Información sobre el tronco arterioso

El tronco arterioso, también conocido como tronco arterial, es un defecto cardiaco poco frecuente por el que un solo vaso sanguíneo común sale del corazón, en lugar de los dos vasos normales (la arteria pulmonar principal y la aorta).

¿Qué es el tronco arterioso?

El tronco arterioso es un defecto cardiaco de nacimiento. Ocurre cuando el vaso sanguíneo que sale del corazón del bebé en gestación no se separa completamente durante el crecimiento y deja conectadas a la aorta y la arteria pulmonar. Hay diferentes tipos de tronco arterioso, de acuerdo a cómo las arterias queden conectadas. Generalmente hay un agujero entre las dos cavidades inferiores del corazón (ventrículos), llamado comunicación interventricular. Debido a que los bebés que tienen este defecto pueden necesitar una operación u otros procedimientos poco tiempo después de nacer, al tronco arterioso se lo considera un defecto cardiaco de nacimiento, o congénito, grave. Congénito significa que está presente al nacer.

En los bebés que no tienen un defecto cardiaco de nacimiento, el lado derecho del corazón bombea la sangre desoxigenada a través de la arteria pulmonar hacia los pulmones. El lado izquierdo del corazón bombea la sangre oxigenada a través de la aorta hacia el resto del cuerpo.

En los bebés que tienen tronco arterioso, la sangre desoxigenada y oxigenada se mezcla a medida que fluye hacia los pulmones y el resto del cuerpo. En consecuencia, demasiada sangre va hacia los pulmones y el corazón se esfuerza más para bombear sangre al resto del cuerpo. Además, en lugar de tener tanto una válvula aórtica como una válvula pulmonar, los bebés con tronco arterioso tienen una sola válvula (válvula troncal) que controla el flujo de sangre hacia afuera del corazón. La válvula troncal muchas veces es anormal. La válvula puede hacerse más gruesa y estrecharse, lo que puede bloquear la sangre cuando sale del corazón. También puede tener filtraciones, lo que hace que la sangre que sale del corazón vuelva a entrar a través de la válvula.

Causas y factores de riesgo

Se desconocen las causas de los defectos cardiacos de nacimiento, como el tronco arterioso, en la mayoría de los bebés. Algunos bebés tienen defectos cardiacos de nacimiento debido a cambios en sus genes o cromosomas. También se cree que los defectos cardiacos de nacimiento son causados por una combinación de factores de riesgo genéticos y de otro tipo, como los elementos con los que entra en contacto la madre dentro del ambiente, o lo que come o bebe, o ciertos medicamentos que usa.

Diagnóstico

El tronco arterioso se puede diagnosticar durante el embarazo o poco después del nacimiento del bebé.

Durante el embarazo

Hay pruebas de detección que se hacen durante el embarazo (también llamadas pruebas prenatales) para ver si hay defectos de nacimiento y otras afecciones presentes. Algunos defectos cardiacos podrían verse en una ecografía (que crea imágenes del cuerpo). Si el proveedor de atención médica sospecha que un bebé podría tener tronco arterioso, puede solicitar un ecocardiograma fetal para confirmar el diagnóstico. Un ecocardiograma fetal es una ecografía más detallada del corazón del bebé. Esta prueba puede mostrar si hay problemas en la estructura cardiaca, como cuando hay un solo gran vaso sanguíneo que sale del corazón, y cómo el corazón funciona con este defecto.

Después de que nace el bebé

Los bebés con tronco arterioso generalmente están en peligro en los primeros días de vida debido a la gran cantidad de sangre que va hacia los pulmones, lo que hace que el corazón se esfuerce más. Los bebés con tronco arterioso pueden tener la piel de color azulado, lo que se llama cianosis, porque su sangre no lleva suficiente oxígeno. Los bebés con tronco arterioso u otras afecciones que causan cianosis pueden presentar síntomas como los siguientes:

  • Dificultad para respirar
  • Palpitaciones
  • Pulso débil
  • Piel de color grisáceo o azulado
  • Dificultad para alimentarse
  • Somnolencia extrema

Si un proveedor de atención médica sospecha que un bebé podría tener tronco arterioso, puede solicitar un ecocardiograma para confirmar el diagnóstico. El ecocardiograma es una ecografía del corazón que puede mostrar cuando hay problemas en la estructura cardiaca, como un solo gran vaso sanguíneo que sale del corazón o una válvula troncal deforme. También puede mostrar cómo está (o no está) funcionando el corazón con este defecto, como si la sangre se está filtrando de vuelta al corazón o si está pasando a través de un agujero entre los dos ventrículos. El ecocardiograma también sirve para ayudar al médico a hacerle seguimiento a la salud del niño a lo largo del tiempo.

El tronco arterioso también puede detectarse en el recién nacido con una prueba de pulsioximetría. La pulsioximetría es una prueba clínica sencilla que sirve para determinar la cantidad de oxígeno que hay en la sangre del bebé. Los niveles bajos de oxígeno en la sangre pueden ser un signo de un defecto cardiaco de nacimiento grave. Las pruebas de detección del recién nacido que usan la pulsioximetría pueden identificar a algunos bebés con defectos cardiacos de nacimiento graves, como el tronco arterioso, antes de que el bebé presente algún síntoma.

Tratamiento

Medicamentos

Algunos bebés con tronco arterioso también necesitarán medicamentos para ayudar a fortalecer el músculo cardiaco, bajar la presión arterial y ayudar al cuerpo a eliminar el líquido extra.

Alimentación

Algunos bebés con tronco arterioso podrían cansarse mientras se alimentan y podrían no comer lo suficiente para aumentar de peso. Para asegurarse de que los bebés tengan un aumento de peso saludable, se les podría recetar una fórmula especial alta en calorías. Algunos bebés se cansan mucho mientras se alimentan y podrían necesitar el uso de una sonda de alimentación.

Cirugía

Se necesita una intervención quirúrgica para reparar el corazón y los vasos sanguíneos. Esto se hace generalmente en los primeros meses de vida. Las opciones para realizar la reparación dependen de qué tan enfermo esté el niño y de la estructura específica del defecto. La meta de la operación para reparar el tronco arterioso es establecer flujos separados para la sangre desoxigenada que va hacia los pulmones y para la sangre oxigenada que va al resto del cuerpo. Por lo general, la operación para reparar este defecto incluye los siguientes pasos:

  • Cerrar el agujero entre las cavidades inferiores del corazón (comunicación interventricular), comúnmente con un parche.
  • Usar el vaso sanguíneo único original para crear una nueva aorta que lleve sangre oxigenada desde el ventrículo izquierdo hacia el resto del cuerpo.
  • Usar un tubo artificial (conducto) con una válvula artificial para conectar el ventrículo derecho a las arterias que van hacia los pulmones, con el fin de transportar a los pulmones sangre desoxigenada.

La mayoría de los bebés con tronco arterioso sobreviven a la reparación quirúrgica, pero podrían necesitar más operaciones u otros procedimientos a medida que crecen. Por ejemplo, el tubo artificial no crece, por lo tanto, deberá ser remplazado a medida que el niño se vaya haciendo mayor. También podría haber bloqueos del flujo de sangre que deberán ser corregidos, o problemas con la válvula troncal. Por lo tanto, una persona que nace con tronco arterioso necesitará visitas de seguimiento regulares con un cardiólogo (médico del corazón) para monitorear su evolución y evitar complicaciones u otros problemas de salud.