Información básica sobre el cáncer de cuello uterino

Diagrama del aparato reproductor femenino que muestra las trompas de Falopio, los ovarios, el útero, el cuello uterino, la vagina y la vulva

Este diagrama muestra diferentes partes del sistema reproductivo de una mujer.

El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. El cáncer se identifica siempre de acuerdo a la parte del cuerpo en que aparece primero, aunque posteriormente se propague a otras áreas. Si el cáncer se origina en el cuello uterino, se denomina cáncer de cuello uterino. El cuello uterino es la parte más baja y estrecha que sirve de entrada al útero. El cuello uterino conecta la parte superior del útero con la vagina (vía del parto). El útero (o la matriz) es donde crece el bebé cuando una mujer está embarazada.

Todas las mujeres tienen riesgo de contraer cáncer de cuello uterino. Este cáncer se presenta con más frecuencia en mujeres mayores de 30 años de edad. Infección duradera por ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH) es la causa principal del cáncer de cuello uterino. El VPH es un virus común que puede transmitirse de persona a persona durante las relaciones sexuales. Por lo menos la mitad de las personas sexualmente activas adquirirán el VPH en algún momento de su vida, aunque pocas mujeres contraerán el cáncer de cuello uterino.

El cáncer de cuello uterino es altamente prevenible en la mayoría de los países del Hemisferio Occidental, debido a que se dispone de pruebas de detección y de una vacuna para prevenir infecciones por el VPH. Cuando el cáncer de cuello uterino se detecta en sus etapas iniciales, sus posibilidades de tratamiento son muy altas y está asociado a una larga supervivencia y buena calidad de vida.

¿Le preocupa el costo? Los CDC ofrece pruebas de detección del cáncer de cuello uterino gratuitas o a muy bajo costo. Averigüe si usted reúne los requisitos.

Foto de tres mujeres
Casi todos los cánceres de cuello uterino son causados por el VPH. Otros factores pueden aumentar el riesgo de cáncer de cuello uterino también.
Foto de una mujer hablando con su médico
Lo más importante que usted puede hacer para prevenir el cáncer de cuello uterino es hacerse pruebas de detección en forma periódica.
Foto de una mujer hablando con su médico
Generalmente, en su etapa inicial, el cáncer de cuello uterino no presenta signos ni síntomas. El cáncer de cuello uterino en etapas avanzadas puede causar sangrado o flujo vaginal anormal.
Foto de un médico que realiza una prueba de Papanicolau
Existen dos pruebas de detección que pueden ayudar a prevenir o detectar el cáncer de cuello uterino en las etapas iniciales: la prueba de Papanicoláu (o citología vaginal) y la prueba del VPH.
Foto de una mujer confundida leyendo una carta
El resultado de su prueba de Papanicoláu regresará como “normal”, “incierto” o “anormal”. Si se hacen una prueba del VPH también, el resultado será “positivo” o “negativo”.
Foto de una mujer en un hospital hablando con su médico
El cáncer de cuello uterino se puede tratar de varias formas. Esto depende del tipo de cáncer de cuello uterino y de cuánto se haya extendido. Los tratamientos pueden consistir en cirugía, quimioterapia y radioterapia.
Esta página fue revisada el: 7 de agosto de 2019