Concientización sobre el cáncer ginecológico

No son solo palabras

Este video explica la importancia de conocer los signos y síntomas del cáncer ginecológico.

Todas las mujeres tienen riesgo de contraer cánceres ginecológicos. Aprenda cómo disminuir su riesgo.

Los cánceres ginecológicos son cualquier tipo de cáncer que se origina en los órganos reproductores de la mujer. Hay cinco tipos principales de cánceres ginecológicos: cáncer de cuello uterino, ovario, útero, vagina y vulva.

¿Cuáles son los síntomas?

Estos podrían ser síntomas de un cáncer ginecológico:

  • Dolor o presión en la pelvis que no desaparece sin saber por qué.
  • Sentirse muy llena, rápidamente aunque haya comido poco.
  • Sangrado vaginal inusual, como tener períodos menstruales más abundantes o durar más de lo normal para usted, o sangrado después de haber pasado la menopausia.

Si nota algo inusual que duran por dos semanas o más, consulte a un médico. Tal vez no sea nada, pero es mejor que averigüe para estar segura.

Testimonio de Eileen
Eileen

“Comencé a tener un sangrado abundante y acudí a un centro de salud cercano. Los médicos encontraron algo sospechoso en mi útero. Me remitieron a un ginecólogo para que me hiciera una biopsia, la cual reveló que tenía cáncer”, dice Eileen.

“Los médicos no saben con seguridad si el cáncer de útero apareció antes del cáncer de cuello uterino o viceversa. Me hicieron radioterapia y quimioterapia, una histerectomía completa y me sacaron los ovarios. Ahora no tengo cáncer.

“Espero que las demás mujeres no se nieguen que es posible tener un riesgo de cáncer. Mi familia tiene un historial de cáncer de útero y de cuello uterino, pero yo solo me hice chequeos cuando aparecieron los síntomas. Así que si en su familia hay antecedentes, dígaselo a su médico y pregúntele si necesita hacerse pruebas especiales para detectar problemas a tiempo”.

¿Qué cánceres ginecológicos se pueden prevenir?

Usted puede disminuir su riesgo de algunos de cánceres ginecológicos con una vacuna y las pruebas de detección.

La vacuna contra el VPH

Algunos cánceres ginecológicos son causados por el virus del papiloma humano (VPH), una virus común.

La vacuna contra el VPH puede ayudar a prevenir los cánceres de cuello uterino, vagina y vulva.

Pruebas de detección del cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino es el único cáncer ginecológico que tiene pruebas de detección recomendadas. Existen dos pruebas de detección que pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino o a encontrarlo en etapas iniciales:

  • La prueba de Papanicoláu (o citología vaginal) busca precánceres, que son cambios en las células del cuello uterino que podrían convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada.
  • La prueba del VPH busca el virus que puede causar este tipo de cambios celulares.

Aprenda más sobre las pruebas de Papanicoláu y del VPH.

Foto de miembros de la familia cenando juntos

El cáncer y los antecedentes familiares explica cómo obtener información sobre los antecedentes de salud de su familia y qué hacer si hay antecedentes de cáncer en su familia.

Cáncer de ovario hereditario

Varias condiciones hereditarias pueden aumentar su probabilidad de desarrollar cáncer. Dos de las condiciones más comunes son el síndrome de cáncer de mama y ovario hereditario y el síndrome de Lynch. Si tiene antecedentes familiares de cáncer de mama o de ovario, es posible que tenga un riesgo más alto de presentar cáncer de ovario. Hable con su médico sobre formas de reducir su riesgo.

Aprenda más sobre el cáncer y los antecedentes familiares.

Esta página fue revisada el: 11 de septiembre de 2019