Datos breves

  • Las bacterias Legionella pueden causar la enfermedad del legionario o la fiebre de Pontiac, que en conjunto se conocen como legionelosis.
  • Esta bacteria recibió su nombre después de un brote que ocurrió en Filadelfia en 1976. Durante ese brote, muchas de las personas que asistieron a una convención de la Legión Americana se enfermaron de neumonía (infección de los pulmones).
  • Los departamentos de salud notificaron aproximadamente 6100 casos de enfermedad del legionario en los Estados Unidos en el 2016.1  Sin embargo, debido a la probabilidad de que no se diagnostiquen todos los casos, esta cifra podría representar una subestimación de la incidencia real.
  • Aproximadamente 1 de cada 10 personas que contraen la enfermedad del legionario morirá.2
  • Las personas pueden contraer la enfermedad del legionario o la fiebre de Pontiac cuando inhalan gotitas de agua en el aire que contengan Legionella.
  • Por lo general, la enfermedad del legionario no se transmite de una persona a la otra. No obstante, esto podría ser posible en raras circunstancias.3
  • La Legionella se produce naturalmente en los ambientes de agua fresca, como los lagos o los arroyos. Se puede convertir en una preocupación de salud cuando se multiplica y se propaga en los sistemas de agua artificiales de los edificios.
  • Para prevenir la infección es esencial evitar que estas bacterias entren a los sistemas de agua de los edificios.

Notas a pie de página

  1. Reported cases of notifiable diseases, by region and area – United States and U.S. territories, 2016.
  2. Dooling KL, Toews KA, Hicks LA, et al. Active Bacterial Core surveillance for legionellosis–United States, 2011–2013. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2015;64(42):1190–3.
  3. Correia AM, GonCalves J, Gomes, JP, et al. Probable person-to-person transmission of Legionnaires’ diseaseexternal icon. N Engl J Med. 2016;374:497–8.
Esta página fue revisada el: 30 de abril de 2018