Efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer

Una señora con cáncer sentada al lado de una ventana abrazando a su nieta

La caída del cabello es el efecto secundario más conocido de la quimioterapia, pero la neutropenia es uno de los más peligrosos.

Los tratamientos contra el cáncer pueden tener muchos efectos secundarios. Un efecto secundario ocurre cuando el tratamiento daña las células sanas. Los efectos secundarios pueden ser distintos en cada persona, y variar según los distintos medicamentos y tipos de tratamiento.

Si cree que tiene algún efecto secundario, hable con su equipo médico. Ellos podrían ayudarlo a manejar los efectos secundariosExternal de varias maneras.

A continuación se describen algunos efectos secundarios comunes del tratamiento contra el cáncer.

Neutropenia

La neutropenia es una disminución en el número de glóbulos blancos, los cuales son la principal defensa del cuerpo contra las infecciones. La neutropenia es común después de recibir quimioterapia.

Los medicamentos de la quimioterapia actúan matando las células que se multiplican rápidamente en el cuerpo (tanto las células cancerosas como los glóbulos blancos sanos). Durante la quimioterapia, usted puede tener menos glóbulos blancos de lo normal para combatir los microbios, lo que lo hace más propenso a contraer una infección.

Al lavarse las manos con frecuencia disminuirá sus probabilidades de contraer una infección durante la quimioterapia. Hable con su médico sobre otras maneras de reducir su riesgo de contraer infecciones. Usted debería llamar a su médico de inmediato si nota algún signo de infección, especialmente fiebre.

Linfedema

Si Ie extirpan ganglios linfáticos durante la operación o si el tratamiento de radioterapia le daña un ganglio o vaso linfático, es posible que el líquido linfático no pueda drenar adecuadamente. El líquido podría acumularse bajo la piel y causarle inflamación en parte del cuerpo. Esta afección se llama linfedema. Aprenda más sobre la linfedema.

Pérdida del cabello

Algunos tipos de quimioterapia pueden hacer que se le caiga el cabello. Esta afección se llama alopecia. Por lo general, el cabello vuelve a crecer dos a tres meses después de que termine el tratamiento.

Una gorra fría podría ayudar a que pierda menos cabello. Este tipo de gorras se ajustan a la cabeza y mantienen el cuero cabelludo frío antes, durante y después del tratamiento de quimioterapia. Los estudios han encontrado que la eficacia de una gorra fría depende del tipo de quimioterapia que se reciba. Hable con su médico acerca de las gorras frías antes de que comience la quimioterapia.

Algunas personas deciden afeitarse la cabeza antes de que comience a caérseles el cabello o ponerse una peluca, un sombrero o una pañoleta en la cabeza durante el tratamiento de quimioterapia. La Sociedad Americana contra el Cáncer ofrece consejos para sobrellevar la pérdida del cabello.External

Náuseas y vómitos

Los tratamientos contra el cáncer pueden hacer que la persona se enferme del estómago y causarle vómitos. En ocasiones, los pacientes de cáncer se sienten enfermos de solo pensar en el tratamiento contra la enfermedad.

Afortunadamente, los medicamentos pueden ayudar a controlar las náuseas y hacer que la persona se sienta mejor. Dígale a su médico cuando se sienta enfermo para que pueda buscar el medicamento que mejor funcione para usted.

Las náuseas también se pueden manejar de otras maneras. Bebidas como agua o refresco de jengibre pueden ayudar. Algunas personas usan técnicas de relajación, hipnosis o acupuntura. La Sociedad Americana contra el Cáncer tiene más información.External

Problemas para pensar y recordar las cosas

Los medicamentos usados para tratar el cáncer pueden hacer que algunas personas tengan problemas para concentrarse o recordar cosas. A esto se suele llamar el “quimiocerebro”External y puede hacer más difícil que los pacientes de cáncer realicen su trabajo o las tareas cotidianas.

Los consejos para lidiar con este problema incluyen dormir bastante, anotar el plan de actividades diarias, poner recordatorios en un teléfono inteligente y enfocarse en una sola tarea en lugar de tratar de hacer varias cosas al mismo tiempo.

Dolor del cáncer

El cáncer por sí mismo y sus tratamientos podrían causar dolor y este podría dificultar sus actividades cotidianas y disminuir su calidad de vida.

Controlar el dolor es una parte importante de su plan de tratamiento contra el cáncer. Consulte a su médico si tiene dolor para que descubra qué lo está causando y la mejor manera de controlarlo. Para obtener más información, visite la página sobre el dolor en las personas con cáncer.External

Otros efectos secundarios

Los tratamientos contra el cáncer pueden causar muchos otros efectos secundarios, entre ellos cansancio, problemas para comer y depresión. Los sitios web del Instituto Nacional del CáncerExternal y de la Sociedad Americana contra el CáncerExternal describen muchos de estos problemas y ofrecen consejos para prevenirlos o sobrellevarlos.

Esta página fue revisada el: 5 de febrero de 2019