Algunas mujeres mayores no están haciéndose las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino según se recomienda

Foto de una mujer

Algunas mujeres que tienen 65 años de edad o más deben hacerse las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino.

Un tipo de cáncer que solo las mujeres pueden tener es el cáncer de cuello uterino. La mayoría de los cánceres de cuello uterino son causados por el virus del papiloma humano (VPH). La única forma de saber si tiene cáncer de cuello uterino es hacerse la prueba de Papanicoláu o una prueba combinada de Papanicoláu y el VPH, que incluye la prueba del VPH junto con la de Papanicoláu. Para la mayoría de las mujeres, la mejor práctica es hacerse una prueba de Papanicoláu cada tres años (entre los 21 y los 65 años de edad) o hacerse la prueba combinada de Papanicoláu y el VPH cada cinco años (entre los 30 y los 65 años de edad). Si usted es una mujer a quien no le han extirpado el cuello uterino mediante una operación (histerectomía), continúe haciéndose las pruebas de detección hasta que tenga al menos 65 años de edad.

Sin embargo, un estudio reciente encontró que algunas mujeres no siguen haciéndose las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino a medida que se acercan a los 65 años de edad. Desafortunadamente, usted aun puede contraer cáncer de cuello uterino cuando sea mayor de 65 años. La única forma de saber que es seguro dejar de hacerse las pruebas de detección después de los 65 años de edad es si se ha hecho varias pruebas seguidas que no hayan encontrado cáncer en los 10 años previos, incluida al menos una prueba en los cinco años previos.

  • En cuanto a la prueba de Papanicoláu solamente, debe tener tres pruebas seguidas que sean normales.
  • Y en la prueba combinada de Papanicoláu y el VPH, debe tener dos pruebas seguidas que sean normales.
  • Las pruebas de detección después de los 65 años pueden ser adecuadas para algunas mujeres que tengan un alto riesgo, incluidas las que tienen antecedentes de lesiones o cáncer de cuello uterino, mujeres cuyas madres tomaron una hormona llamada dietilestilbestrol (DES) cuando estaban embarazadas o mujeres que tienen el sistema inmunitario debilitado. Las mujeres que tengan un alto riesgo deben hablar con sus médicos acerca de la frecuencia con la que deben hacerse las pruebas de detección y hasta qué edad.

Cómo funcionó el estudio

Los investigadores querían saber cuántas mujeres entre los 41 y los 70 años de edad no se habían hecho nunca una prueba de Papanicoláu o una prueba combinada, o no se habían hecho una en los cinco años previos a la encuesta. Analizaron las respuestas a preguntas sobre las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino en la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud. Las preguntas se habían hecho en el 2013 y el 2015. Además, los investigadores analizaron la información de dos programas federales de registros del cáncer para ver cómo la probabilidad de contraer cáncer de cuello uterino cambia entre las mujeres que no han tenido una histerectomía. (Los registros del cáncer se usan para mantener registros detallados sobre casos de cáncer).

Lo que el estudio encontró:

  • Cuanta más edad tengan las mujeres, más probabilidades hay de que no se hayan hecho nunca las pruebas de detección o no se las hayan hecho en los 5 años previos.
  • Cerca de una mujer de cada 20 entre los 66 y los 70 años de edad nunca se ha hecho pruebas.
  • Una mujer mayor que no haya tenido una histerectomía, hasta que tenga ochenta y tantos años presenta al menos tantas probabilidades de contraer cáncer de cuello uterino como una mujer más joven.
  • Las tasas de incidencia de cáncer de cuello uterino aumentaron con la edad y fueron más altas entre las mujeres de raza negra que las de raza blanca.

Lo que esto significa

  • Si usted es una mujer entre los 21 y los 65 años de edad que no ha tenido una histerectomía ni se ha hecho pruebas de detección de cáncer de cuello uterino en los últimos 5 años, pregúntele a su médico acerca de hacerse las pruebas.
  • Si es una mujer de más de 65 años de edad que no ha tenido una histerectomía, hable con su proveedor acerca de su riesgo de cáncer de cuello uterino y si aun se beneficiaría de las pruebas de detección.
  • El personal de atención médica, como parte de los chequeos regulares, podría revisar los antecedentes de salud de pacientes que sean mujeres mayores o preguntar sobre pruebas de detección de cáncer de cuello uterino en el pasado antes de decidir que es seguro dejar de hacer las pruebas de detección de este cáncer.
  • El personal de atención médica puede aconsejar a todas las mujeres entre los 21 y los 65 años de edad que no tengan antecedentes recientes de pruebas de Papanicoláu, o de pruebas combinadas, sobre la importancia de hacerse pruebas de detección.
Esta página fue revisada el: 13 de septiembre de 2017