Infecciones de oído

Hoja informativa para imprimir

Pseudomonas fact sheet in Spanish

Datos sobre la “foliculitis de la bañera” y el “oído de nadador” (Pseudomonas)

Español Cdc-pdf[PDF – 1 página]

Inglés Cdc-pdf[PDF – 1 página]

Las infecciones de oído pueden causarse al dejar agua contaminada en el oído después de nadar. Esta infección, conocida como “oído de nadador” u otitis externa, no es la misma que la infección del oído medio que se tiene comúnmente durante la infancia. Se produce en el conducto auditivo externo y puede causar dolor y molestias a nadadores de todas las edades. En los Estados Unidos, el oído de nadador es motivo de aproximadamente 2.4 millones de consultas médicas cada año y de cerca de 500 millones de dólares en gastos de atención médica 1.

A continuación están las respuestas a las preguntas más comunes sobre las infecciones de oído, el oído de nadador y cómo nadar de manera saludable.

"Oído de nadador" (otitis externa)

Los síntomas del oído de nadador con frecuencia aparecen pocos días después de haber nadado y pueden incluir lo siguiente:

  • Comezón adentro del oído.
  • Enrojecimiento e inflamación del oído.
  • Dolor cuando se tira de la oreja infectada o se ejerce presión en el oído.
  • Secreción de pus del oído infectado.

Si bien afecta a personas de cualquier edad, es más común en los niños y puede causar mucho dolor.

El oído de nadador puede ocurrir cuando queda agua en el canal del oído durante largos periodos, lo que crea un ambiente perfecto para que crezcan gérmenes y se infecte la piel. Los gérmenes presentes en las piscinas y en otros sitios con aguas recreativas son una de las causas más frecuentes del oído de nadador.

El oído de nadador no se transmite de una persona a otra.

Si piensa que tiene oído de nadador, consulte a su proveedor de atención médica. Se puede tratar con gotas para los oídos que contienen antibióticos.

Sí. El oído de nadador no es lo mismo que la infección del oído medio que se tiene comúnmente durante la infancia. Si puede jalar el oído externo sin dolor o molestias, probablemente no tenga oído de nadador.

Para reducir el riesgo de tener oído de nadador, realice lo siguiente:

MANTENGA los oídos lo más secos posible.

  • Use una gorra de nadar, tapones para oídos o moldes adaptados a los oídos cuando nade.

SÉQUESE bien los oídos después de nadar o ducharse.

  • Use una toalla para secarse bien los oídos.
  • Incline la cabeza hacia los lados para que los oídos queden en una posición que permita que el agua salga del canal auditivo.
  • Tire suavemente de los lóbulos de las orejas en distintas direcciones mientras mantiene el oído hacia abajo para ayudar a sacar el agua.
  • Si todavía tiene agua en los oídos, puede usar un secador de cabello para que pase aire por el canal auditivo.
    • Asegúrese de que el secador esté programado en la temperatura más fría o solo use su ventilador.
    • Coloque el secador de cabello a varias pulgadas de distancia de su oído.

NO introduzca objetos en los canales auditivos (como palitos con puntas de algodón, lápices, clips para papel o dedos).

NO intente sacarse la cera de los oídos. La cera de los oídos ayuda a proteger al canal auditivo de las infecciones.

  • Si cree que tiene el oído tapado con cera, consulte a su proveedor de atención médica.

CONSULTE a su proveedor de atención médica con respecto a usar gotas para los oídos después de nadar.

  • Las gotas no deben ser usadas por personas que tienen tubos insertados en los oídos, daños en los tímpanos, infecciones de oído externo o secreción (pus o líquido que sale del oído).

CONSULTE a su proveedor de atención médica si tiene dolor, molestias o secreciones en los oídos.

PREGÚNTELE al encargado de la piscina o del jacuzzi si se revisan los niveles de desinfectante y de pH al menos dos veces al día (las piscinas y los jacuzzis con buenos niveles de desinfectantes y pH tienen menos probabilidad de transmitir gérmenes).

USE tiras reactivas para piscinas para verificar usted mismo que la piscina o el jacuzzi tenga los niveles de desinfectantes adecuados (cloro o bromo).

Para obtener más información sobre cómo protegerse y proteger a los demás al usar piscinas y jacuzzis, visite la página Cómo nadar de forma saludable .

Referencia
  1. CDC. Estimated burden of acute otitis externa—United States, 2003–2007. MMWR Morb Mortal Wkly Rep.2011;60:605-609.

*Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español