La diabetes y la pérdida de la visión

Primer plano del ojo de una mujer mayor

Hágase un examen de los ojos con dilatación al menos una vez al año para protegerse la vista.

A lo largo del tiempo la diabetes puede causar daño a los ojos y provocar pérdida de la vista e, incluso, ceguera. La buena noticia es que el manejo de la diabetes y los exámenes periódicos de la vista pueden ayudar a prevenir problemas de la vista y detenerlos antes de que empeoren.

Las enfermedades de los ojos que pueden afectar a las personas con diabetes incluyen retinopatía diabética, edema macular (que generalmente aparece junto a la retinopatía diabética), cataratas y glaucoma. Todas estas pueden causar pérdida de la visión, pero el diagnóstico y tratamiento temprano puede ayudar significativamente a protegerle la vista.

Retinopatía diabética

Esta enfermedad común de los ojos es la principal causa de ceguera en adultos en edad laboral. Se produce la retinopatía diabética cuando los niveles altos de azúcar en la sangre dañan los vasos sanguíneos de la retina (una capa de células sensible a la luz en la parte de atrás del ojo). Cuando los vasos sanguíneos se dañan, pueden hincharse y dejar que salga la sangre, lo cual causa visión borrosa o impide la circulación de la sangre. A veces crecen vasos sanguíneos nuevos, pero no son normales y pueden causar más problemas de visión. La retinopatía diabética suele afectar a los dos ojos.

Factores de riesgo de retinopatía diabética

Cualquier persona con diabetes tipo 1, tipo 2 o gestacional (diabetes en el embarazo) puede presentar retinopatía diabética. Mientras más tiempo tenga diabetes, más altas son las probabilidades de que presente retinopatía diabética. Estos factores también pueden aumentar el riesgo:

  • Los niveles de azúcar en la sangre, presión arterial y colesterol demasiado altos.
  • El tabaquismo.
  • La raza o etnia: las personas afroamericanas, hispanas o latinas e indoamericanas o nativas de Alaska tienen mayor riesgo.
Ayuda para personas con dificultad para ver

Si usted tiene retinopatía diabética, hay lentes de aumento y lentes especiales que pueden ayudar con la dificultad para ver. Pídale a su médico que lo derive a un especialista en baja visiónexternal icon.

Etapas de la retinopatía diabética

La retinopatía diabética se produce en 2 etapas:

Etapa temprana (no proliferativa). Las paredes de los vasos sanguíneos de la retina se debilitan y ensanchan formando sacos pequeños (usted no podrá detectarlos, pero su médico de los ojos sí). Puede salir sangre u otros líquidos de estos sacos, lo cual hace que se hinche una parte de la retina llamada mácula (edema macular) y se distorsione la vista. El edema macular es la causa más común de ceguera en las personas con retinopatía diabética. Aproximadamente la mitad de las personas con retinopatía diabética presentarán edema macular.

Etapa avanzada (proliferativa). En esta etapa comienzan a crecer vasos sanguíneos nuevos en la retina. Estos vasos sanguíneos son frágiles y a menudo sangran hacia el cuerpo vítreo del ojo (una masa gelatinosa transparente entre el cristalino del ojo y la retina). Si sangran mínimamente, usted verá unos puntitos oscuros flotando en su campo visual. Si sangran mucho, la sangre puede bloquearle la vista completamente.

En la etapa temprana puede que no note ningún síntoma. Por eso es muy importante que se haga un examen de los ojos con dilatación (fondo de ojo) al menos una vez al año para detectar cualquier problema de los ojos temprano, cuando el tratamiento es más eficaz.

Los síntomas de la retinopatía diabética en etapa avanzada incluyen:

  • Visión borrosa.
  • Puntitos o manchas oscuras en su campo visual.
  • Dificultad para ver los colores.
  • Áreas oscuras o vacías en su campo visual.
  • Pérdida de la visión.

Cómo se diagnostica la retinopatía diabética

Durante su examen de los ojos, el médico revisará qué tan bien puede ver detalles en letras o símbolos desde una distancia. El médico también se fijará en la retina y la parte de adentro de los ojos, y podría usar una tintura que le permite ver los vasos sanguíneos con filtraciones. Si resulta que usted tiene retinopatía diabética, es posible que el médico de los ojos quiera revisarle la vista más seguido que una vez al año.

Si le diagnostican diabetes tipo 2, debería hacerse un examen de los ojos inmediatamente para ver si tiene retinopatía diabética. Si tiene diabetes tipo 1, debería hacerse este examen de los ojos dentro de los 5 años de su diagnóstico y con más regularidad después de eso, típicamente todos los años. Mientras antes reciba tratamiento para la retinopatía diabética, mejor funcionará ese tratamiento.

Llame a su médico de los ojos si nota algún cambio en su visión, especialmente si se produce abruptamente. Estos cambios pueden incluir:

  • Visión borrosa.
  • Ver puntitos.
  • Ver destellos de luz.
  • Tener puntos ciegos en su campo visual.
  • Visión distorsionada.
  • Dificultad para leer o hacer trabajo detallado.

Tratamiento de la retinopatía diabética

El tratamiento de la retinopatía diabética puede reparar el daño a los ojos e, incluso, prevenir la ceguera en la mayor parte de las personas. El tratamiento puede comenzar antes de que la retinopatía diabética le afecte la vista; esto ayuda a prevenir la pérdida de visión. Las opciones incluyen:

  • Terapia con láser (también llamada fotocoagulación). Esto crea una barrera de tejido cicatricial que desacelera el crecimiento de vasos sanguíneos nuevos.
  • Medicamentos llamados inhibidores del factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF, por sus siglas en inglés).
  • Cortar y extraer todo o parte del contenido de la cámara vítrea (vitrectomía).
  • Reparación del desprendimiento de retina (en casos de desprendimiento de retina, una complicación de la retinopatía diabética).
  • Inyección de medicamentos llamados corticosteroides.

Otras enfermedades de los ojos

Las cataratasexternal icon ocurren cuando se opaca el cristalino del ojo, que normalmente es transparente. Aunque el cristalino del ojo de todos tiende a nublarse con la edad, las personas con diabetes tienen más probabilidades de presentar cataratas, y a menor edad. Una de las razones es que los niveles altos de azúcar en la sangre pueden hacer que se acumulen depósitos en el cristalino del ojo y nublarlos.

Otros de los factores de riesgo incluyen presión arterial alta, obesidad, exceso de exposición al sol a lo largo del tiempo y tabaquismo.

La única forma de tratar las cataratas es a través de una operación, pero, por lo general, no es necesario operarse inmediatamente. Usar luces más fuertes en su casa y anteojos antirreflejantes afuera puede ayudar al principio. Si sus cataratas interfieren en sus actividades diarias, quizás sea tiempo de operarse. La buena noticia es que la operación es muy segura, ¡y la mayoría de las personas tienen mejor visión después!

Glaucomaexternal icon es un grupo de enfermedades de los ojos que dañan el nervio óptico debido, generalmente, a demasiada presión en el ojo. Muchos tipos de glaucoma no provocan síntomas, y la pérdida de la visión puede suceder tan lentamente que no se nota.

Las personas con diabetes tienen probabilidades dos veces mayores de tener glaucoma de ángulo abierto que del tipo más común. Otros factores de riesgo incluyen tener antecedentes familiares de glaucoma, tener más de 60 años de edad y ser afroamericano, asiático, o hispano o latino.

La diabetes también puede causar glaucoma neovascular. Esto ocurre a veces con la retinopatía diabética, cuando crecen vasos sanguíneos nuevos y anormales en el iris (la parte del ojo con color). Estos vasos sanguíneos nuevos pueden bloquear el flujo de líquido que sale del ojo, lo cual eleva la presión en el ojo.

No hay forma de prevenir el glaucoma, pero el tratamiento puede ayudar a evitar que empeore. Por eso es tan importante detectar el glaucoma temprano. Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos, tratamiento con láser y una operación. Hable con su médico de los ojos sobre qué opciones son mejores para usted.

Prevenga o retrase las enfermedades de los ojos

Usted puede proteger su visión y reducir las probabilidades de pérdida de visión tomando estas medidas:

  • Hágase un examen de los ojos con dilatación al menos una vez al año para que su médico de los ojos pueda detectar los problemas temprano cuando son más tratables.
  • Mantenga sus niveles de azúcar en la sangre dentro de su rango objetivo lo más posible. Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre no solo dañan los vasos sanguíneos de los ojos, sino que también pueden afectar la forma del cristalino y hacer borrosa la visión.
  • Mantenga sus niveles de presión arterial y colesterol dentro de sus rangos objetivo para reducir el riesgo de tener enfermedades de los ojos y pérdida de visión. ¡Todas estas son buenas medidas para su salud en general!
  • Deje de fumar. Dejar de fumar reduce el riesgo de tener enfermedades de los ojos relacionadas con la diabetes y también mejora la salud de muchas formas.
  • Haga actividad física. La actividad física le protege los ojos y lo ayuda a manejar la diabetes.
  • Pídale al médico una remisión para recibir servicios de educación y apoyo para el automanejo de la diabetes (DSMES). Las personas que reciben menos educación sobre la diabetes tienen probabilidades dos veces mayores de presentar retinopatía diabética que aquellas que reciben más educación.

Hágase revisar los ojos

Los problemas de los ojos son comunes entre las personas con diabetes; no obstante, los tratamientos pueden ser muy eficaces. Solamente un médico de los ojosexternal icon puede diagnosticar las enfermedades de los ojos, por esa razón, asegúrese de hacerse un examen de los ojos con dilatación al menos una vez al año. Mientras más pronto se detectan y tratan los problemas de los ojos, mejor es para su vista.