Concientización sobre los defectos de nacimiento de por vida: Adultez

Ilustración de una familia en casa. Los defectos de nacimiento afectan a las personas en cada etapa de la vida. Edad adulta. Obtenga más información en www.cdc.gov/birthdefects

Planificación para el embarazo

En cada embarazo, la mujer comienza con un 3 % de probabilidades de tener un bebé con un defecto de nacimiento, sin importar las afecciones que tenga ni los factores relacionados con el estilo de vida. Muchas mujeres con defectos de nacimiento y otras afecciones tienen embarazos saludables y sin problemas. Sin embargo, las mujeres con defectos de nacimiento podrían tener más probabilidades de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Hablar con un asesor en genética puede ser útil. Las personas con defectos de nacimiento deben hablar con sus proveedores de atención médica, antes de quedar embarazadas, acerca de cómo un embarazo podría afectarlas a ellas y a su bebé.

Defectos cardiacos

  • Los defectos cardiacos son los problemas del corazón más comunes para las mujeres embarazadas. El embarazo puede generar estrés en el corazón de las mujeres con ciertos tipos de defectos cardiacos. Pero con la atención médica y el tratamiento adecuados antes y durante el embarazo, muchas mujeres con defectos cardiacos pueden tener un embarazo saludable.
  • Estudios de investigación de los CDCexternal icon encontraron que, en comparación con las mujeres sin defectos cardiacos, las que tienen este tipo de defectos podrían tener un riesgo más alto de presentar algunos problemas relacionados con el embarazo, por ejemplo:
    • Anemia (cuando la cantidad de glóbulos rojos sanos en el cuerpo es muy baja)
    • Hemorragia (pérdida de sangre)
    • Presión arterial alta
  • Las mujeres con defectos cardiacos que estén considerando tener un bebé deben hablar con un proveedor de atención médica antes de quedar embarazadas para conversar sobre cómo el embarazo podría afectarlas a ellas, a sus bebés, o a ambos.

Espina bífida

  • Aunque la espina bífida causa daños en los nervios que pueden afectar el funcionamiento sexual, la mayoría de las personas con espina bífida pueden tener hijos.
  • Es importante que los adolescentes y adultos con espina bífida hablen con sus proveedores de atención médica sobre su sexualidad y funcionamiento sexual, y sus opciones de métodos anticonceptivos y sus preocupaciones sobre su salud reproductiva

Prevención de la recurrencia

  • Estudios de investigación de los CDC encontraron que las mujeres que tuvieron un embarazo anterior afectado por un defecto del tubo neural (defecto de nacimiento en el cerebro y la columna vertebral) tienen un riesgo mayor de tener otro embarazo afectado por un defecto del tubo neural. Si usted tuvo un bebé con un defecto del tubo neural, hable con su proveedor de atención médica o un asesor en genética sobre las probabilidades de tener otro embarazo afectado por este tipo de defecto. Ellos pueden decirle las medidas preventivas específicas que usted puede tomar.
  • Todas las mujeres en edad reproductiva deberían consumir 400 microgramos (mcg) de ácido fólico todos los días, además de consumir alimentos con folato como parte de una alimentación variada, para ayudar a prevenir defectos del tubo neural. Siga las recomendaciones de su proveedor de atención médica si tuvo un embarazo anterior afectado por un defecto del tubo neural. Por ejemplo, si ha tenido un embarazo afectado por espina bífida o un bebé afectado por espina bífida o anencefalia, su proveedor de atención médica podría recomendarle que tome una dosis más alta de lo normal de ácido fólico antes y durante el embarazo.

Genética y antecedentes familiares

  • Algunos defectos de nacimiento, como el síndrome de Down, son causados por cambios en los genes. Tener a alguien en su familia con un defecto de nacimiento aumenta sus probabilidades de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Para obtener más información sobre su riesgo genético de tener un bebé con un defecto de nacimiento, puede consultar a un genetista clínico o un asesor en genética.
  • Con base en sus antecedentes de salud y los de su familia, su proveedor de atención médica puede hacerle una remisión a un asesor en genética:
    • Planificación para el embarazo. La asesoría genética antes de que la persona quede embarazada puede abordar las preocupaciones sobre los factores que podrían afectar a su bebé. Estos incluyen afecciones que se han dado en su familia o en la familia de su pareja, antecedentes de muertes fetales, y un embarazo anterior o un hijo afectados por un defecto de nacimiento o una afección genética.
    • Durante el embarazo. La asesoría en genética durante el embarazo puede abordar ciertas pruebas que se hacen durante la gestación. Además, le da a usted la oportunidad de hablar sobre cualquier problema o afección detectados que podrían afectar a su bebé durante la infancia o la niñez.