Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Estadísticas para la fiebre del valle (coccidioidomicosis)

Qué tan común es la fiebre del valle?

En los estados donde la fiebre del valle es endémica y notificable (Arizona, California, Nevada, Nuevo México y Utah), la incidencia general en el 2011 fue de 42.6 casos por población de 100 000 y fue más alta entre las personas de 60-79 años (69.1/100 000).1 En las áreas altamente endémicas como Phoenix y Tucson y las áreas metropolitanas de Arizona, la fiebre del valle causa un estimado de entre el 15 y casi el 30 % de los casos de neumonía adquiridos en la comunidad, pero las bajas tasas de pruebas de detección de esta enfermedad indican que quizás no se identifique en todos los casos.2,3

Vigilancia de la fiebre del valle por parte de las autoridades de salud pública

La fiebre del valle se debe notificar en los siguientes estados: Arizona, Arkansas, California, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Delaware, Luisiana, Maryland, Michigan, Minnesota, Misuri, Montana, Nebraska, Nevada, Nuevo Hampshire, Nuevo México, Ohio, Oregón, Rhode Island, Utah, Washington y Wyoming. Los departamentos de salud estatales recogen información acerca de los casos de fiebre del valle y luego la envían a los CDC. La cantidad de casos que cada estado notifica aparece publicada en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR). Consulte con el departamento de salud pública de su localidad, territorio o estado para obtener más información sobre las obligaciones y los procedimientos de notificación en su área.

Cantidad de casos de fiebre del valle notificados

	Number of reported coccidioidomycosis cases,1998-2015
Año Arizona California Nevada, Nuevo México y Utah Otros estados Total
1998 1,474 719 72 6 2,271
1999 1,812 939 55 20 2,826
2000 1,917 840 67 41 2,865
2001 2,301 1,538 63 30 3,932
2002 3,133 1,727 63 32 4,955
2003 2,695 2,091 55 19 4,860
2004 3,667 2,641 110 44 6,462
2005 3,516 2,885 108 43 6,552
2006 5,535 3,131 140 118 8,924
2007 4,832 2,991 163 149 8,135
2008 4,768 2,597 99 69 7,533
2009 10,233 2,488 147 75 12,943
2010 11,883 4,622 159 129 16,793
2011 16,467 5,697 237 240 22,641
2012 12,920 4,431 211 240 17,802
2013 5,861 3,272 162 143 9,438
2014 5,624 2,243 156 209 8,232
2015 7,622 3,053 198 199 11,072

Se desconocen todos los motivos por los que se han producido cambios en la cantidad de casos notificados de fiebre del valle, pero se cree que podría deberse a cambios en:

  • la cantidad de personas expuestas al hongo Coccidioides debido a que ha aumentado la cantidad de personas que se han mudado o han viajado a áreas endémicas;
  • factores medioambientales (como en la temperatura y la cantidad de lluvia), que pueden afectar el crecimiento del hongo y la cantidad que hay en circulación;
  • la forma de detección y notificación de los casos.

Número de muertes a causa de la fiebre del valle

En un estudio reciente se encontró que entre 1990 y el 2008 se produjeron en los Estados Unidos 3089 muertes asociadas a la coccidioidomicosis (o sea, muertes para las cuales se registró coccidioidomicosis como causa contribuyente o primaria en el certificado de defunción). Este número representa un promedio de menos de 200 muertes al año 4 y se ha mantenido bastante estable desde 1997.4

Brotes de fiebre del valle

Aunque la mayor parte de los casos de fiebre del valle no se asocia a brotes, se producen ocasionalmente brotes de fiebre del valle vinculados a una fuente común, particularmente después de eventos en los que se alteran grandes cantidades de suelo. Se han producido brotes en militares en entrenamiento,5,6trabajadores arqueológicos,7-10y en personas expuestas a terremotos11y tormentas de polvo.12Las personas que viven en un área donde hay Coccidioides en el medioambiente pueden comunicarse con su departamento de salud local o estatal para obtener la información más actualizada sobre los brotes.

Se han producido brotes en militares en entrenamiento,5,6trabajadores arqueológicos,7-10 trabajadores granjas de energía solar,11 y en personas expuestas a terremotos12 y tormentas de polvo.13

Referencias

  1. CDC. Increase in Reported Coccidioidomycosis – United States, 1998-2012, MMWR 62(12);217-221.
  2. Valdivia L, Nix D, Wright M, Lindberg E, Fagan T, Lieberman D, et al. Coccidioidomycosis as a common cause of community-acquired pneumonia. Emerg Infect Dis. 2006 Jun;12(6):958-62.
  3. Chang DC, Anderson S, Wannemuehler K, Engelthaler DM, Erhart L, Sunenshine RH, et al. Testing for coccidioidomycosis among patients with community-acquired pneumonia. Emerg Infect Dis. 2008 Jul;14(7):1053-9.
  4. Huang JY, Bristow B, Shafir S, Sorvillo F. Coccidioidomycosis-associated Deaths, United States, 1990-2008. Emerg Infect Dis. 2012 Nov;18(11):1723-8.
  5. Crum N, Lamb C, Utz G, Amundson D, Wallace M. Coccidioidomycosis outbreak among United States Navy SEALs training in a Coccidioides immitis-endemic area—Coalinga, California. J Infect Dis. 2002 Sep 15;186(6):865-8.
  6. Standaert SM, Schaffner W, Galgiani JN, Pinner RW, Kaufman L, Durry E, et al. Coccidioidomycosis among visitors to a Coccidioides immitis-endemic area: an outbreak in a military reserve unit. J Infect Dis. 1995 Jun;171(6):1672-5.
  7. Loofbourow JC, Pappagianis D, Cooper TY. Endemic coccidioidomycosis in Northern California. An outbreak in the Capay Valley of Yolo County. California medicine. 1969 Jul;111(1):5-9.
  8. Petersen LR, Marshall SL, Barton-Dickson C, Hajjeh RA, Lindsley MD, Warnock DW, et al. Coccidioidomycosis among workers at an archeological site, northeastern Utah. Emerg Infect Dis. 2004 Apr;10(4):637-42.
  9. Werner SB, Pappagianis D. Coccidioidomycosis in Northern California. An outbreak among archeology students near Red Bluff. California medicine. 1973 Sep;119(3):16-20.
  10. Werner SB, Pappagianis D, Heindl I, Mickel A. An epidemic of coccidioidomycosis among archeology students in northern California. N Engl J Med. 1972 Mar 9;286(10):507-12.
  11. Wilken JA, Sondermeyer G, Shusterman D, McNary J, Vugia DJ, McDowell A et al. Coccidioidomycosis among Workers Constructing Solar Power Farms, California, USA, 2011-2014. Emerg Infect Dis. 2015 Nov;21(11):1997-2005.
  12. Schneider E, Hajjeh RA, Spiegel RA, Jibson RW, Harp EL, Marshall GA, et al. A coccidioidomycosis outbreak following the Northridge, Calif, earthquake. JAMA. 1997 Mar 19;277(11):904-8.
  13. Williams PL, Sable DL, Mendez P, Smyth LT. Symptomatic coccidioidomycosis following a severe natural dust storm. An outbreak at the Naval Air Station, Lemoore, Calif. Chest. 1979 Nov;76(5):566-70.
Arriba