Para proveedores de atención médica

Médico con los brazos cruzados sosteniendo un estetoscopio

Los CDC alientan a los médicos a que sigan notificando los posibles casos de lesiones pulmonares asociadas al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo (EVALI, por sus siglas en inglés) a su departamento de salud local o estatal para hacer más investigaciones.

Si se sospecha una EVALI, los proveedores de atención médica deben preguntar por el uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, de manera confidencial y sin juzgar. El paso más importante en la evaluación de una EVALI es preguntarles a los pacientes sobre el uso reciente de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo. Y si se confirma, sobre los tipos de sustancias usadas (p. ej., tetrahidrocanabinol [THC] y nicotina) y dónde se obtuvieron.

Los CDC también han elaborado directrices para el suplemento de la Clasificación Internacional de Enfermedades, décima edición, modificación clínica (ICD-10-CM) pdf icon[PDF – 160 KB] sobre la codificación para las consultas de atención médica relacionadas con EVALI.

Debe estar documentado que los pacientes hospitalizados estuvieron clínicamente estables por 24-48 horas antes de su alta hospitalaria. Los pacientes deben tener una visita de seguimiento con un proveedor de atención médica primaria o un especialista de los pulmones, idealmente dentro de las 48 horas del alta, según se señala en

Las nuevas herramientas para médicos incluyen un algoritmo actualizado pdf icon[PDF solo para imprimir – 120 KB] para el manejo de pacientes con presunta EVALI y una lista de verificación de preparación para el alta pdf icon[PDF – 110 KB].

Información general
  • Los CDC, la FDA y las autoridades de salud estatales han progresado en la identificación de la causa de las EVALI.
  • Las visitas a la sala de emergencias (ED) relacionadas con los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo siguen disminuyendo, después de aumentar considerablemente en agosto del 2019 y alcanzar su punto máximo en septiembre.
  • Los datos a nivel nacional y estatal provenientes de informes de pacientes y de análisis de muestras de productos muestran que los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que contienen tetrahidrocanabinol (THC), en particular aquellos obtenidos de fuentes informales, como amigos o familiares, o de vendedores en persona o en línea, están vinculados a la mayoría de los casos y tienen un papel significativo en el brote.
  • El acetato de vitamina E está fuertemente vinculado al brote de EVALI. Se ha hallado acetato de vitamina E en muestras de productos analizados por la FDA y por laboratorios estatales, y en muestras de líquido pulmonar de pacientes analizadas por los CDC provenientes de estados geográficamente diversos. No se ha hallado acetato de vitamina E en líquido pulmonar de personas que no tienen EVALI.
  • No hay evidencia suficiente para descartar la contribución de otras sustancias químicas preocupantes, como las contenidas ya sea en productos con THC o sin THC, en algunos de los casos de EVALI notificados.

Los CDC seguirán actualizando las directrices según corresponda.

Evaluación

La EVALI se sigue diagnosticando por exclusión debido a que en la actualidad no existen pruebas ni marcadores específicos para su diagnóstico y el criterio clínico debe guiar su evaluación. Es esencial que los proveedores de atención médica identifiquen rápidamente a los pacientes con EVALI a fin de reducir los resultados graves.

La influenza no se puede diferenciar de la EVALI por los signos, los síntomas, las características clínicas al examinar al paciente, ni por medio de pruebas. La enfermedad respiratoria aguda en un paciente con antecedentes de exposición a cigarrillos electrónicos o vapeo y al THC podría haberla causado el virus de la influenza, otras infecciones respiratorias, EVALI, o todas las opciones mencionadas.

Entrevista de los pacientes:

  • Pregúnteles a los pacientes, de manera confidencial y sin juzgar, si han usado productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, cuando los evalúe por síntomas respiratorios (p. ej., tos, dolor de pecho y dificultad para respirar), síntomas gastrointestinales (p. ej., dolor abdominal, náuseas, vómitos, dolor de estómago, y diarrea) o síntomas generales no específicos (p. ej., fiebre, escalofríos y pérdida de peso).
  • Pregúnteles si usaron recientemente productos de cigarrillos electrónicos o vapeo. Si lo confirman, se deben determinar los tipos de sustancias que usaron (p. ej., THC y nicotina) y de dónde las obtuvieron.
  • Aprenda las mejores prácticas para entrevistar a pacientes con la hoja informativa No se olvide de preguntar pdf icon[PDF – 129 KB].

Examen físico

  • Evalúe los signos vitales y la pulsioximetría.

Pruebas de laboratorio e imágenes

  • Los hallazgos clínicos deben guiar las pruebas de laboratorio que se hagan.
    • Se deberían considerar las radiografías de tórax (CXR) en los pacientes con antecedentes de uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que tengan síntomas respiratorios o gastrointestinales, particularmente si presentan dolor de pecho, disnea o un nivel reducido de saturación de oxígeno (< 95 % al respirar el aire de la habitación).
    • Según lo que indiquen los hallazgos de la imagen, los proveedores de atención médica deberían evaluar si existen causas de neumonía adquirida en la comunidad, conforme con las directrices establecidas.
Consideración del manejo ambulatorio del paciente
  • Algunos de los pacientes con antecedentes de uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo a los que se esté evaluando debido a síntomas respiratorios, gastrointestinales o generales, podrían ser candidatos para el manejo ambulatorio.
  • Los candidatos para el manejo ambulatorio no deberían tener dificultad respiratoria ni comorbilidades que puedan afectar la reserva pulmonar; deberían tener un nivel de saturación de oxígeno normal (≥ 95 % al respirar el aire de la habitación), acceso confiable a atención médica, un fuerte sistema de apoyo social; y deberían poder garantizar que se harán un seguimiento dentro de las 24-48 horas posteriores a la evaluación inicial y buscar atención médica de inmediato si los síntomas respiratorios empeoran. En algunos casos, los pacientes que inicialmente presentaron síntomas leves tuvieron un empeoramiento rápido de los síntomas dentro de un plazo de 48 horas.
  • Se debe considerar seriamente la admisión hospitalaria de los pacientes con una enfermedad concurrente, como influenza y posible EVALI, especialmente si tienen dificultad respiratoria, comorbilidades que afecten la reserva pulmonar o un nivel reducido de saturación de oxígeno (< 95 % al respirar el aire de la habitación).
Consideraciones sobre la temporada de influenza

Pruebas de influenza y tratamiento empírico con antimicrobianos, incluido el tratamiento con antivirales

  • Se deben considerar seriamente las pruebas de influenza, particularmente durante la temporada de influenza. Podría ser difícil distinguir en la evaluación inicial la EVALI (un diagnóstico por exclusión) de la influenza o de la neumonía adquirida en la comunidad, y la EVALI podría ocurrir de manera concomitante con infecciones respiratorias.
  • Se debe considerar el tratamiento empírico con antimicrobianos, incluidos los antivirales, de acuerdo con las directrices establecidas y los patrones locales de microbiología y de resistencia de la neumonía adquirida en la comunidad.
  • El tratamiento antiviral también se puede considerar en todo paciente sintomático, por lo demás sano, que no tenga alto riesgo de complicaciones y al que se le diagnostique influenza confirmada o presunta, con base en el criterio clínico, si el tratamiento se puede comenzar dentro de las primeras 48 horas del inicio de la enfermedad.
  • Los proveedores de atención médica deberían poner énfasis en la importancia de la vacunación anual contra la influenza para todas las personas de ≥ 6 meses, incluidos los pacientes que usan productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.
  • No se sabe si los pacientes con EVALI están en mayor riesgo de tener complicaciones graves por la influenza u otras infecciones respiratorias. Además, se debe considerar la administración de la vacuna antineumocócica en los pacientes con antecedentes de EVALI, de acuerdo con las directrices actuales.
  • Revise la página Datos clave sobre la vacuna contra la influenza estacionalpara obtener más información.
Tratamiento y seguimiento

Tratamiento con corticosteroides

  • Los corticosteroides podrían ser útiles para el tratamiento de la EVALI.
  • No se ha estudiado lo suficiente el uso de corticosteroides para el tratamiento de EVALI en el entorno ambulatorio y debería considerarse con prudencia. Los corticosteroides podrían empeorar las infecciones respiratorias que se ven comúnmente en los entornos ambulatorios.
  • En informes publicados que incluían principalmente a pacientes hospitalizados, la mayoría de aquellos con EVALI que recibió corticosteroides mostró una mejoría rápida; las dosis se describieron previamente.
  • Algunos pacientes que no habían recibido corticosteroides también mostraron una mejoría clínica con la cesación del uso de los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo. No se han realizado estudios comparativos.

Planificación del alta hospitalaria

  • Debe estar documentado que los pacientes hospitalizados estuvieron clínicamente estables por 24-48 horas antes de su alta hospitalaria.
  • Los proveedores de atención médica deben asegurarse de que los pacientes tengan apoyo social y acceso a servicios de salud mental y para trastornos por consumo de sustancias.
  • El farmacéutico del paciente internado debe proveer una conciliación de los medicamentos y responder a las preguntas del paciente para ayudar a garantizar que se adhiera al plan de medicación.
  • Los proveedores de atención médica deben confirmar que los pacientes tengan una cita de seguimiento con un proveedor de atención médica primaria o un especialista de los pulmones, idealmente dentro de las 48 horas del alta.
  • Los proveedores de atención médica pueden usar la lista de verificación de preparación para el alta de pacientes con EVALI pdf icon[PDF – 110 KB] para ayudar a planear el alta hospitalaria segura.

Seguimiento posterior al alta hospitalaria

  • Los pacientes que reciben el alta hospitalaria después del tratamiento hospitalario de EVALI deben tener una visita de seguimiento con un proveedor de atención médica primaria o un especialista de los pulmones, idealmente dentro de las 48 horas.
    • La evaluación de seguimiento debe incluir una evaluación clínica para confirmar que el estado respiratorio del paciente sea estable; educación continua sobre las EVALI; asegurarse de que el paciente cumpla los regímenes de medicación, como la retirada gradual de corticosteroides (si se recetaron en el momento del alta hospitalaria); reforzar la importancia de abstenerse de usar productos de cigarrillos electrónicos o vapeo; facilitar la vinculación a atención médica ambulatoria por parte de todos los proveedores o servicios que estén indicados de acuerdo con los antecedentes médicos o afecciones del paciente; conectar a pacientes con los recursos sociales, de salud mental y para trastornos por consumo de sustancias que pueda necesitar, y establecer la vinculación a los servicios necesarios.
  • El seguimiento pulmonar a largo plazo debe ocurrir, generalmente, dentro de las 2-4 semanas después del alta (con frecuencia, al terminar la retirada gradual de corticosteroides) para evaluar el funcionamiento pulmonar y la resolución de los hallazgos radiográficos.
  • Las pruebas de seguimiento adicionales que se hagan entre 1 y 2 meses después del alta podrían incluir espirometría, capacidad de difusión pulmonar para monóxido de carbono (DLCO) y radiografía de tórax.
  • Los pacientes que hayan estado inmovilizados por un tiempo prolongado durante la hospitalización (en especial aquellos que tengan desacondicionamiento y atrofia muscular relacionada con la unidad de cuidados intensivos) podrían beneficiarse con fisioterapia. La participación continua en servicios de medicina de adicciones y salud mental debe considerarse según lo indicado.
  • Los proveedores de atención médica deberían también aconsejar a los pacientes con antecedentes de EVALI que regresen lo antes posible si sus síntomas respiratorios empeoran o si presentan otros nuevos, ya sea con o sin fiebre, para que se les haga una evaluación temprana con análisis de influenza y se inicie el tratamiento temprano con antivirales o antibióticos, según sea lo indicado.

Consideraciones en el punto de atención médica

  • Considere colocar recordatorios o carteles (hay afiches para entornos clínicos disponibles en ingléspdf icon [PDF solo para imprimir – 299 KB] o españolpdf icon [PDF solo para imprimir – 296 KB]) para animar la conversación entre los pacientes y los proveedores de atención médica sobre el uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.

Notifique a su departamento de salud estatal o local los casos de EVALI que se hayan presentado dentro de los últimos 90 días.

Interrumpa el uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo
  • Los CDC y la FDA recomiendan que las personas no usen productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que contengan THC, particularmente aquellos obtenidos de fuentes informales, como amigos, familiares, o de vendedores en persona o en línea.
  • Retomar el uso de estos productos durante la recuperación de una EVALI tiene el potencial de ocasionar una recuperación más lenta, la recurrencia de los síntomas o más lesión pulmonar.
  • Los adultos que estén usando productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que contengan nicotina como alternativa a los cigarrillos regulares no deberían volver a fumar cigarrillos regulares; deberían analizar toda la información disponible y considerar el uso de medicamentos para dejar de fumar aprobados por la FDA. Si deciden usar cigarrillos electrónicos como alternativa a los cigarrillos regulares, deberían pasarse completamente de los cigarrillos regulares a los cigarrillos electrónicos, y no usar ambos productos por un periodo prolongado que retrasaría la cesación del tabaquismo por completo. Ellos deberían comunicarse con su profesional de atención médica si necesitan ayuda para dejar de usar productos de tabaco, incluso los cigarrillos electrónicos, al igual que si tienen preocupaciones sobre EVALI.
  • Las personas que presentan impedimentos o malestares considerables por el uso problemático y continuo de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo con THC deberían buscar tratamiento conductual basado en la evidencia y servicios de recuperación. Consulte el localizador de tratamientos de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustanciasexternal icon para encontrar tratamientos en su área, o llame al 1-800-662-HELP (4357).

Si tiene preguntas acerca de la investigación de los CDC sobre las lesiones pulmonares asociadas al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, comuníquese con CDC-INFO (en inglés) o llame al 1-800-232-4636.


Esta página fue revisada el: 3 de marzo de 2020
Fuente del contenido: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, traducido por CDC Multilingual Services #315335.