heces de los animales (la caca) y propagarse a las frutas y verduras que se cultiven en lugares cercanos o al agua de riego que se use para las frutas y verduras.
  • Infectar a las personas que entren en contacto con los animales o las heces de los animales (ya sea tocándolas directamente o por medio del agua de riego, el agua para beber o aguas recreativas).

Las personas se pueden infectar al manipular o al comer carne cruda o poco cocida.

Protéjase y proteja a los demás de las enfermedades alimentarias resistentes a los antibióticos

  • Tome antibióticos solo cuando sea necesario.
  • Siga las directrices de limpiar, separar, cocinar y refrigerar.
    • Lávese las manos, y lave los utensilios y las superficies de la cocina antes de preparar alimentos, mientras los prepara y antes de comer.
    • Use tablas de cortar distintas y mantenga la carne, las aves, los mariscos, el pescado y los huevos crudos separados de los alimentos que no necesiten cocinarse antes de comer, como las ensaladas.
    • Cocine la carne, las aves y los huevos hasta que alcancen su temperatura interna segura mínimaexternal icon.
  • No beba leche cruda.
  • Lávese las manos después entrar en contacto con caca humana o la caca de un animal, con animales o con el entorno de un animal.
  • No prepare alimentos para otras personas si tiene diarrea o vómitos. Tenga particular cuidado cuando prepare alimentos para niños, mujeres embarazadas, personas en mal estado de salud y adultos mayores.
  • Cuando haga un viaje internacional, siga las recomendaciones sobre la seguridad del agua y los alimentos que se encuentran en las páginas de Salud del viajero de los CDC.
  • Notifique los casos presuntos de enfermedad alimentaria a su departamento de salud local.
Obtenga más información

Para abordar este importante tema, los CDC trabajan en estrecha colaboración con varios socios, entre los cuales se incluyen agencias federales, departamentos de salud estatales y locales, la industria alimentaria, proveedores de atención médica, organizaciones de consumidores e instituciones académicas.

Puede obtener más información sobre la resistencia a los antibióticos y la seguridad de los alimentos consultando los siguientes recursos:

Puede obtener más información sobre los antibióticos y la atención médica consultando los siguientes recursos:

Con este recurso en línea, puede obtener hojas informativas individuales, por estado o ciudad, en las que se describen las inversiones clave realizadas por los CDC para combatir la resistencia a los antibióticos: