¿Qué significa los resultados de las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino?

Foto de una mujer confundida leyendo una carta

El resultado de una prueba de Papanicoláu puede ser normal, incierto o anormal. El resultado de una prueba del VPH puede ser positivo o negativo.

Existen dos pruebas de detección que pueden ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino o a encontrarlo en etapas iniciales:

  • La prueba de Papanicoláu (o citología vaginal) busca precánceres, que son cambios en las células del cuello uterino que podrían convertirse en cáncer si no se tratan en forma adecuada.
  • La prueba del VPH busca el virus (virus del papiloma humano) que puede causar este tipo de cambios celulares.

La prueba de Papanicoláu se recomienda para todas las mujeres entre 21 y 65 años de edad. Si tiene 30 años o más, usted puede optar por hacerse solo una prueba de Papanicoláu, una prueba del VPH o ambas pruebas juntas.

El resultado de una prueba de Papanicoláu

El resultado de una prueba de Papanicoláu puede ser normal, incierto o anormal.

Normal

Un resultado normal (o “negativo”) significa que no se detectaron cambios celulares en su cuello uterino. Esto es bueno. De todas formas, todavía debe seguir haciéndose pruebas de Papanicoláu en el futuro. Todavía pueden formarse nuevos cambios celulares en su cuello uterino.

Es posible que su médico le diga que puede esperar tres años para hacerse la siguiente prueba de detección si solo se hizo una prueba de Papanicoláu. Si también se hizo una prueba del VPH y el resultado es negativo, es posible que su médico le diga que puede esperar cinco años para hacerse la siguiente prueba de detección.

Incierto (ASC-US)

Es común que los resultados de las pruebas regresen como inciertos. Su médico podrá usar otros términos para describir este resultado, por ejemplo, equívoco, inconcluso, o ASC-US. Todos significan lo mismo, que las células de su cuello uterino podrían ser anormales. No está claro si esto está relacionado con el VPH. Podría estar relacionado con cambios de vida, por ejemplo, embarazo, menopausia o una infección. La prueba del VPH puede ayudar a determinar si los cambios en sus células están relacionados con el VPH. Pregúntele a su médico qué hacer.

Anormal

Un resultado anormal significa que se detectaron cambios celulares en su cuello uterino. Por lo general, esto no quiere decir que tiene cáncer de cuello uterino. Es probable que los cambios anormales sean ocasionados por el VPH. Los cambios podrán ser leves (grado bajo) o graves (grado alto). La mayoría de las veces, los cambios leves regresan a la normalidad por su propia cuenta. No obstante, los cambios más graves pueden convertirse en cáncer si no se extirpan estas células. Los cambios más graves a menudo se llaman “precáncer”, porque todavía no son cáncer pero pueden convertirse en cáncer con el tiempo. Son muy raros los casos en que una prueba de Papanicoláu anormal puede indicar que usted tiene cáncer. Usted necesitará otras pruebas para asegurarse. Mientras más pronto se detecte el cáncer de cuello uterino, más fácil será tratarlo.

El resultado de una prueba del VPH

El resultado de una prueba del VPH puede ser positivo o negativo.

Negativo

Un resultado negativo de su prueba del VPH significa que no tiene un tipo de VPH que esté asociado al cáncer de cuello uterino. Es posible que su médico le diga que puede esperar cinco años para hacerse la siguiente prueba de detección.

Positivo

Un resultado positivo de su prueba del VPH significa que tiene un tipo de VPH que podría estar relacionado con el cáncer de cuello uterino. Esto no significa que en este momento usted tenga cáncer de cuello uterino. No obstante, podría ser una advertencia. El tipo específico del VPH puede identificarse para determinar el siguiente paso.

Esta página fue revisada el: 7 de agosto de 2019