¿Qué debo saber sobre la detección?

Photo of a woman talking to her doctor

Debido a que no existe una manera sencilla y confiable para detectar cánceres de vulva y de vagina, es especialmente importante reconocer los signos de advertencia e informarse sobre lo que puede hacer para reducir su riesgo.

No existen métodos sencillos o confiables para detectar los cánceres de vulva y de vagina en las mujeres que no presentan signos ni síntomas.

La detección consiste en la realización de pruebas para determinar si existe una enfermedad antes de que presente síntomas. Las pruebas de detección del cáncer son eficaces cuando pueden encontrar la enfermedad a tiempo, lo cual pueden llevar a un tratamiento más eficaz. Las pruebas de diagnóstico se utilizan cuando la persona tiene síntomas. El propósito de las pruebas de diagnóstico es averiguar, o sea, diagnosticar la causa de los síntomas, y también pueden usarse para evaluar a las personas que se considera que tienen un alto riesgo de padecer cáncer.

La prueba de Papanicoláu no detecta los cánceres de vagina o de vulva. Debido a que no existe una manera sencilla y confiable para detectar cánceres ginecológicos a excepción del cáncer de cuello uterino, es especialmente importante reconocer los signos de advertencia e informarse sobre lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Estos son los pasos que usted puede seguir:

  • Conozca su cuerpo para que pueda identificar las condiciones normales para usted.
  • Si nota algún cambio en su cuerpo que no es normal para usted y que puede ser un signo de cáncer de vulva o de vagina, consulte con su médico para conocer las causas posibles.
  • Visite a su médico con frecuencia para realizarse un control. Durante su chequeo, puede ser que su médico le realice una exploración ginecológica para determinar si presenta signos del cáncer de vagina o de vulva.

Si el cáncer de vagina y de vulva se diagnostica en una etapa temprana, el tratamiento funciona mejor.

Si su médico le indica que tiene cáncer de vagina o de vulva, pídale que la remita a un ginecólogo oncólogo, es decir, un médico especialista en estos tipos de cánceres. Este médico diseñará un plan de tratamiento para usted.

Más información
Esta página fue revisada el: 5 de agosto de 2019