Información sobre la atresia esofágica

Atresia esofágica, tipo C

Atresia esofágica, tipo C

Haga clic para ampliar la imagen

Esófago normal

Esófago normal

Haga clic para ampliar la imagen

La atresia esofágica es un defecto de nacimiento en el que parte del esófago del bebé (el tubo que conecta la boca con el estómago) no se desarrolla adecuadamente.

La atresia esofágica es un defecto de nacimiento del esófago (tubo de deglución) que conecta la boca con el estómago. En los bebés que presentan atresia esofágica, el esófago tiene dos secciones separadas (el esófago superior y el esófago inferior) que no se conectan. Al tener este defecto, el bebé no puede pasar alimentos de la boca al estómago y a veces tiene dificultad para respirar.

La atresia esofágica con frecuencia se presenta con otro defecto de nacimiento llamado fístula traqueoesofágica, en el que una parte del esófago está conectada con la tráquea.

Tipos de atresia esofágica

Hay cuatro tipos de atresia esofágica: tipo A, tipo B, tipo C y tipo D.

  • Tipo A: es cuando la parte superior e inferior del esófago no se conectan y sus extremos están cerrados. En este caso, ninguna parte del esófago se conecta a la tráquea.
  • Tipo B: no es muy frecuente. En este caso, la parte superior del esófago está conectada con la tráquea pero la parte inferior tiene un extremo cerrado.
  • Tipo C: es el más común. En este caso, la parte superior del esófago tiene un extremo cerrado y la parte inferior está conectada a la tráquea, como se observa en el dibujo.
  • Tipo D: es el más infrecuente y más grave de todos. En este caso, tanto la parte superior como la inferior del esófago no están conectadas entre sí, pero cada una de ellas está conectada a la tráquea en forma separada.

Incidencia

Los investigadores estiman que cada año la atresia esofágica afecta aproximadamente 1 de cada 4300 embarazos en los Estados Unidos.1 Este defecto de nacimiento puede presentarse solo, pero con frecuencia ocurre con otros defectos de nacimiento.

Causas

Al igual que muchas familias de niños con un defecto de nacimiento, los CDC quieren saber qué los causa. Comprender los factores que aumentan la posibilidad de tener un bebé con defectos de nacimiento nos ayudará a aprender más sobre las causas. Los CDC proveen fondos a los Centros de Investigación y Prevención de Defectos Congénitos, que colaboran con estudios a gran escala como el Estudio Nacional de Prevención de Defectos de Nacimiento o NBDPS (nacimientos de 1997 a 2011) y el Estudio sobre Defectos de Nacimiento para Evaluar las Exposiciones durante el Embarazo o BD-STEPS (comenzó con nacimientos en el 2014) para comprender las causas de los defectos de nacimiento, incluso la atresia esofágica, y los riesgos de tenerlos.

Las causas de la atresia esofágica en la mayoría de los bebés son desconocidas. Los investigadores creen que algunos casos de atresia esofágica pueden ocurrir por anormalidades en los genes del bebé. Casi la mitad de todos los bebés que nacen con atresia esofágica tienen uno o varios defectos de nacimiento adicionales, como otros problemas con el sistema digestivo (intestinos y ano), el corazón, los riñones, las costillas o la columna vertebral.2

Recientemente, los CDC informaron sobre importantes hallazgos acerca de algunos factores que aumentan el riesgo de tener un bebé con atresia esofágica:

  • Edad del padre: la edad avanzada del padre está relacionada con un aumento en las posibilidades de tener un bebé que nazca con atresia esofágica.3
  • Tecnología de reproducción asistida (TRA)External : las mujeres que usaron TRA para quedar embarazadas presentan un mayor riesgo de tener un bebé con atresia esofágica en comparación con las mujeres que no la utilizaron.4

Los CDC continúan estudiando los defectos de nacimiento, como la atresia esofágica, y la forma de prevenirlos. Si usted está embarazada o está pensando en quedar embarazada, hable con su médico sobre las maneras de aumentar las posibilidades de tener un bebé sano.

Diagnóstico

La atresia esofágica raramente se diagnostica durante el embarazo. Se la detecta con más frecuencia después del nacimiento, cuando el bebé intenta alimentarse por primera vez y se atraganta o vomita, o cuando se le inserta un tubo a través de la nariz o la boca y no puede pasar al estómago. Una radiografía puede confirmar que el tubo se detiene en el esófago superior.

Tratamiento

Una vez que la atresia esofágica se haya diagnosticado, es necesario hacer una operación para conectar los dos extremos del esófago y que el bebé pueda respirar y alimentarse adecuadamente.  Quizás sean necesarias varias operaciones y otros procedimientos o medicinas, especialmente si el esófago reparado se vuelve demasiado angosto para que los alimentos pasen a través de él; si los músculos del esófago no funcionan lo suficientemente bien como para mover la comida hacia el estómago; o si los alimentos digeridos regresan al esófago constantemente.

Referencias

  1. Torfs CP, Curry CJ, Bateson TF. Population‐based study of tracheoesophageal fistula and esophageal atresia. Teratology. 1995;52(4):220-32.
  2. Chittmittrapap S, Spitz L, Kiely EM, Brereton RJ. Oesophageal atresia and associated anomalies. Arch Dis Child. 1989;64(3):364-68.
  3. Green RF, Devine O, Crider KS, Olney RS, Archer N, Olshan AF, Shapira SK; National Birth Defects Prevention Study. Association of paternal age and risk for major congenital anomalies from the National Birth Defects Prevention Study, 1997 to 2004. Ann Epidemiol. 2010 Mar 31;20(3):241-9.
  4. Reefhuis J, Honein MA, Schieve LA, Correa A, Hobbs CA, Rasmussen SA. Assisted reproductive technology and major structural birth defects in the United States. Hum Reprod. 2009 Feb 1;24(2):360-6.