Causas, modo de propagación y personas en mayor riesgo

Causas y fuentes comunes de infección

Las bacterias Legionella se encuentran naturalmente en los ambientes de agua dulce, como lagos y arroyos. Estas bacterias pueden convertirse en una preocupación de salud cuando se multiplican y propagan en los sistemas de agua artificiales de los edificios, como:

  • Cabezales de ducha y grifos de lavamanos
  • Torres de enfriamiento (estructuras que contienen agua y un ventilador como parte del sistema centralizado de enfriamiento del aire en edificios o procesos industriales)
  • Bañeras de hidromasaje
  • Fuentes y accesorios decorativos con agua
  • Tanques de agua caliente y calentadores de agua
  • Sistemas de tuberías complejos y de gran dimensión

Los sistemas de aire acondicionado de los automóviles y de las casas no usan agua para enfriar el aire; por lo tanto, no presentan un riesgo de multiplicación de bacterias Legionella.

Forma en que las bacterias Legionella afectan a los sistemas de agua de los edificios y las personas
Cómo la legionella afecta los sistemas de agua de edificios y a las personas.

Sepa sobre cuatro pasos clave que pueden llevar a que las bacterias Legionella se multipliquen en los sistemas de agua de los edificios y se propaguen a las personas.

Cómo se propaga

Después de que las bacterias Legionella crecen y se multiplican en el sistema de agua de un edificio, el agua que las contiene puede dispersarse en forma de gotitas lo suficientemente pequeñas como para que las personas las inhalen. Las personas pueden contraer la enfermedad del legionario o la fiebre de Pontiac cuando inhalan las gotitas que contienen las bacterias.

Otra forma menos común en que las personas pueden enfermarse es aspirando agua potable que contenga bacterias Legionella. Esto pasa cuando el agua entra accidentalmente a los pulmones al beber. Entre las personas con mayor riesgo de aspirarlas se encuentran las que tienen dificultades para tragar.

Por lo general, la enfermedad del legionario y la fiebre de Pontiac no se transmiten de una persona a otra. No obstante, esto podría ser posible en raras circunstancias.1

Hable con el médico o departamento de salud local si:

  • cree que estuvo expuesto a Legionella, Y ADEMÁS
  • presenta síntomas, como fiebre, tos, escalofríos o dolores musculares.

Su departamento de salud local podrá determinar si se necesita hacer una investigación. Asegúrese de mencionar si ha pasado alguna noche fuera de su casa durante los últimos 14 días.

Personas con mayor riesgo

La mayoría de las personas sanas que se exponen a las bacterias Legionella no se enferman. Quienes tienen mayor riesgo de enfermarse son:

  • Las personas de 50 años o mayores.
  • Los fumadores o exfumadores.
  • Las personas con enfermedad pulmonar crónica (como enfermedad pulmonar obstructiva crónica o enfisema).
  • Las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado o toman medicamentos que lo debilitan (como después de un trasplante de órgano o por quimioterapia).
  • Las personas que tienen cáncer.
  • Las personas con enfermedades subyacentes (como diabetes, insuficiencia renal o insuficiencia hepática).

Nota a pie de página

  1. Correia AM, GonCalves J, Gomes, JP, et al. Probable Person-to-Person Transmission of Legionnaires’ Diseaseexternal icon. N Engl J Med. 2016;374:497–8.

Nota: Los enlaces a sitos web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Esta página fue revisada: el 25 de marzo del 2021