Signos y síntomas

Las personas que se enferman después de la exposición a Legionella pueden presentar dos enfermedades diferentes: enfermedad del legionario y fiebre de Pontiac.

Enfermedad del legionario

La enfermedad del legionario es muy similar a otros tipos de neumonía (infección de los pulmones); sus síntomas incluyen:

x-ray of chest

La enfermedad del legionario provoca síntomas similares a los de otros tipos de neumonía; con frecuencia, estas enfermedades se ven similares en las radiografías de tórax.

  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Dolores de cabeza

La enfermedad del legionario también se puede asociar a otros síntomas, como diarrea, náuseas y confusión. Los síntomas generalmente aparecen entre 2 y 10 días después de la exposición a la bacteria, pero podrían tardar más tiempo; por lo tanto, las personas deben estar atentas a la aparición de síntomas durante aproximadamente 2 semanas después de la exposición.

Si presenta síntomas de neumonía, vea a un médico de inmediato. Asegúrese de decirle si existe la posibilidad de que haya estado expuesto a Legionella, si usó una bañera de hidromasaje, pasó alguna noche fuera de su casa o se quedó en un hospital durante las últimas dos semanas.

Fiebre de Pontiac

Los síntomas de la fiebre de Pontiac son principalmente fiebre y dolores musculares; es una infección más leve que la de la enfermedad del legionario. Los síntomas comienzan entre unas horas y 3 días después de la exposición a las bacterias y generalmente duran menos de una semana. La fiebre de Pontiac es diferente de la enfermedad del legionario porque las personas que la contraen no presentan neumonía.

 

Esta página fue revisada el: 30 de abril de 2018