Cómo ahorrar dinero en la atención médica para la diabetes

Educadora sobre la diabetes hablando con una persona con diabetes

Los educadores sobre la diabetes pueden ayudarlo a evitar costosos problemas de salud.

Los costos de la diabetes pueden realmente llegar a grandes cifras. Averigüe cómo puede ahorrar dinero en los medicamentos, los suministros y el tratamiento, y aún recibir la atención médica que necesita para la diabetes.

Una persona con diabetes paga más del doble al año en atención médica que una persona que no tiene diabetes. La buena noticia es que usted puede ahorrar en muchos de esos costos, de manera tal que el manejo de la diabetes no consuma gran parte de su presupuesto.

Algunas maneras en las que puede disminuir el costo de la atención diaria de la diabetes:

Ahorre en medicamentos

  • Llame a su compañía de seguro médico para averiguar cuáles medicamentos cubre al menor costo para usted. Si fuera posible, pídale a su médico que le recete esos medicamentos.
  • Compare farmacias para encontrar la que tenga los medicamentos recetados más baratos. Es posible que la farmacia de su barrio no tenga los precios más bajos.
  • Pregúntele a su equipo de atención médica si es posible cambiar sus medicamentos:
    • ¿Puede tomar un medicamento genérico o uno con un precio más bajo?
    • Algunos medicamentos se combinan en una sola pastilla y cuestan menos. ¿Algunos de sus medicamentos están disponibles de esa manera?
    • ¿Puede comprar una dosis más alta de su medicamento y partir las pastillas para que tengan la dosis correcta?
    • ¿Puede tomar un medicamento que sea más barato y que funcione bien, en vez de uno más nuevo y más caro?
  • Busque descuentos en las farmacias para ahorrar en los medicamentos recetados. Busque en línea o pregúntele a su farmacéutico o médico.
  • Dígale a su equipo de atención médica si tiene problemas para pagar por sus medicamentos. Puede que ellos sepan de programas o cupones que podrían ayudar a reducir los costos.
  • La mayoría de las empresas farmacéuticas tienen un programa de asistencia para pacientes que proporciona medicamentos gratuitos o a bajo costo. Vea los reecursos en esta pagináexternal icon o pregúntele a su equipo de atención médica acerca de los programas disponibles para usted.
Farmacéutica entregando un medicamento recetado a un cliente

Buscar y comparar precios en distintos lugares tiene sus recompensas: algunas farmacias tienen medicamentos a precios más bajos.

Ahorre en suministros

  • Busque en distintos lugares, compare los precios y use programas de recompensas (rewards). En el caso de las tiras de prueba, asegúrese de usar las que sean correctas para su glucómetro; no cualquiera le servirá.
  • Compre los suministros para la diabetes en línea y considere comprarlos al por mayor, lo cual puede ser menos costoso que si los compra a medida que los necesite.
  • Pídale muestras a su médico o educador sobre la diabetes, especialmente si está probando un producto nuevo.

Ahorre en el tratamiento

  • Vaya a los proveedores en la red de su compañía de seguro para mantener el costo de las citas médicas lo más bajo posible.
  • Piense en participar en un estudio de investigación que podría proporcionar atención o suministros gratuitos. Asegúrese de decirle a su médico si a usted le gustaría participar en un estudio.
  • Pídale a su médico que lo remita a un educador sobre la diabetes. Los educadores sobre la diabetes a menudo saben de descuentos y recursos que quizás usted no pueda encontrar por sí solo.

Ahorre en una alimentación saludable

  • Planifique las comidas con anticipación, solo compre los ingredientes que necesite y cocine su propia comida. La comida envasada o de restaurantes es mucho más cara.
  • Cocine grandes cantidades y congele de inmediato lo que no use. ¡Casi todos los alimentos se pueden congelar!
  • Lleve su almuerzo al trabajo en vez de comprarlo allí; ahorrará dinero y comerá más sano también.
  • Compre alimentos al por mayor, y genéricos en vez de los de marcas con precios más altos.
  • Aproveche las ofertas y use cupones y tarjetas de recompensas.
Nunca reduzca la cantidad de insulina que necesita

Usar menos insulina que la que necesita es muy peligroso e incluso puede ser mortal. Dígale a su médico de inmediato si tiene problemas para pagar por la insulina. Hay ayudaexternal icon disponible.

Lo que no se debe hacer para disminuir los costos

La insulina y los medicamentos recetados cuestan mucho más que lo que costaban hace apenas 10 años. Cuando los precios de los medicamentos suben, las personas, a veces, toman menos de lo que necesitan para ahorrar dinero. Pero no tomar los medicamentos según lo recetado puede causar problemas de salud graves y puede terminar costándole mucho más en un tratamiento o incluso una hospitalización, y además disminuir su calidad de vida.

  • No deje de tomar los medicamentos que necesita.
  • No se salte dosis.
  • No parta las pastillas que no se deben partir.
  • No comparta los suministros que penetran su piel, como los dispositivos de punción en el dedo o las plumas de insulina. Podría contraer una infección grave.
Esta página fue revisada el: 30 de diciembre de 2019