Manejo del azúcar en la sangre

La mayoría de los alimentos que usted come se convierten en azúcar (también llamada glucosa) que se libera en el torrente sanguíneo para ser usada como la principal fuente de energía de su cuerpo.

La diabetes es una afección en la que los niveles de azúcar en la sangre están demasiado altos. Si usted tiene diabetes tipo 1 o tipo 2, es muy importante que mantenga los niveles de azúcar en la sangre dentro de los valores deseados. Podría necesitar chequear sus niveles de azúcar en la sangre varias veces al día.

¿Qué ocurre cuando el azúcar entra al cuerpo?

  • El páncreas libera insulina cuando su nivel de azúcar en la sangre aumenta después de comer.
  • La insulina funciona como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía.
  • Cuando los niveles de azúcar e insulina en la sangre son altos, el hígado absorbe azúcar y la almacena como glucógeno. El hígado puede convertirlo otra vez en azúcar cuando sea necesario para tener energía.

¿Cómo mido mis niveles de azúcar en la sangre?

  • Si usted tiene diabetes tipo 1 o tipo 2, hay dos maneras de medir el azúcar en la sangre:
    • Chequeos del azúcar en la sangre que usted mismo hace. Estas cifras le dicen cuál es el nivel de azúcar en la sangre en el momento del chequeo. El monitoreo del azúcar en la sangre es muy importante para las personas con diabetes.
    • La prueba de A1c se hace en un laboratorio o en el consultorio del médico. La prueba de A1c mide el nivel promedio de azúcar en la sangre durante los últimos tres meses. También ayuda a su equipo de atención médica a decidir qué tipo y cantidad de medicamento para la diabetes podría necesitar.

Manejar su diabetes puede ayudarlo a evitar otros problemas graves de salud, como enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, enfermedades del riñón, daño en los nervios, mala salud bucal y pérdida de la visión.

Prueba de nivel de azúcar en la sangre

¿Cuáles son los niveles deseados de azúcar en la sangre?

El nivel deseado de azúcar en la sangre es el nivel personal de azúcar en la sangre que usted trata de alcanzar tanto como sea posible. Su equipo de atención médica también podría usar el término meta. Las personas con diabetes tienen metas de niveles de azúcar en la sangre para los diferentes momentos del día. Su equipo de atención médica le recomendará una meta de azúcar en la sangre que sea adecuada para usted. Estas son metas clásicas:

  • Antes de comer: 80 a 130 mg/dL.
  • Dos horas después de comenzar a comer: Menos de 180 mg/dL.

Los momentos para chequear su nivel de azúcar en la sangre incluyen los siguientes:

  • Cuando recién se despierta (en ayunas).
  • Antes de una comida.
  • Dos horas después de una comida.
  • A la hora de acostarse.

La cantidad de veces que chequee su nivel de azúcar en la sangre dependerá del tipo de diabetes que tenga y si toma medicamentos para la diabetes o no. Las personas que reciben insulina podrían necesitar chequearlo más frecuentemente que las personas que no la consumen.

¿Qué hace que los niveles de azúcar en la sangre sean altos o bajos?

Chequear sus niveles de azúcar en la sangre con regularidad ayuda a rastrear qué hace que estos niveles suban o bajen. Por ejemplo, enfermarse, tener estrés o comer ciertos alimentos podría hacer que sus niveles aumenten. O cuando toma medicamentos, hace más actividad física o come menos de lo habitual, sus niveles podrían bajar.

  • Un nivel alto de azúcar en la sangre, también conocido como hiperglucemia, significa que su nivel es más alto que el nivel deseado. Si eso se mantiene en el tiempo, puede causar problemas de salud graves de largo plazo. Entre los síntomas de un nivel alto de azúcar en la sangre se incluyen los siguientes:
    • Sentirse muy cansado.
    • Estar sediento.
    • Tener la visión borrosa.
    • Tener que orinar (hacer pis) más seguido.

Si usted está enfermo y su nivel de azúcar en la sangre permanece en más de 240 mg/dL después de chequearlo 2 veces, llame al médico. Si usted tiene diabetes tipo 1, asegúrese de que le hagan un análisis de orina para ver si tiene cetonas. Si usted tiene influenza (gripe), vea La influenza y los días de enfermedad para obtener instrucciones especiales.

¿Qué son las cetonas, la cetosis y la cetoacidosis?

Estos términos parecen similares, pero afectan a las personas con diabetes de manera diferente.

  • Cetonas: Cuando no hay suficiente azúcar en el cuerpo para realizar actividades, el hígado libera suficiente azúcar para que partes del cuerpo como el cerebro, los glóbulos rojos y partes de los riñones puedan usarla. Para el resto del cuerpo, el hígado produce un ácido llamado cetonas que procesa la grasa corporal para obtener energía.
  • Cetosis: Si el azúcar en la sangre está en el rango normal, las cetonas generalmente no son dañinas. La cetosis ocurre cuando el nivel de cetonas en su sangre u orina es alto, pero no suficientemente alto para causar cetoacidosis. Usted puede tener cetosis si está haciendo una dieta baja en carbohidratos o está haciendo un ayuno.
  • Cetoacidosis: Si usted tiene diabetes tipo 1, podrían acumularse demasiadas cetonas en la sangre y podría presentar cetoacidosis diabética. Esta es una afección muy grave que podría llevar a un coma o a la muerte. Es raro que se presente en las personas con diabetes tipo 2, pero podría ser un efecto secundario de algunos medicamentos que se usan para este tipo de diabetes. Si su nivel de azúcar en la sangre permanece más alto que 240 mg/dL después de chequearlo 2 veces, deben hacerle un análisis de orina para ver si tiene cetonas.

Algunas personas deciden estar en cetosis cuando inician una dieta baja en carbohidratos para ayudar a bajar de peso (como la dieta cetogénica o la dieta de Atkins).

Hable con su médico y equipo de atención médica antes de iniciar cualquier plan de dieta. Si usted tiene diabetes tipo 1, es muy importante que hable con su médico o equipo de atención médica antes de iniciar una dieta baja en carbohidratos.

Un medidor del nivel de azúcar en la sangre (glucómetro)

Un nivel bajo de azúcar en la sangre, también conocido como hipoglucemia, significa que su nivel de azúcar en la sangre ha descendido a menos de 70 mg/dL; esto es más común en las personas con diabetes tipo 1. Un nivel bajo de azúcar en la sangre es peligroso y debe tratarse lo antes posible. Si usted recibe insulina o toma ciertas pastillas para la diabetes, tiene un riesgo más alto de presentar un nivel bajo de azúcar en la sangre, aunque tenga diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2.

Lleve siempre suministros para tratar el nivel bajo de azúcar en la sangre. Si se siente tembloroso, sudoroso o con mucha hambre, chequee su nivel de azúcar en la sangre. Incluso si no tiene ninguno de estos síntomas, pero cree que podría tener un nivel bajo de azúcar en la sangre, chequee el nivel. Si su nivel de azúcar en la sangre es de menos de 70 mg/dL, haga una de las siguientes cosas de inmediato:

  • Tome cuatro comprimidos de glucosa.
  • Beba cuatro onzas de jugo de fruta.
  • Beba cuatro onzas de gaseosa común, no de gaseosa dietética.
  • Coma cuatro caramelos duros.

Después de uno de estos tratamientos, espere 15 minutos y luego chequee el nivel de azúcar otra vez. Repita hasta que su nivel de azúcar en la sangre sea de 70 mg/dL o más, y coma un refrigerio si falta una hora o más para su próxima comida. Si tiene niveles bajos de azúcar en la sangre con frecuencia, chequee el nivel antes de manejar y, si está bajo, haga el tratamiento de inmediato.

¿Cómo afectan los carbohidratos los niveles de azúcar en la sangre?

Los carbohidratos tienen un efecto directo en sus niveles de azúcar en la sangre. Junto con las proteínas y las grasas, los carbohidratos son uno de los tres nutrientes principales que tienen los alimentos y las bebidas. Si usted tiene diabetes, planificar lo que va a comer es muy importante. Hacer un recuento de los carbohidratos —sumar todos los carbohidratos en todo lo que coma o beba— es una herramienta que puede usar para manejar sus niveles de azúcar en la sangre.

¿Qué más puedo hacer para ayudar a manejar mis niveles de azúcar en la sangre?

Las decisiones que tome sobre su estilo de vida a menudo pueden ayudarlo a manejar los niveles de azúcar en la sangre. Tener una alimentación saludable con muchas frutas y verduras, mantener un peso saludable y hacer ejercicio con regularidad puede ayudar. Otros consejos para controlar el nivel de azúcar en la sangre incluyen:

  • Mantener un registro de los niveles bajos de azúcar en la sangre que muestre su monitor.
  • Comer en horarios regulares y no saltarse comidas.
  • Escoger alimentos bajos en calorías, grasas saturadas, grasas trans, azúcar y sal.
  • Mantener un registro de lo que coma y beba y del ejercicio que haga (para manejar el peso y controlar el nivel de azúcar en la sangre).
  • Beber agua en lugar de jugo o gaseosas.
  • Limitar el consumo de alcohol; beber demasiado alcohol puede causar niveles bajos de azúcar en la sangre.
  • Para darse un gusto con algo dulce, escoger fruta en lugar de golosinas.
  • Usar el control de las porciones (por ejemplo, servirse un cuarto del plato con carne u otras proteínas, un cuarto con alimentos con almidón y la mitad con verduras sin almidón.

Mantenga un registro de sus niveles de azúcar en la sangre para ver qué hace que suban o bajen. Su médico, nutricionista y equipo de atención médica ayudarán a guiarlo para tener una vida más sana y prevenir problemas graves de salud. Hable con su equipo de atención médica para obtener más información sobre la diabetes y el azúcar en la sangre.

¿Qué pasa si no puedo costear las pruebas y los suministros para la diabetes?

Medicare, Medicaid y la mayoría de los planes de seguro privados cubren la prueba de A1c y algunos de los costos de los suministros para chequear el nivel de azúcar en la sangre. Averigüe sobre su plan o pídale a su equipo de atención médica que lo ayude a encontrar suministros de bajo costo o gratuitos. También pregunte qué hacer si se le acaban las tiras de prueba. Consulte el sitio web de Medicareexternal icon para informarse sobre las pruebas y los suministros para la diabetes.

Esta página fue revisada el: 18 de noviembre de 2019