Cómo mantenerse sano durante el tratamiento contra el cáncer

Si recibe quimioterapia para tratar el cáncer, tiene más probabilidades de contraer una infección. Sepa cómo prevenir las infecciones durante la quimioterapia y aprenda otras maneras de mantenerse sano.

¿Por qué la quimioterapia aumenta mi riesgo de infecciones?

  1. Los medicamentos de la quimioterapia tratan el cáncer al matar las células que se multiplican rápidamente en el cuerpo (tanto las células cancerosas como las células buenas).
  2. Los glóbulos blancos son células buenas que ayudan al cuerpo a combatir infecciones. La quimioterapia mata muchas de estas células. Este es un efecto secundario llamado neutropenia.
  3. Los microbios entran a su cuerpo. Con menos glóbulos blancos, su cuerpo no puede matar los microbios con la misma eficacia con que lo podía hacer antes de que comenzara la quimioterapia. Por esa razón, tiene más probabilidades de enfermarse.
Un costoso efecto secundario del cáncer. El cáncer y la quimioterapia pueden causar un grave efecto secundario llamado neutropenia, que es un número bajo de cierto tipo de glóbulos blancos, lo cual puede llevar a infecciones. Estas infecciones pueden ser graves y causar hospitalizaciones prolongadas, retrasos en el tratamiento y, en ocaciones, la muerte. El tratamiento de la neutropenia también representa un costo enorme para los hospitales y los pacientes. Tan solo en el 2012, el costo total del tratamiento de la neutropenia en los pacientes con cáncer en el hospital superó los 2 mil millones de dólares en los adultos y fue casi 440 millones de dólares en los niños.

¿Cómo puedo evitar contraer una infección durante la quimioterapia?

Para reducir el riesgo de infección:

  • Lávese las manos con frecuencia, y pídales a sus familiares, a las personas que lo visiten y a los proveedores de atención médica que también se laven las manos.
  • Póngase la vacuna contra la influenza (gripe) todos los años, y aliente a sus familiares y amigos a que también se la pongan. Pregúntele a su médico si usted necesita ponerse la vacuna antineumocócica.
  • Dúchese o báñese todos los días con agua tibia y jabón suave.
  • Cepíllese los dientes varias veces al día con un cepillo suave.
  • Protéjase de las cortaduras: sea muy cuidadoso cuando use objetos cortopunzantes y use guantes cuando haga trabajos de jardinería o la limpieza.
  • Si se hace una cortadura pequeña, lávela bien, póngale una pomada antibiótica y cúbrala con una venda.

Llame de inmediato a su médico si nota algún signo de infección, especialmente fiebre.

¿Qué más puedo hacer para mantenerme sano?

Usted puede disminuir el riesgo de volver a tener cáncer si toma decisiones saludables como las siguientes:

  • Mantenerse alejado del tabaco. Tratar de dejar de fumarExternal si es que fuma. Mantenerse lejos del humo de otras personas.
  • Limitar la cantidad de alcohol que bebe.
  • Proteger la piel de la exposición a los rayos ultravioleta del sol y evitar las camas solares.
  • Consumir muchas frutas y verduras.
  • Mantener un peso saludable.
  • Ser físicamente activo.

Cómo mantenerse mental y emocionalmente sano durante el tratamiento contra el cancer

Foto de paciente de cáncer con familiares y amigos en el hospital.

Los familiares y amigos pueden ser una fuente de apoyo mientras usted le hace frente al cáncer.

Que a uno le digan que tiene cáncer es aterrador. Es normal sentirse preocupado, triste, asustado o incluso enojado. Algunos tratamientos contra el cáncer también pueden afectar sus sentimientos, o hacer que sea difícil concentrarse o recordar las cosas.

¿Qué puedo hacer?

  • Hable con su médico u otro proveedor de atención médica. Su equipo de atención médica podría ayudarlo o remitirlo a servicios de salud mental.
  • Busque el apoyo de sus familiares, amigos, personas de su misma fe, un grupo de apoyo o un sicólogo.
  • Manténgase tan activo como pueda. La actividad física se ha vinculado a menores tasas de depresión entre los sobrevivientes de cáncer.

 

Más información

Salud física

Salud mental y emocional

Esta página fue revisada el: 29 de mayo de 2018