Infección de oído

¿Le duele el oído a su hijo? Podría ser una infección de oído. Los niños tienen más probabilidades que los adultos de contraer infecciones de oído. Hable con el médico de su hijo acerca del mejor tratamiento.

Algunas infecciones de oído, como las infecciones del oído medio (otitis media), necesitan tratamiento con antibióticos, pero muchas pueden mejorar sin antibióticos.

¿Qué es una infección de oído?

Esta imagen representa la diferencia entre un oído sano y un oído infectado.

Existen distintos tipos de infecciones de oído. La infección del oído medio (otitis

Otra afección que afecta el oído medio se llama otitis media exudativa. Se presenta cuando se acumula líquido en el oído medio sin estar infectado y sin provocar fiebre, dolor de oído o acumulación de pus en el oído medio.

Cuando el canal auditivo externo se infecta, la afección se denomina oído de nadador, que es distinta a una infección del oído medio. Para obtener más información, visite “Oído de nadador” (otitis externa).

Causas

La infección del oído medio puede ser causada por…

  • Bacterias, como Streptococcus pneumoniae y Haemophilus influenzae (inclasificable), que son las dos causas bacterianas más comunes.

Síntomas

Los síntomas comunes de la infección del oído medio en los niños pueden incluir:

  • Dolor de oído
  • Fiebre
  • Nerviosismo o irritabilidad
  • Frotarse o jalarse una oreja
  • Dificultad para dormir

Cuándo buscar atención médica

Consulte de inmediato a un médico si su hijo tiene menos de 3 meses de vida y fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más.

Consulte al médico si su hijo tiene:

  • Fiebre de 102.2 °F (39 °C) o mayor
  • Pus, descarga o líquido que sale del oído
  • Síntomas que empeoran
  • Síntomas de una infección del oído medio que duran más de 2 a 3 días
  • Pérdida auditiva

Esta lista no incluye todos los signos y síntomas. Consulte a un médico si algún síntoma es grave o preocupante.

Tratamiento

El médico determinará qué tipo de enfermedad tiene su hijo para lo cual le preguntará sobre los síntomas y le hará un examen físico. El médico puede

diagnosticar una infección del oído medio al mirar el interior del oído del niño para examinar el tímpano y ver si hay pus en el oído medio.

Con frecuencia no se necesitan antibióticos para las infecciones del oído medio porque el sistema inmunitario del cuerpo puede combatir la infección por sí solo. Sin embargo, algunas veces los antibióticos, como la amoxicilina, son necesarios para tratar los casos graves de inmediato o casos que duran más de 2 a 3 días.

Para casos leves de infección del oído medio, el médico podría recomendar tener una conducta expectante o prescripción de antibióticos diferida.

  • Conducta expectante: El médico de su hijo tal vez sugiera estar atentos y esperar para determinar si su hijo necesita antibióticos. Esto le da tiempo al sistema inmunitario para combatir la infección. Si su hijo no se siente mejor después de 2 o 3 días de descanso, más líquidos y medicamentos para aliviar el dolor, el médico tal vez recete un antibiótico.
  • Prescripción diferida: El médico de su hijo tal vez le dé una receta para antibióticos, pero le sugiera esperar 2 o 3 días antes de comprarlos para ver si su hijo todavía está enfermo.

Qué hacer para sentirse major

Algunas maneras para sentirse mejor, ya sea si se necesitan antibióticos o no para una infección de oído, son:

  • Descansar.
  • Beber más agua u otros líquidos.
  • Tomar acetaminofeno o ibuprofeno para aliviar el dolor o la fiebre. Consulte a su médico o farmacéutico sobre medicamentos de venta libre que pueden ayudarlo a sentirse mejor. Siempre use los medicamentos de venta libre según las indicaciones.

Los medicamentos de venta libre y los niños

Tenga cuidado a la hora de administrar medicamentos de venta libre a los niños. No todos los medicamentos de venta libre son recomendados para niños de ciertas edades.

  • Medicamentos para aliviar el dolor:
    • Niños menores de 6 meses de vida: deles solamente acetaminofeno.
    • Niños de 6 meses de vida o mayores: está bien darles acetaminofeno o ibuprofeno.
    • Nunca les dé aspirina a los niños porque puede causar el síndrome de Reye, una enfermedad rara, pero muy grave que daña el hígado y el cerebro.
  • Medicamentos para la tos y el resfriado:
    • Niños menores de 4 años de edad: no los use a menos que un médico lo indique específicamente. El uso de medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado en niños pequeños puede tener efectos secundarios graves y potencialmente mortales.
    • Niños de 4 años de edad o mayores: hable con el médico de su hijo para determinar si es seguro darle medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado a fin de aliviar temporalmente los síntomas.

Asegúrese de preguntarle a su médico o farmacéutico sobre la dosis adecuada de medicamentos de venta libre según la edad y el tamaño de su hijo. Asimismo, dígale al médico de su hijo y al farmacéutico todo medicamento recetado o de venta libre que su hijo esté tomando.

Prevención

Usted puede ayudar a prevenir las infecciones de oído haciendo todo lo posible para mantenerse sano y mantener sanos a los demás. Esto incluye:

  • Ponerse las vacunas recomendadas, como la vacuna contra la influenza y la vacuna antineumocócica. La vacuna antineumocócica protege contra una causa común de las infecciones del oído medio, el Streptococcus pneumonia.
  • Limpiarse las manos.
  • Amamantar exclusivamente hasta que su bebé tenga 6 meses de vida y seguir amamantando durante al menos 12 meses.
  • No fumar y evitar la exposición al humo de segunda mano.