Información sobre la comunicación interauricular

La comunicación interauricular es un defecto de nacimiento en el corazón en el que hay un orificio en la pared (septo o tabique) que separa las cavidades superiores del corazón (aurículas).

¿Qué es la comunicación interauricular?

La comunicación interauricular es un defecto de nacimiento en el corazón en el que hay un orificio en la pared (septo o tabique) que separa las cavidades superiores del corazón (aurículas). El orificio puede ser de distintos tamaños y puede cerrarse por sí solo o requerir cirugía. La comunicación interauricular es un tipo de defecto de nacimiento, o congénito, del corazón. Congénito significa que está presente al nacer.

Mientras el bebé se está desarrollando durante el embarazo, su corazón normalmente tiene varias aberturas en la pared que separa las cavidades superiores (aurículas). Estas aberturas generalmente se cierran durante el embarazo o poco después de su nacimiento.

Si alguna de estas aberturas no se cierra, queda un orificio, y a esto se lo llama comunicación interauricular o defecto septal auricular. El orificio aumenta la cantidad de sangre que pasa por los pulmones y, con el tiempo, puede causar daño en los vasos sanguíneos de los pulmones. El daño en los vasos sanguíneos de los pulmones puede causar problemas en la edad adulta, como hipertensión pulmonar e insuficiencia cardiaca. Otros problemas pueden incluir latido cardiaco anormal y mayor riesgo de accidente cerebrovascular.

Causas y factores de riesgo

Las causas de los defectos cardiacos, como la comunicación interauricular, en la mayoría de los bebés no se conocen. Algunos bebés tienen defectos cardiacos debido a cambios en sus genes o cromosomas. También se cree que este tipo de defecto cardiaco es causado por una combinación de genes y otros factores de riesgo, como los elementos con los entra en contacto la madre dentro del ambiente, lo que come o bebe, o los medicamentos que usa.

Diagnóstico

La comunicación interauricular se puede diagnosticar durante el embarazo o después de que nace el bebé. En muchos casos, es posible que no se diagnostique hasta la edad adulta.

Durante el embarazo

Hay pruebas de detección que se hacen durante el embarazo (también llamadas pruebas prenatales) para ver si hay defectos de nacimiento y otras afecciones presentes. La comunicación interauricular podría observarse en una ecografía (la cual crea imágenes del cuerpo), pero esto depende del tamaño del orificio y su ubicación. Si se presume que hay comunicación interauricular, un especialista deberá confirmar el diagnóstico.

Después de que nace el bebé

La comunicación interauricular está presente desde el nacimiento, pero muchos bebés no tienen signos ni síntomas. Los signos y síntomas de una comunicación interauricular grande o una que no ha sido tratada incluyen los siguientes:

  • Infecciones respiratorias o pulmonares frecuentes
  • Dificultad para respirar
  • Cansancio al comer (bebés)
  • Dificultad para respirar al hacer actividad física o ejercicio
  • Latidos irregulares o sensación de sentir el latido del corazón
  • Soplo cardiaco o ruidos silbantes que se pueden oír con un estetoscopio
  • Hinchazón de las piernas, los pies o el área del estómago
  • Accidente cerebrovascular

Es posible que una comunicación interauricular no sea diagnosticada hasta que la persona sea adulta. Una de las formas más comunes en que se identifican las comunicaciones interauriculares es mediante la detección de un soplo cuando se escucha con un estetoscopio el corazón de una persona. Si se detecta un soplo o existen otros signos o síntomas, el proveedor de atención médica podrá solicitar una o más pruebas para confirmar el diagnóstico. La prueba más común es el ecocardiograma, que es una ecografía del corazón.

Tratamientos

El tratamiento de la comunicación interauricular depende de la edad al momento del diagnóstico, la cantidad o la gravedad de los síntomas, el tamaño del orificio y la presencia de otras afecciones. Algunas veces, se necesita cirugía para reparar el orificio. A veces, se recetan medicamentos para ayudar a tratar los síntomas. No se sabe de medicamentos que puedan reparar el orificio.

Si a un niño se le diagnostica comunicación interauricular, el proveedor de atención médica posiblemente quiera monitorearla durante un tiempo para ver si el orificio se cierra solo. Durante este periodo, es posible que le recete medicamentos para tratar los síntomas. El proveedor de atención médica podría recomendar la cirugía si el niño tiene una comunicación interauricular grande, aun si tiene pocos síntomas, para prevenir complicaciones más adelante en la vida. También se podría recomendar la cirugía en los adultos con síntomas múltiples o graves. La cirugía consiste en cerrar el orificio, ya sea mediante cateterismo cardiaco o cirugía a corazón abierto. Después de la cirugía, el cuidado de seguimiento dependerá del tamaño del defecto, la edad de la persona y si tiene otros defectos de nacimiento.