Guía para una vida saludable: Salud física

Foto de un hombre y una mujer trotando

Mantenerse activo es importante para su salud.

Cada persona vive la experiencia del cáncer de una forma distinta. Y cuando se trata de seguir adelante después del tratamiento, no hay una sola forma que se adapte a todos. Pero hay tres áreas de la salud física —nutrición, actividad física y sueño— que son importantes para todos los sobrevivientes de cáncer, y que son clave para su recuperación y bienestar.

Encontrar su “nueva normalidad” como sobreviviente de cáncer es una travesía. Es allí donde esta guía se hace presente. En ella encontrará información de expertos, consejos prácticos y recursos confiables que lo ayudarán a usted y a aquellos comprometidos con sus cuidados a crear un plan que sea adecuado para su situación actual.

Nuestra guía puede ayudarlo con lo siguiente:

  • Entender cómo alimentarse de manera saludable, hacer ejercicio y dormir pueden tener un efecto positivo en su salud.
  • Conocer los problemas comunes que los sobrevivientes de cáncer enfrentan.
  • Identificar las necesidades y dificultades específicas que usted tenga para que se sienta cómodo al hablar sobre ellas.
  • Encontrar expertos en su comunidad que puedan ayudarlo a empezar a tener hábitos saludables y mantenerlos.
  • Informarse sobre maneras de cuidar a sus seres queridos como un sobreviviente de cáncer o como una persona que presta cuidados.

Consejos para mantenerse sano

Cuando su tratamiento termine, es posible que su médico le diga que deberá hacerse chequeos o pruebas en el futuro. Esto se llama atención de seguimiento. Asegúrese de seguir las indicaciones de su médico. Estas pruebas pueden ayudar a detectar los primeros signos de un cáncer nuevo o del mismo cáncer que volvió.

Para obtener más consejos sobre cómo reducir la probabilidad de que vuelva el cáncer, consulte la página web Cómo mantenerse sano después del tratamiento contra el cáncer.

Foto de un hombre comiendo una ensalada
Después del cáncer, puede que no sea fácil comer bien, pero es importante hacerlo. Una alimentación saludable puede ayudar a que se sienta mejor, recupere su fuerza y energía y reduzca el riesgo de tener problemas de salud graves.
Foto de una abuela caminando en un parque con sus nietos
Los sobrevivientes de cáncer que mantienen un peso saludable y son físicamente activos podrían tener un riesgo más bajo de que les vuelva el cáncer. Empiece de a poco y trate de llegar a estar en movimiento 30 minutos al día.
Foto de un hombre durmiendo en su cama
Muchos sobrevivientes de cáncer tienen problemas para dormir. Los hábitos de sueño saludable pueden ayudar.
Foto de un hombre comiendo una ensalada mientras está sentado en un banco de un parque hablando en su teléfono celular
Prestar cuidados puede tener consecuencias para su propia salud. Usted puede encontrar maneras de tomar decisiones saludables.
Vea esta Página en:pdf icon PDF [635K]
Esta página fue revisada el: el 10 de diciembre del 2020