Te acaban de diagnosticar diabetes tipo 1

Niña pequeña inyectándose insulina

Todavía no existe una cura para la diabetes tipo 1, pero es muy tratable.

Puede que te hayas enterado de que tienes diabetes tipo 1 al hacerte una prueba de sangre de rutina. O quizás has tenido síntomas repentinos e intensos que te hicieron ir al médico o incluso a la sala de emergencias.

Sea como sea, recibir el diagnóstico puede ser abrumador y es probable que tengas muchas preguntas. ¿Fuiste tú quien de alguna manera te provocaste la diabetes tipo 1? ¿Cómo será tu vida a partir de ahora? ¿Hay alguna cura para la diabetes tipo 1 o la tendrás para siempre?

Manejar una afección crónica (de larga duración) como la diabetes lleva trabajo, pero no tendrás que hacerlo solo. Tu equipo de atención médica te ayudará a aprender sobre el cuidado diario y te dará información acerca de todas las herramientas disponibles para hacerlo más fácil. La diabetes tipo 1 es muy tratable. Vayamos de a un paso a la vez.

Cualquier persona puede tener diabetes tipo 1

No está del todo claro qué causa la diabetes tipo 1, pero sabemos que la alimentación y los hábitos relacionados con el estilo de vida no la provocan. Se cree que el tipo 1 es el resultado de una respuesta autoinmunitaria, en la que el cuerpo ataca las células del páncreas que producen insulina. La insulina es una hormona que funciona como una llave que le permite al azúcar en la sangre entrar a las células del cuerpo para ser usado como energía. Algunas veces las infecciones causadas por un virus parecen desencadenar la respuesta autoinmunitaria. Muchas personas con diabetes tipo 1 tienen familiares con este tipo de diabetes, pero la mayoría no.

¿Sabías que...?

La edad en que con mayor frecuencia se diagnostica la diabetes tipo 1 es alrededor de los 13 o 14 años, pero hay personas que pueden recibir el diagnóstico cuando tienen una edad mucho menor (incluso bebés) o mayor (incluso más de 40 años).

Vivir con diabetes tipo 1

Tú necesitas insulina para vivir; por lo tanto, tendrás que administrártela todos los días, inyectándotela o usando una bomba de insulina. También te chequearás los niveles de azúcar en la sangre a lo largo del día para asegurarte de que estés manteniendo los valores deseados lo más posible. Tu equipo de atención médica te ayudará a entender cuáles son tus valores deseados y cómo mantenerte dentro de ellos.

Consigue educación sobre la diabetes

La diabetes tipo 1 requiere tu atención todos los días. Para aprender lo que necesitas saber, pídele a tu médico que te remita a servicios de educación y apoyo para el automanejo de la diabetes (DSMES, por sus siglas en inglés). Allí te enterarás de cómo equilibrar la insulina, los alimentos y la actividad física, y obtendrás consejos acerca de cómo sobrellevar el lado emocional de vivir con diabetes. Todas estas cosas pueden afectar tus niveles de azúcar en la sangre.

Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar problemas de salud graves, como enfermedad cardiaca, pérdida de la visión e insuficiencia renal. Pero tú puedes reducir tu riesgo de presentar estas y otras complicaciones de la salud. Tendrás que comprender cómo los alimentos, la actividad y otros factores en tu vida afectan tus niveles de azúcar en la sangre, y necesitarás hacer cambios para mejorar esos niveles.

Experimenta. Prueba diferentes cosas para ver qué funciona mejor para ti. Prepara una versión más saludable de tu plato preferido o sal a caminar después de comer, y mantén un registro de tus valores de azúcar en la sangre. Esta información puede ayudarte a controlar tu diabetes en lugar de sentir que ella te controla a ti. Tu educador sobre la diabetes puede sugerirte ideas que le hayan servido a otras personas con diabetes tipo 1 para que las pruebes.

Manejo del azúcar en la sangre

Tiempo dentro de los valores

El tiempo dentro de los valores hace referencia a cuánto tiempo permanece tu nivel de azúcar en la sangre dentro de los valores deseados a lo largo del día. La mayoría de las personas con diabetes intenta que sea el 70 %, o entre 16 y 17 horas por cada 24.

Azúcar alto y bajo en la sangre

Los niveles de azúcar en la sangre cambian a menudo durante el día. Si tu nivel baja demasiado (hipoglucemia), necesitarás darte cuenta de eso y estar preparado para tratarlo de inmediato.

Si tu nivel de azúcar en la sangre es muy alto y el de insulina es bajo, puedes presentar cetoacidosis diabética (DKA, por sus siglas en inglés), una complicación grave de la diabetes que puede ser mortal. Necesitarás atención médica inmediatamente si la presentas.

Tu equipo de atención médica te dirá cómo identificar y tratar los niveles altos y bajos de azúcar en la sangre y los problemas de salud relacionados. Asegúrate de contactar a tu médico o educador sobre la diabetes si tienes alguna otra pregunta.

De qué manera el manejo del azúcar en la sangre ayuda ya

Mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los valores deseados puede ayudarte a evitar que en el futuro presentes problemas de salud graves, como enfermedades cardiacas y daños en los nervios. Pero ¿sabías que evitar los altibajos en los niveles de azúcar en la sangre puede ayudar a que te sientas mejor de inmediato?

Los niveles estables de azúcar en la sangre pueden ayudarte a tener más energía, dormir mejor, manejar más fácil el apetito, mejorar la concentración y mantener estable los estados de ánimo. Si te está resultando difícil cumplir con tu meta, habla con tu médico o educador sobre la diabetes acerca de cambiar tu plan de tratamiento para que puedas mantenerse dentro de los valores deseados por más tiempo y sentirte mejor.

Visitas al médico

Tu equipo de atención médica de la diabetes

Es necesario que tengas un equipo de atención médica para que te ayude a manejar la diabetes. Y tú eres el miembro más importante de ese equipo porque eres quien maneja la diabetes todos los días. Realmente es un equipo: un grupo de expertos de atención médica con enfoque y dedicación para ayudarte a sentirte bien y vivir por mucho tiempo de manera saludable.

Tu equipo incluirá a tu médico de atención primaria, endocrinólogo (médico que trata la diabetes y otros problemas hormonales), médico de los pies, médico de los ojos, dentista, farmacéutico, personal de enfermería, dietista o nutricionista, y educador sobre la diabetes. Ellos están especializados para ayudarte a manejar cada aspecto de la diabetes, y programarás visitas habituales con ellos para garantizar que tu plan de tratamiento esté al día. Pídele a tu médico de atención primaria que te remita a estos especialistas para empezar a formar tu equipo.

Padres: Consejos para el cuidado de la diabetes

Si tienen un hijo pequeño o adolescente a quien le acaban de dar el diagnóstico, tendrán que ayudarlo —especialmente al principio— con el cuidado diario de la diabetes: el chequeo del nivel de azúcar en la sangre, la administración de la insulina y el ajuste de los niveles si usa una bomba. El equipo de atención médica de su hijo les dará información detallada sobre cómo manejar la diabetes, pero aquí les ofrecemos algunos puntos destacados:

  • Si su seguro y economía lo permiten, dejen que su hijo use una bomba de insulina para reducir el riesgo de hipoglucemia y ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los valores deseados. Su educador sobre la diabetes tendrá que enseñarles a ustedes y a su hijo a usar la bomba.
  • Además, hagan que su hijo use un monitor continuo de glucosa (CGM, por sus siglas en inglés), si es posible, para tener lecturas de los niveles de azúcar en la sangre a toda hora. Su hijo aún tendrá que pincharse un dedo dos veces por día para asegurarse de que el monitor esté midiendo los niveles de azúcar en la sangre con precisión.
  • Hablen con su hijo sobre cómo comer saludable y hacer actividad física. Ambas cosas tienen un gran impacto en los niveles de azúcar en la sangre y en la sensación de bienestar en general.

Busca apoyo

Miembros de la familia

Con el apoyo de tu familia, puedes sentirte más empoderado y menos abrumado por esta nueva situación: vivir con diabetes. Pídeles a tus seres queridos la ayuda que necesites para que la diabetes sea más manejable, como ir a las citas médicas contigo o preparar juntos comidas saludables.

Servicios de educación y apoyo para el automanejo de la diabetes

Los servicios de educación y apoyo para el automanejo de la diabetes (DSMES, por sus siglas en inglés) pueden ayudarte a aprender a resolver problemas, sobrellevar el lado emocional de la diabetes y reducir el riesgo de presentar otros problemas de salud. Y no solo cuando te acaban de dar el diagnóstico. Pídele a tu médico que te remita a los servicios de educación y apoyo para el automanejo de la diabetes si te sientes estresado o si un cambio en tu vida, como la pérdida del trabajo o un nuevo problema de salud, está afectando tu autocuidado de la diabetes. También puedes averiguar sobre las opciones de tratamiento más recientes y conseguir respuestas para las preguntas que tengas.

Recursos en español

Obtén información importante, como también consejos y técnicas de la JDRFexternal icon para ayudarte a ti o a un ser querido a vivir bien con diabetes tipo 1.

¿Se puede curar la diabetes tipo 1?

Actualmente no hay una cura para la diabetes tipo 1. Sin embargo, lo que sabemos sobre esta afección va evolucionando constantemente, hay nuevas tecnologías y medicamentos en desarrollo, y los investigadores están logrando importantes avances. Ahora mismo, personas que tienen diabetes tipo 1, de todas las edades, tienen una vida plena y saludable. ¡Tú también puedes hacerlo!

Esta página fue revisada el: el 15 de marzo del 2021