Información básica

El doctor examina al bebé recién nacido con el estetoscopio

Los defectos cardiacos de nacimiento son el defecto de nacimiento más común. Con los avances en la atención y los tratamientos médicos, los bebés con defectos cardiacos de nacimiento tienen una vida más larga y saludable.

¿Qué son los defectos cardiacos de nacimiento?

Los defectos cardiacos de nacimiento están presentes al nacer y pueden afectar la estructura y el funcionamiento del corazón del bebé. Pueden afectar la forma en que fluye la sangre por el corazón y al resto del cuerpo. Los defectos cardiacos de nacimiento pueden variar de leves (como tener un pequeño orificio en el corazón) a graves (como tener partes del corazón mal formadas o faltantes).

Cinco cosas que debe saber sobre los defectos cardiacos congénitos

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de los defectos cardiacos de nacimiento dependen del tipo y la gravedad de cada defecto en particular. Algunos defectos podrían tener pocos signos o síntomas o ninguno. Otros podrían hacer que el bebé tenga los siguientes síntomas:

  • Uñas o labios azulados
  • Respiración rápida o dificultad para respirar
  • Cansancio al alimentarse
  • Somnolencia

Diagnóstico

Algunos defectos cardiacos de nacimiento pueden diagnosticarse durante el embarazo mediante un tipo especial de ecografía llamada ecocardiograma fetal, que crea imágenes de ecografía del corazón del bebé en gestación. Sin embargo, algunos defectos cardiacos de nacimiento no se detectan hasta después de que nace el bebé o más adelante en la vida, durante la niñez o la adultez. Si un proveedor de atención médica sospecha que hay un defecto cardiaco de nacimiento, se le pueden hacer varias pruebas al bebé (como un ecocardiograma) para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento de los defectos cardiacos de nacimiento depende del tipo y la gravedad del defecto. Algunos bebés y niños afectados podrían necesitar una o más operaciones para reparar el corazón o los vasos sanguíneos. Algunos pueden ser tratados sin realizar una operación, mediante un procedimiento llamado cateterismo cardiaco. Un tubo largo, llamado catéter, se inserta en un vaso sanguíneo hasta llegar dentro del corazón, donde el médico puede tomar medidas e imágenes, hacer pruebas o reparar el problema. A veces el defecto cardiaco no puede repararse totalmente, pero estos procedimientos pueden mejorar el flujo sanguíneo y el funcionamiento del corazón.

Causas

Se desconocen las causas de los defectos cardiacos de nacimiento en la mayoría de los bebés. Algunos bebés tienen defectos cardiacos debido a cambios en sus genes o cromosomas. También se cree que los defectos cardiacos de nacimiento son causados por una combinación de factores genéticos y de otro tipo como algunos elementos del ambiente, la alimentación de la madre, las afecciones de la madre o los medicamentos que haya usado la madre durante el embarazo. Por ejemplo, ciertas afecciones que tenga la madre, como diabetes u obesidad prexistente, han sido vinculadas a defectos cardiacos en el bebé.1,2 Fumar durante el embarazo, así como tomar ciertos medicamentos, también han sido vinculados a defectos cardiacos.1,2

La vida cuando se tiene un defecto cardiaco de nacimiento

Con los avances en la atención y los tratamientos médicos, los bebés con defectos cardiacos de nacimiento tienen una vida más larga y saludable. Muchos niños que tienen un defecto cardiaco de nacimiento ahora viven hasta la adultez. Se estima que más de dos millones de personas en los Estados Unidos tienen un defecto cardiaco de nacimiento. Muchas personas que tienen un defecto cardiaco de nacimiento llevan adelante vidas independientes con poca o ninguna dificultad. Otras podrían presentar una discapacidad con el pasar del tiempo. Algunas personas con defectos cardiacos de nacimiento tienen problemas genéticos u otras afecciones que aumentan el riesgo de discapacidad.

Aunque ahora hay mejores tratamientos, muchas personas con defectos cardiacos de nacimiento no se curan, incluso después de que se les haya reparado el defecto cardiaco. Las personas que tienen un defecto cardiaco de nacimiento pueden presentar otros problemas de salud con el pasar del tiempo, según su defecto cardiaco específico, la cantidad de defectos cardiacos que tengan y la gravedad de su defecto cardiaco. Por ejemplo, algunos de los otros problemas cardiacos que podrían presentarse incluyen un latido cardiaco irregular (arritmia), un mayor riesgo de infección en el músculo cardiaco (endocarditis infecciosa) o debilidad del corazón (miocardiopatía). Las personas que tienen un defecto cardiaco de nacimiento necesitan hacerse chequeos de rutina con un cardiólogo (médico del corazón) para mantenerse tan sanas como sea posible. También podrían necesitar otras operaciones después de las operaciones iniciales que se les hicieron en la niñez. Es importante que las personas que tienen un defecto cardiaco de nacimiento vayan al médico con regularidad y hablen con él sobre su salud, incluso sobre su afección cardiaca específica.

Infórmese más sobre cómo vivir con un defecto cardiaco de nacimiento »