Tome control de su diabetes: pies sanos

Descarga esta página como pdf icon[PDF – 192 KB]

¿Sabía que la diabetes le puede causar daño en los pies y llevar a complicaciones? La buena noticia es que puede tomar medidas para ayudar a mantener los pies sanos. Al encontrar esta guía, ¡ya ha dado un paso importante!

Consejos para mantener los pies sanos

pie siendo inspeccionado por médico

Revísese los pies todos los días.

  • Fíjese si tienen callos, cortes, llagas, ampollas, manchas rojas, y si están hinchados. Un buen momento para revisarse los pies es cuando se pone o saca las medias y los zapatos.
  • Si tiene dificultad para verse la planta de los pies, use un espejo. También le puede pedir ayuda a un familiar.
  • Comuníquese con su equipo de atención médica si nota algún problema.

Lávese los pies todos los días.

  • Láveselos con agua tibia, no caliente. No se los remoje.
  • Antes de meter los pies en el agua, revise la temperatura con las manos para asegurarse de que no esté demasiado caliente. Quizás no pueda sentirla con los pies.
  • Séquese bien los pies y entre los dedos.

Mantenga la piel de sus pies suave y lisa.

  • Póngase una capa fina de loción en la parte de arriba y en la planta de los pies.
  • No se ponga loción entre los dedos. Podría causar una infección.

Protéjase los pies.

  • No camine descalzo. Podría fácilmente pisar algo y lastimarse los pies.
  • Use zapatos que le queden bien y le protejan los pies.
  • Antes de ponerse los zapatos, revise que la parte de adentro esté lisa y suave y que no haya nada adentro de ellos.
  • Siempre use zapatos en la playa y cuando camine sobre pavimento caliente.
  • No use bolsas de agua caliente ni almohadillas térmicas en los pies.
  • No use productos de venta sin receta para los callos. Podrían lastimarle la piel.
  • Mantenga su azúcar en la sangre dentro de su nivel objetivo.
  • Pídale a su médico de cuidados primarios que le revise los pies en cada visita.
  • Vea a un podólogo (profesional especializado en los pies) para que le examine los pies una o más veces al año.

¿Cómo le puede dañar los pies la diabetes?

  • La diabetes es una de las grandes causas de amputación de los dedos de los pies, los pies y las piernas. Muchas de estas amputaciones podrían prevenirse con el cuidado diario de los pies.
  • Si usted tiene diabetes, puede perder la sensibilidad en los pies. Cuando pasa eso, puede ser difícil darse cuenta si tiene problemas en los pies, como callos, cortes, llagas o ampollas.
  • La diabetes puede reducir la cantidad de sangre que llega los pies. La falta de sensibilidad y la menor circulación sanguínea pueden hacer que las llagas tomen más tiempo en sanar y llevar a problemas en los pies.
¿Qué es un podólogo?

Un podólogo es un profesional que se especializa en detectar y tratar problemas en los pies y los tobillos. Debería ver a un podólogo una o más veces al año para que le revise los pies.

Qué hacer cuando vaya a ver al podólogo

  • Trabaje con el podólogo para crear un plan de cuidado de los pies.
  • Pregúntele cómo cortarse las uñas y tratar los callos de manera segura.
  • Pregúntele si necesita usar zapatos especiales. Los zapatos podrían estar cubiertos por Medicare u otros planes de seguro médico.
  • Pídale al podólogo que envíe los resultados de sus exámenes a sus médicos después de cada visita.
  • ¡Asegúrese de ir a su próxima cita con el podólogo!
Maneje los factores clave de la diabetes

Pídale a su equipo de cuidados de la salud que lo ayude a establecer y alcanzar metas que le permitan dejar de fumar y manejar sus niveles de azúcar en la sangre, presión arterial y colesterol, que son los factores clave de la diabetes.

  • A1C (medición del nivel promedio de azúcar en la sangre de los últimos 3 meses): La meta que se fija para muchas personas en este análisis de sangre es menos del 7 %, pero su médico podría darle una meta distinta.
  • Presión arterial: La presión arterial alta causa enfermedad del corazón. Para la mayoría de las personas la meta es menos de 140/90 mmHg, pero pregúntele a su médico cuál debería ser la meta para usted.
  • Colesterol: El LDL, o colesterol “malo”, se acumula en los vasos sanguíneos y los tapa. El HDL, o colesterol “bueno”, ayuda a eliminar el colesterol “malo” de los vasos sanguíneos. Pregúntele al médico cuáles deberían ser sus valores de colesterol.
  • Fumar: Si usted fuma o consume otros productos del tabaco, tome medidas para dejar de hacerlo. Llame al 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569) para obtener apoyo.

Informe a su familia acerca de la diabetes y los factores clave para que puedan ayudarlo.

Únase a los millones de personas en los Estados Unidos que están aprendiendo a manejar la diabetes: Pídale a su equipo de atención médica que lo remita a servicios de educación y apoyo para el automanejo de la diabetes (DSMES), para que lo ayuden a manejar la diabetes. Busque “encuentre un programa de educación sobre la diabetes en su áreaexternal icon” en Internet para encontrar un sitio web que tenga una lista de programas reconocidos por la Asociación Americana de la Diabetes o acreditados por la Asociación de Especialistas en Atención y Educación sobre la Diabetes.

Esta página fue revisada el: el 20 de enero del 2021