Actividad física

Foto de una abuela caminando en un parque con sus nietos

Las actividades que disfruta, como salir a caminar, pueden ser parte de su plan de hacer ejercicio.

La actividad física tiene muchos beneficios, además de ayudarlo a sentirse mejor. Ayuda a tener más fuerza y equilibrio, a aumentar la capacidad de moverse y desplazarse, y reduce el estrés.

Los sobrevivientes de cáncer que mantengan un peso saludable y hagan actividad física pueden tener lo siguiente:

  • Una mejor respuesta a los tratamientos.
  • Una mejor calidad de vida mental y física.
  • Un riesgo menor de recurrencia del cáncer o de presentar un nuevo cáncer.
  • Un riesgo menor de presentar otras enfermedades, como diabetes o enfermedad cardiaca.

Ser físicamente activo no significa necesariamente hacer sesiones de ejercicio intenso. Salir a caminar, trotar suavemente, bailar o usar las escaleras en vez de tomar el ascensor son todas formas de integrar el ejercicio en su día. Trate de incorporar hasta 30 minutos de movimiento al día.

¿Qué lo detiene?

Los desafíos frecuentes a ser activo incluyen no tener suficiente tiempo o energía, sentir que no es importante o no tener acceso a sitios para hacer ejercicio. Si se está enfrentando a cualquiera de estos obstáculos, empiece con actividades que disfrute y pueda realizar de manera segura, y que funcionen con su estilo de vida.

Empiece de a poco

Piense en cosas que pueda hacer en su casa o vecindario. Empiece gradualmente una rutina con un paseo alrededor de la manzana, sentándose y poniéndose de pie unas cuantas veces, o levantando objetos que tenga en casa, como latas de alimentos. Los parques locales, los centros comunitarios, algunas escuelas, los centros comerciales, la YMCA y las comunidades religiosas son muy buenos sitios para explorar opciones para hacer ejercicio de manera gratuita o a bajo costo.

No importa dónde o cómo haga ejercicio, siempre preste atención a su cuerpo. Si algo le duele o siente que está mal, hable con su médico.

Preguntas que puede hacerle a su médico

  • ¿Puedo hacer ejercicio?
  • ¿Cuál es el nivel adecuado?
  • ¿Qué puedo hacer o qué debo evitar?
  • ¿Cómo supero la fatiga?

Los especialistas pueden ayudar

Un especialista o fisiólogo del ejercicio, un fisioterapeuta o entrenador personal pueden ayudarlo a que sea más activo físicamente de la siguiente manera:

  • Identificando sus metas e inquietudes.
  • Determinando qué precauciones de seguridad debe tomar.
  • Recomendando qué ejercicios hacer y mostrándole cómo hacerlos para que lo ayuden a cumplir con sus metas.
  • Ayudándolo a encontrar grupos de apoyo, organizaciones, equipos locales o clases.
Más información
Esta página fue revisada el: el 10 de diciembre del 2020