Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

¿Qué debo saber sobre la detección?

Saber es poder: Cáncer de cuello uterino

Este breve video les recuerda a las mujeres que hacerse las pruebas de detección de cáncer de cuello uterino ayuda a prevenirlo.

Existen dos pruebas de detección que pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino o a encontrarlo en etapas iniciales:

  • La prueba de Papanicoláu (o citología vaginal) busca precánceres, que son cambios en las células del cuello uterino que podrían convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada.
  • La prueba del VPH busca el virus (virus del papiloma humano) que puede causar este tipo de cambios celulares.

Ambas pruebas se pueden hacer en un consultorio o centro médico. Durante la prueba, el médico utiliza un instrumento de plástico o metal denominado espéculo para ensanchar la vagina. Esto permite que el médico examine la vagina y el cuello uterino, y recolecte algunas células y moco del cuello uterino y del área que lo rodea. Las células son enviadas a un laboratorio.

  • Si le están haciendo una prueba de Papanicoláu, se revisarán las células para ver si se ven normales.
  • Si le están haciendo la prueba del VPH, se le harán pruebas a las células para ver si tienen el VPH.

Cómo prepararse para la prueba de Papanicoláu

Programe la prueba de Papanicoláu para cuando no esté menstruando. Si le van a realizar una prueba de Papanicoláu en los próximos dos días, siga estas indicaciones:

  • No se haga lavados vaginales (no se enjuague la vagina con agua ni con ningún otro líquido).
  • No use tampones.
  • No tenga relaciones sexuales.
  • No use productos anticonceptivos vaginales como espumas, cremas o geles.
  • No se aplique medicamentos o cremas en la vagina.

Cuándo realizarse la prueba

Si tiene entre 21 y 29 años

Debe comenzar a realizarse la prueba de Papanicoláu a los 21 años de edad. Si los resultados de su prueba de Papanicoláu son normales, es posible que su médico le diga que puede esperar tres años para hacerse la siguiente.

Si tiene entre 30 y 65 años

Hable con su médico acerca de cuál opción es la más adecuada para usted:

  • Solo la prueba de Papanicoláu. Si los resultados de su prueba de Papanicoláu son normales, es posible que su médico le diga que puede esperar tres años para hacerse la siguiente.
  • Solo la prueba del VPH. A esto se le llama prueba del VPH primaria. Si los resultados de su prueba del VPH son normales, es posible que su médico le diga que puede esperar cinco años para hacerse la siguiente prueba de detección.
  • Una prueba del VPH junto con la prueba de Papanicoláu. A esto se le llama pruebas conjuntas. Si los resultados de ambas pruebas son normales, es posible que su médico le diga que puede esperar cinco años para hacerse la siguiente prueba de detección.

Si tiene más de 65 años

Es posible que su médico le diga que ya no tiene que hacerse más la prueba si ocurre lo siguiente:

  • Si los resultados de sus pruebas de detección han sido normales por varios años, o
  • le han extirpado el cuello uterino como parte de una histerectomía completa por una afección no cancerosa, como el fibroma uterino.

Si usted tienen pocos ingresos o no tiene seguro médico, podría realizarse la prueba de Papanicoláu gratis o a bajo costo a través del Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y de Cuello Uterino. Averigüe si usted reúne los requisitos.

Resultados de las pruebas

Los resultados de las pruebas pueden tardar hasta tres semanas. Si su prueba indica resultados anormales, su médico se comunicará con usted para determinar la mejor forma de hacer seguimiento. Los resultados de las pruebas pueden ser anormales debido a varios factores y por lo general estos resultados no significan que usted tiene cáncer.

Si el resultado de las pruebas indica la presencia de células anormales que pueden convertirse en cáncer, su médico le informará si necesita un tratamiento. En la mayoría de los casos, el tratamiento evita que las células se tornen cancerosas. Es importante que se comunique inmediatamente con su médico para obtener información sobre sus resultados y recibir el tratamiento adecuado.

Si sus resultados son normales, tiene muy poca probabilidad de contraer cáncer de cuello uterino en los próximos años. Es posible que en ese caso su médico le diga que puede esperar hasta cinco años para hacerse su próxima prueba de detección. Sin embargo, usted debe seguir consultando a su médico periódicamente para un chequeo.

TOP