Medidas para nadar de forma saludable

a father helping his daughter learn how to swim

¡Usted puede optar por nadar de forma saludable!

Todos compartimos el agua en la que nadamos y cada uno tiene que hacer su parte para que tanto nosotros como nuestras familias y amigos nos mantengamos sanos. Para ayudarlo a protegerse y proteger a los otros nadadores de los gérmenes o las lesiones, aquí presentamos algunas medidas simples y eficaces que todas las personas pueden tomar cada vez que usen piscinas o jacuzzis públicos.

¡Chequee la piscina!

Las piscinas bien mantenidas tienen menos probabilidad de propagar gérmenes. Es menos probable que ocurran lesiones o ahogamientos si cuentan con personal capacitado y equipo de seguridad adecuado. Antes de nadar, usted mismo puede chequear la piscina utilizando la siguiente lista de verificación:

  • Revise los resultados de la última inspección sanitaria de la piscina.
  • Asegúrese de que el desagüe que se encuentra en el fondo de la parte más profunda esté visible.
  • Verifique que las tapas de desagüe en el fondo se vean fijas y en buenas condiciones.
  • Use tiras reactivas para piscinas para asegurarse de que el pH y la concentración del cloro o bromo libres en el agua sean correctos.
    • pH 7.2-7.8
    • concentración de cloro libre de al menos 3 ppm en jacuzzis y al menos 1 ppm en otros lugares con agua tratada
    • concentración de bromo libre de al menos 4 ppm en jacuzzis y al menos 3 ppm en otros lugares con agua tratada
  • Verifique que haya un salvavidas:
    • Si está trabajando, el salvavidas debe concentrarse en los nadadores y no distraerse.
    • Si no hay un salvavidas trabajando, debe haber un cartel que indique que “No hay salvavidas trabajando”.
  • Si no hay un salvavidas trabajando, chequee para ver dónde está disponible el equipo de seguridad, por ejemplo, un flotador o una barra de rescate.
  • Asegúrese de que no haya productos químicos a plena vista.

 ¡Revísese usted mismo! Mantenga el pis, la caca, el sudor, la sangre y la suciedad fuera del agua.

  • No entre al agua si tiene diarrea.
  • No entre al agua si tiene una herida abierta (por ejemplo, de una operación o perforación corporal) que no esté cubierta con un vendaje a prueba de agua.
  • Dúchese antes de meterse al agua. Enjuagarse en la ducha por tan solo un minuto elimina la mayor parte de la suciedad o cualquier otra cosa de su cuerpo.

¡Protéjase y proteja a los demás!

  • Protéjase contra las quemaduras de sol usando un filtro solar con al menos SPF 15 que bloquee tanto a los rayos UVA como a los UVB.
  • Use chalecos salvavidas que se ajusten bien al cuerpo, aprobados por la Guardia Costera, como ayuda para flotar, en lugar de los juguetes de espuma o inflados con aire.
  • No haga pis ni caca en el agua.
  • No trague agua.
  • Vigile a los niños todo el tiempo; los niños pueden ahogarse en segundos y en silencio.

Una vez por hora, ¡todos fuera del agua!