Cuidadores de personas con cáncer: Cómo cuidarse a sí mismo

Foto de una mujer durmiendo

Dormir lo suficiente no es un lujo; es necesario para tener buena salud. Intente dormir al menos 7 horas todas las noches.

Usted hace muchas cosas para ayudar a cuidar a su ser querido con cáncer. El estrés de estas exigencias puede causar problemas de salud como problemas para dormir y cambios en el apetito. Puede que se sienta ansioso, deprimido o incluso solo. Casi la mitad de los cuidadores no tienen la suficiente cantidad de horas de sueño continuo y reparador, lo que los hace sentirse cansados y lleva a una mala calidad de vida.

Es importante que usted se cuide a sí mismo física, mental y emocionalmente.

Maneras de mantenerse físicamente sano

  • No consuma tabaco. Trate de dejar de fumarExternal si es que fuma. Manténgase lejos del humo de otras personas.
  • Limite la cantidad de alcohol que bebe.
  • Consuma muchas frutas y verduras.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Sea físicamente activo.
  • Duerma la suficiente cantidad de horas para descansar.
  • Hágase chequeos médicos regularmente.
  • Póngase la vacuna contra la influenza (gripe) todos los años.

Maneras de mantenerse mental y emocionalmente sano

  • ¿Se siente abrumado? Trate de conseguir cuidados de relevo. Los cuidados de relevo son los cuidados temporales que se le dan a una persona que no puede cuidarse a sí misma, para que sus cuidadores habituales puedan tomarse un descanso. Si tiene problemas para encontrar a alguien que lo ayude, pregúntele al equipo de atención médica de su ser querido acerca de recursos comunitarios.
  • Busque apoyo emocional de parte de sus familiares, amigos, personas de su misma fe o un grupo de apoyo.
  • ¿Está preocupado por el dinero? Muchos cuidadores proporcionan apoyo económico, reducen su horario laboral o incluso renuncian a su trabajo para cuidar a su ser querido. Vea nuestra lista de recursos que podrían ayudar.
  • Manténgase activo. Hacer actividad física de manera habitual se ha vinculado a menores tasas de depresión.
Esta página fue revisada el: 11 de junio de 2018