Brote de lesiones pulmonares asociado al uso de cigarrillos electrónicos o vapeo

Translucent human figure with lungs highlighted

Los CDC, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), departamentos de salud estatales y locales, y otros socios clínicos y en el área de la salud pública están investigando un brote multiestatal de lesiones pulmonares asociado al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.

Si tiene preguntas acerca de la investigación de los CDC de las lesiones pulmonares asociadas al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, comuníquese con CDC-INFO (en inglés) o llame al 1-800-232-4636.

Actualizado el 17 de octubre del 2019, a las 3:00 p. m. hora del este

Lo que sabemos
  • Hasta el 15 de octubre del 2019, se habían notificado a los CDC 1479* casos de lesión pulmonar asociada al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo de 49 estados (todos excepto Alaska), el Distrito de Columbia y un territorio estadounidense.
  • Se han confirmado 33 muertes en 24 estados.
  • Todos los pacientes han reportado antecedentes de uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.
  • Sí sabemos que el THC está presente en la mayoría de las muestras analizadas por la FDA hasta la fecha y que la mayoría de los pacientes han reportado antecedentes de uso de productos que contienen THC.
  • Los hallazgos más recientes a nivel nacional y estatal parecen indicar que los productos que contienen THC, en particular los que fueron obtenidos en la calle o de otras fuentes informales (p. ej., amigos, familiares, vendedores ilícitos), están vinculados a la mayoría de los casos y tienen un papel significativo en el brote.
  • Por lo tanto, recomendamos que no use productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que contengan THC.
  • Debido a que aún no se conoce la causa o las causas específicas de la lesión pulmonar, la única manera de asegurarse de que no esté en riesgo mientras continúa la investigación es que considere no usar ningún producto de cigarrillos electrónicos o vapeo.
  • El uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo no es seguro a ninguna edad, incluidos los jóvenes y los adultos jóvenes . La nicotina es altamente adictiva y puede afectar el desarrollo del cerebro en los adolescentes que continúa hasta los 20 a 25 años.
Lo que no sabemos
  • En este momento, la FDA y los CDC no han identificado la causa o las causas de las lesiones pulmonares en estos casos y lo único que hay en común entre todos los casos es que los pacientes han reportado el uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.
  • Hasta la fecha, no ha surgido ningún compuesto o ingrediente único como la causa de estas enfermedades, y podría ser que exista más de una causa de este brote. Muchas fuentes de sustancias y productos diferentes todavía están bajo investigación. Las exposiciones específicas a sustancias químicas causantes de las lesiones pulmonares asociadas al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo se desconocen en este momento.
Lo que los CDC recomiendan
  • Los CDC recomiendan que las personas:
    • No usen productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que contengan THC.
    • No compren ningún tipo de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, en particular los que contengan THC, en la calle.
    • No modifiquen ni agreguen ninguna sustancia a los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo que no haya sido aprobada por el fabricante, incluidos los productos comprados a través de los establecimientos minoristas.
  • Debido a que aún no se conoce la causa o las causas específicas de la lesión pulmonar, la única manera de asegurarse de que las personas no estén en riesgo mientras continúa la investigación es que consideren no usar ningún producto de cigarrillos electrónicos o vapeo.  No hay ningún producto de tabaco que sea seguro. Todos los productos de tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos, implican un riesgo.
  • Si usted es un adulto que usa productos de cigarrillos electrónicos o vapeo para dejar de fumar cigarrillos regulares, no vuelva a fumar cigarrillos regulares. Los adultos adictos a la nicotina que usen cigarrillos electrónicos deberían analizar todos los riesgos y beneficios, y considerar el uso de terapias de reemplazo de nicotina aprobadas por la FDA.
  • Si usted continúa usando productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, preste mucha atención a la aparición de síntomas y vea inmediatamente a un proveedor de atención médica si tiene síntomas  similares a los reportados en este brote.
  • Independientemente de la investigación en curso:
    • Los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo nunca deben ser usados por jóvenes, adultos jóvenes o mujeres embarazadas.
    • Los adultos que actualmente no usan productos de tabaco no deberían empezar a usar productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.
    • El uso de THC se ha asociado a un amplio rango de efectos en la salud, en particular con el uso excesivo y prolongado. La mejor manera de evitar efectos potencialmente dañinos es no usar THC, como a través de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo. Las personas con trastorno por consumo de marihuana deberían buscar tratamientos basados en la evidencia proporcionados por un proveedor de atención médica.
    • No hay ningún producto de tabaco que sea seguro. Todos los productos de tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos, implican un riesgo.
    • Los CDC seguirán actualizando las directrices, según sea adecuado, a medida que surjan nuevos datos de este brote complejo.
Factores clave sobre el uso de cigarrillos electrónicos o vapeo
  • A los cigarrillos electrónicos —o e-cigarettes— también los llaman vapeadores, narguiles electrónicos o e-hookahs, plumas de vapor, sistemas de tanque, mods y sistemas electrónicos de suministro de nicotina (ENDS, por sus siglas en inglés).
  • Al uso de productos de cigarrillos electrónicos se le dice comúnmente vapear.
  • Los cigarrillos electrónicos calientan un líquido para producir un aerosol que los usuarios inhalan en sus pulmones.
  • Ese líquido puede contener nicotina, aceites de tetrahidrocanabinol (THC) y canabinoides (CBD), y otras sustancias y aditivos. El THC es el compuesto sicoactivo de la marihuana que altera la mente y produce el estado de euforia o “high”.
Información más reciente sobre el brote

Actualizado todos los jueves

  • Hasta el 15 de octubre del 2019, se habían notificado a los CDC 1479* casos de lesión pulmonar asociada al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo del Distrito de Columbia, un territorio estadounidense (USVI) y 49 estados (todos, excepto Alaska).
  • Se han confirmado 33 muertes en 24 estados: Alabama, California (3), Connecticut, Delaware, Florida, Georgia (2), Illinois, Indiana (3), Kansas (2), Massachusetts, Michigan, Minnesota (3), Misisipi, Misuri, Montana, Nebraska, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón (2), Pensilvania, Tennessee, Texas, Utah y Virginia. Se están investigando más muertes.
    • La mediana de edad de los pacientes fallecidos fue de 44 años y varió de 17 a 75 años.
  • Entre 1358 pacientes de los cuales se tienen datos sobre la edad y el sexo:
    • El 70 % de los pacientes son hombres.
    • La mediana de edad de los pacientes es de 23 años y varía de 13 a 75 años.
    • El 79 % de los pacientes tienen menos de 35 años de edad.
    • Por categoría de grupo de edad:
      • El 15 % de los pacientes tienen menos de 18 años de edad.
      • El 21 % de los pacientes tienen entre 18 y 20 años de edad.
      • El 18 % de los pacientes tienen entre 21 y 24 años de edad.
      • El 25 % de los pacientes tienen entre 25 y 34 años de edad.
      • El 21 % de los pacientes tienen 35 años o más.
  • Hasta la fecha, los datos a nivel nacional y estatal parecen indicar que los productos que contienen THC, en particular los que fueron obtenidos en la calle o de otras fuentes informales (p. ej., amigos, familiares o vendedores ilícitos), están vinculados a la mayoría de los casos y tienen un papel significativo en el brote.
  • Todos los pacientes tienen antecedentes reportados de uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, y no se ha descubierto ninguna evidencia indicativa de una causa infecciosa. Por lo tanto, la presunta causa es la exposición a una sustancia química o a sustancias químicas.
  • Las exposiciones específicas a sustancias químicas causantes de las lesiones pulmonares asociadas al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo se desconocen en este momento.
  • Entre 849 pacientes de los cuales se tiene información sobre sustancias usadas en los productos de cigarrillos electrónicos o vapeo en los 3 meses anteriores a la aparición de síntomas:**
    • Cerca del 78 % de los pacientes reportaron haber usado productos que contenían THC; el 31 % reportaron uso exclusivo de productos que contenían THC.
    • Cerca del 58 % de los pacientes reportaron haber usado productos que contenían nicotina; el 10 % reportaron uso exclusivo de productos que contenían nicotina.
  • Esta compleja investigación abarca casi todos los estados, incluye a más de mil pacientes, así como una gran variedad de marcas y sustancias y productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.  La cantidad de casos sigue aumentando y se están notificando nuevos casos, lo cual hace más difícil determinar la causa o las causas de este brote.
Lo que los CDC están haciendo
  • Los CDC están trabajando las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para identificar la causa o las causas de este brote a través de la asociación con los estados y otras agencias federales.
  • Los CDC han activado el Centro de Operaciones de Emergencia (EOC) para coordinar actividades y proporcionar asistencia a los estados, socios de salud pública y médicos en todo el país.
  • Los esfuerzos de los CDC en la respuesta a las lesiones pulmonares están comprometidos a lo siguiente:
    • Identificar y definir los factores de riesgo y la fuente de los casos de enfermedad pulmonar asociada al uso de productos de cigarrillos electrónicos o vapeo.
    • Detectar casos confirmados y probables en los EE. UU., y hacerles seguimiento.
    • Comunicar recomendaciones prácticas al público a nivel estatal, local y clínico.
    • Establecer procedimientos de laboratorio que puedan ayudar con la investigación de salud pública y el cuidado de los pacientes.
  • Los CDC continúan trabajando de cerca con la FDA, los estados, los socios de salud pública y los médicos en esta investigación al proporcionar consultas y asistencia técnica a los estados con respecto a la comunicación, las alertas de salud, el alcance público y la vigilancia.
  • Los CDC mantienen una página web sobre el brote con mensajes clave y actualizaciones semanales sobre el recuento de los casos y las muertes, y recursos relativos a los casos.
  • Los CDC están realizando sesiones informativas para el Congreso, teleconferencias con los medios de comunicación y llamadas regulares con departamentos de salud y médicos para proporcionar actualizaciones oportunas.
  • Los CDC trabajaron con los estados para crear definiciones principales de caso y de caso extrahospitalario con el fin de clasificar los casos confirmados y probables de una manera uniforme. Los estados están en el proceso de clasificación de los pacientes. Tenemos previsto que los estados y los médicos quizás vuelvan a estudiar casos anteriores de lesiones pulmonares con base en la definición de caso de los CDC. Los CDC reportarán la cifra de casos de lesión pulmonar confirmados y probables una vez que los estados hayan finalizado su clasificación de casos.
  • Después de recibir una invitación, los CDC han enviado funcionarios del Servicio de Inteligencia Epidemiológica (EIS) y otros miembros del personal de los CDC para prestar apoyo a los estados.
  • Los CDC están ofreciendo pruebas de laboratorio adicionales.
    • Actualmente, los CDC están validando métodos selectivos para detectar sustancias químicas en líquido de lavado broncoalveolar (BAL, por sus siglas en inglés), sangre u orina, y ha recibido muestras iniciales.
    • Los CDC están analizando muestras patológicas, incluidas las de biopsia de pulmón o autopsia, asociadas a pacientes.
    • Los CDC también están validando métodos para pruebas emisiones de aerosol de muestras de productos asociadas a casos, provenientes de productos y e-líquidos de cigarrillos electrónicos o vapeo. Los datos iniciales de los análisis de muestras de productos han llevado a la necesidad de realizar estas pruebas adicionales.
    • Los resultados podrían brindar información sobre la naturaleza de las exposiciones a sustancias químicas que están contribuyendo a este brote.
  • Los CDC elaboraron documentos de directrices para ayudar a los laboratorios de salud pública, los proveedores de atención médica y los patólogos (y otros) con la recolección, almacenamiento y envío de muestras.
  • Para obtener más información y recursos, consulte las páginas web Para el público, Para proveedores de atención médica y Para departamentos de salud estatales y locales, así como nuestra página web Publicaciones y recursos.

* El aumento en los casos de lesión pulmonar desde la semana pasada representa tanto a los nuevos pacientes como a los pacientes previamente identificados que se notificaron recientemente a los CDC.

**Con base en reportes completos recibidos.

Fechas de aparición de los síntomas y ingreso en el hospital de pacientes con lesiones pulmonares asociadas con el uso de cigarrillos electrónicos o vapeo, Estados Unidos, 31 de marzo a 12 de octubre de 2019
Fechas de aparición de los síntomas y ingreso en el hospital de pacientes con lesiones pulmonares asociadas con el uso de cigarrillos electrónicos o vapeo, Estados Unidos, 31 de marzo a 12 de octubre de 2019


Esta página fue revisada el: 19 de octubre de 2019