Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Brote multiestatal de infecciones en seres humanos por Campylobacter vinculadas a cachorros de tiendas de mascotas

Publicado el 8 de noviembre de 2017

Advertencia sobre el brote

67
casos

15
estados

17
hospitalizaciones

0
muertes

  • Lea los Consejos para los dueños de mascotas y Consejos para los trabajadores de tiendas de mascotas.
  • Lea los Consejos para proveedores de atención médica y Consejos para veterinarios.
  • Los CDC, varios estados y el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-APHIS) están investigando un brote multiestatal de infecciones por Campylobacter multirresistente.
  • Se encontró que las colonias aisladas de bacterias Campylobacter de las muestras clínicas de personas que se enfermaron en este brote eran resistentes a los antibióticos de primera línea que generalmente se recomiendan. Esta resistencia a los antibióticos significa que las infecciones causadas por la cepa del brote podrían ser difíciles de tratar con los antibióticos que normalmente se recetan para las infecciones por Campylobacter.
  • Desde la última actualización del 3 de octubre del 2017, se ha notificado la enfermedad de otras 12 personas en 8 estados. El caso de enfermedad más reciente comenzó el 14 de octubre del 2017.
  • Hasta el 23 de octubre del 2017, se han vinculado con este brote a un total de 67 personas con infección confirmada por laboratorio o con síntomas que concuerdan con los de infección por Campylobacter. Se han notificado casos en 15 estados.
    • De las 62 personas enfermas de las cuales se tiene información, 17 (27 %) han sido hospitalizadas. No se ha reportado ninguna muerte.
    • Los casos de enfermedad comenzaron entre el 15 de septiembre del 2016 y el 14 de octubre del 2017.
  • Las investigaciones epidemiológicas y de laboratorio vincularon este brote al contacto con cachorros en tiendas de mascotas.
    • De las 67 personas que se enfermaron en este brote, 62 (93 %) tienen un vínculo epidemiológico con cachorros de la tienda Petland.
      • Dieciocho de los pacientes eran empleados de Petland.
      • Cuarenta y cuatro habían comprado un cachorro en Petland o visitado una de las tiendas —o habían visitado o vivían en un hogar en el que había un cachorro comprado en Petland— poco antes enfermarse.
      • De las otras cinco personas que se enfermaron, cuatro reportaron haber tenido contacto con cachorros de otros lugares, y una tenía una infección confirmada por laboratorio, pero no indicó ninguna exposición a cachorros.
    • La secuenciación del genoma completo (WGS, por sus siglas en inglés) mostró que las colonias aisladas de Campylobacter de las personas enfermas y los cachorros tenían una estrecha relación genética.
    • La secuenciación del genoma completo proporciona evidencia adicional de que la fuente de la enfermedad humana de este brote es el contacto con cachorros de Petland.
  • La resistencia a los antibióticos puede asociarse con un mayor riesgo de hospitalización, infección del torrente sanguíneo o fracaso terapéutico en los pacientes.
    • Mediante la secuenciación del genoma completo se identificaron varios genes de resistencia antimicrobiana y mutaciones en las colonias aisladas relacionadas con el brote, de 13 personas enfermas y 8 cachorros. Este hallazgo coincide con los resultados de los métodos estándar de análisis de resistencia antimicrobiana usados por el laboratorio del Sistema Nacional de Monitoreo de la Resistencia Antimicrobiana (NARMS, por sus siglas en inglés) de los CDC para el análisis de 10 colonias aisladas clínicas de 4 personas enfermas y 6 cachorros en este brote.
    • Las 10 colonias aisladas que se analizaron mediante los métodos estándar eran resistentes a la azitromicina, la ciprofloxacina, la clindamicina, la eritromicina, el ácido nalidíxico, la telitromicina y la tetraciclina. Además, 8 de estas colonias eran resistentes a la gentamicina y 2 eran resistentes al florfenicol.
  • Tome estas medidas para prevenir enfermarse cuando toque perros o cachorros:
    • Lávese siempre las manos con cuidado usando agua y jabón inmediatamente después de haber tocado un cachorro o recoger la caca.
    • Colabore con su veterinario para mantener a los animales sanos y prevenir las enfermedades.
  • Esta investigación sigue en curso y proporcionaremos actualizaciones a medida que tengamos más información.

Advertencias previas sobre el brote

17 de octubre de 2017

55
casos

12
estados

13
hospitalizaciones

0
muertes

  • Lea los Consejos para dueños de mascotas y Consejos para trabajadores de tiendas de mascotas.
  • Lea los Consejos para médicos y Consejos para veterinarios.
  • El Departamento de Salud de Ohio, varios otros estados, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA-APHIS) están investigando un brote multiestatal de infecciones en seres humanos por Campylobacter vinculadas a cachorros vendidos a través de Petland, una cadena nacional de tiendas de mascotas.
  • Desde el 11 de septiembre del 2017, se ha informado de otras 16 personas enfermas con una infección por Campylobacter vinculada al brote. La enfermedad más reciente comenzó el 12 de septiembre.
  • Hasta el 3 de octubre, se había vinculado a este brote un total de 55 personas con infección por Campylobacter confirmada por laboratorio o con síntomas concordantes con los de esa infección; estas personas viven en 12 estados (Florida, Kansas, Maryland, Misuri, Nuevo Hampshire, Nueva York, Ohio, Pensilvania, Tennessee, Utah, Wisconsin y Wyoming).
    • 14 son empleados de Petland en 5 estados.
    • 35 habían comprado recientemente un cachorro en Petland, visitado una de estas tiendas, o visitaron o viven en un hogar con un cachorro vendido a través de Petland antes del inicio de la enfermedad.
    • 1 de estas personas tuvo contacto sexual con otra con una enfermedad confirmada y vinculada a Petland.
    • 4 personas estuvieron expuestas a cachorros de varias fuentes.
    • 1 persona estuvo expuesta a un cachorro desconocido.
  • Las edades de las personas enfermas van desde menos de 1 año hasta 86, con una edad mediana de 23 años; 38 (69%) son mujeres; y 13 (24%) reportan haber sido hospitalizadas. No se ha reportado ninguna muerte.
  • Los datos de laboratorio y epidemiológicos indican que los cachorros vendidos a través de las tiendas Petland probablemente sean la fuente de este brote. Petland está cooperando con los funcionarios de salud pública y salud animal para abordar el brote.
  • La secuenciación del genoma completo mostró la presencia de colonias de Campylobacter aisladas de las heces de cachorros vendidos a través de Petland que estaban estrechamente relacionadas con muestras de colonias de Campylobacteraisladas de las heces de personas enfermas en múltiples estados.
  • Las muestras clínicas de personas y cachorros enfermos en este brote parecen ser resistentes a antibióticos de primera línea comúnmente recomendados. Esto quiere decir que es posible que las infecciones por la cepa del brote no respondan bien a los antibióticos orales que por lo general se recetan para tratar las infecciones por Campylobacter.
    • El equipo del Sistema Nacional de Monitoreo de la Resistencia Antimicrobiana (NARMS) de los CDC analizó datos de la secuenciación del genoma completo de las colonias de Campylobacter aisladas de las heces de siete personas enfermas, y seis cachorros enfermos, en busca de genes predictores de resistencia a antibióticos.
      • El análisis parece indicar que todas las 13 colonias aisladas son resistentes a la azitromicina, ciprofloxacina, clindamicina, eritromicina, el ácido nalidíxico y la telitromicina. Además, 9 colonias parecen resistentes a la gentamicina y 12 parecen resistentes a la tetraciclina.
      • Por lo general, al predecir la resistencia a antibióticos mediante el uso de datos de la secuenciación del genoma completo coinciden los resultados con las pruebas tradicionales de resistencia a antibióticos del Campylobacter .*
    • El NARMS realizó una prueba de resistencia a los antibióticos tradicional a una colonia aislada de una persona enferma. La prueba mostró resistencia a los mismos antibióticos que anticiparon los análisis de datos de la secuenciación del genoma completo: azitromicina, ciprofloxacina, clindamicina, eritromicina, gentamicina, ácido nalidíxico, telitromicina y tetraciclina.
  • El Campylobacter puede propagarse a través del contacto con la caca (heces) de los perros. Por lo general no se propaga de una persona a otra. Sin embargo, actividades tales como cambiar los pañales de una persona infectada o el contacto sexual con una persona infectada pueden transmitir la infección.
  • Sin importar de dónde sean, todos los cachorros y perros pueden portar los gérmenes Campylobacter. Lea Consejos para dueños de mascotas y Consejos para trabajadores de tiendas de mascotas para obtener recomendaciones sobre la prevención de enfermedades.
  • Esta investigación sigue en curso. Los CDC suministrarán actualizaciones tan pronto se disponga de más información.

* Zhao, S., Tyson, G.H., Chen, Y., Li, C., Mukherjee, S., Young, S., et al. (2015). Whole genome sequencing accurately predicts antimicrobial resistance phenotypes in Campylobacter species. Appl Environ Microbiol, 82(2), 459 – 466.

11 de septiembre de 2017

39
casos

7
estados

9
hospitalizaciones

0
muertes

  • Lea los Consejos para dueños de mascotas y Consejos para trabajadores de tiendas de mascotas.
  • El Departamento de Salud de Ohio, varios otros estados, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y los Servicios de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-APHIS) están investigando un brote multiestatal de infecciones en seres humanos por Campylobacter vinculadas a cachorros vendidos a través de Petland, una cadena nacional de tiendas de mascotas.
  • El brote ha afectado a 39 personas con infecciones confirmadas en laboratorio o síntomas que concuerdan con los de las infecciones por Campylobacter, que viven en 7 estados (Florida, Kansas, Misuri, Ohio, Pensilvania, Tennessee y Wisconsin) y que estuvieron expuestas a cachorros vendidos a través de las tiendas Petland.
    • 12 son empleados de Petland en 4 estados.
    • 27 habían comprado recientemente un cachorro en Petland, visitado una de estas tiendas, o visitaron o viven en un hogar con un cachorro vendido a través de Petland antes del inicio de la enfermedad.
    • Las edades de las personas enfermas van desde menos de 1 año hasta 64, con una edad mediana de 22 años; 28 (72 %) son mujeres, y 9 (23 %) reportan haber sido hospitalizadas.
    • Las enfermedades empezaron a ocurrir desde el 15 de septiembre del 2016 hasta el 12 de agosto del 2017. La enfermedad más reciente se reportó el 1 de septiembre del 2017.
  • Los datos de laboratorio y epidemiológicos indican que los cachorros vendidos a través de las tiendas Petland probablemente sean la fuente de este brote multiestatal. Petland está cooperando con los funcionarios de salud pública y salud animal para abordar este brote.
  • El Campilobacter puede propagarse a través del contacto con la caca (heces) de los perros. Generalmente no se transmite de una persona a otra.
  • Esta investigación sigue en curso. Los CDC suministrarán actualizaciones tan pronto se disponga de más información.

Consejos para los dueños de mascotas

Los perros y cachorros pueden ser portadores de las bacterias Campylobacter, un microbio que puede hacer que las personas se enfermen. Siga los pasos siguientes para prevenir enfermarse.

Lávese siempre las manos cuidadosamente con agua y jabón después de tocar a su perro o cachorro, tocar su comida y de limpiar cuando hace pis, caca o vomitan.

  • Los adultos deben supervisar el lavado de manos de los niños pequeños.
  • Si no hay agua ni jabón, use un producto desinfectante para manos hasta que se pueda lavar bien las manos con agua y jabón.
  • Use guantes descartables para limpiar el pis, la caca y el vómito de su perro o cachorro, y lávese las manos después. Limpie la orina (pis), las heces (caca) o el vómito de la casa inmediatamente. Luego desinfecte el área con una solución de agua y cloro.
  • No permita que las mascotas le laman cerca de la boca o la cara.
  • No deje que las mascotas le laman las heridas abiertas u otras partes del cuerpo donde tenga la piel cortada.
  • Lleve su perro al veterinario con regularidad para mantenerlo sano y ayudar a prevenir la transmisión de enfermedades.

Si tiene un perro o cachorro nuevo, llévelo al veterinario a los pocos días para que le haga un chequeo médico.

  • Cuando escoja una mascota, escoja un perro o cachorro que sea vivaz, despierto y juguetón.
  • Los signos de enfermedad incluyen parecer aletargado (lento o cansado), no comer, tener diarrea y respirar de manera anormal. Sin embargo, incluso los perros que parezcan estar sanos pueden propagar microbios a las personas y a otros animales.
  • Si su perro se enferma o muere poco después de haberlo comprado o adoptado, llévelo inmediatamente al veterinario y avise a la tienda de mascotas, criador u organización de rescate sobre la enfermedad o muerte del perro. Limpie cuidadosamente el área ocupada por su mascota con una solución de agua y cloro.
  • Si el perro muere, considere dejar pasar al menos varias semanas antes de comprar o adoptar otra mascota.

Consejos para los trabajadores de tiendas de mascotas

Los perros y cachorros pueden ser portadores de las bacterias Campylobacter, un microbio que puede hacer que las personas se enfermen. Siga los pasos siguientes para prevenir enfermarse.

Lávese las manos con agua y jabón después de tocar perros o cachorros.

  • Lávese las manos cuidadosamente con agua corriente y jabón cada vez que toque un perro o cualquier cosa que esté en el área donde el perro vive o pasa el tiempo, como sus alimentos, galletas (treats) o platos para el agua y la comida. Incluso los perros que parezcan estar sanos pueden propagar microbios a las personas y a otros animales.
  • Lávese las manos inmediatamente después de limpiar la orina, la caca o el vómito del perro.
  • Séquese las manos con una toalla de papel limpia o al aire. No se seque las manos en la ropa.

Coma y guarde los alimentos de manera segura.

  • Coma y beba siempre en las áreas de descanso designadas, alejado de los lugares donde se mantiene a los animales, se los guarda en jaulas o hacen ejercicio.
  • Mantenga sus alimentos en un lugar alejado de donde se guardan los alimentos y galletas de las mascotas, y donde se mantiene a las mascotas, se las guarda en jaulas o hacen ejercicio.

Limpie lo que ensucien las mascotas de un modo seguro.

  • Limpie inmediatamente la orina, la caca o el vómito de las mascotas y desinfecte el área según los protocolos de la tienda.
  • Use guantes descartables para la limpieza y después lávese bien las manos.
  • Lave regularmente los zapatos, botas, ropa o equipos que usa para trabajar. Hágalo en un lugar donde no se guarde o prepare alimentos para personas.

Siga los protocolos de la tienda para identificar y notificar los animales enfermos o lesionados.

Información para proveedores de atención médica

Las colonias de bacterias Campylobacter aisladas de las muestras clínicas de las personas enfermas y los cachorros de este brote son resistentes a los antibióticos de primera línea que se recomiendan para el tratamiento de las infecciones graves por Campylobacter.

  • Los CDC hallaron en los análisis de sensibilidad antimicrobiana de las colonias aisladas de Campylobacter de las heces de 4 personas enfermas y 6 cachorros, que las 10 colonias eran resistentes a la azitromicina, la ciprofloxacina, la clindamicina, la eritromicina, el ácido nalidíxico, la telitromicina y la tetraciclina.
  • Además, las colonias aisladas de 2 de las 4 personas y de los 6 cachorros eran resistentes a la gentamicina, y las de 2 de las 4 personas eran resistentes al florfenicol.

Los médicos deben considerar lo siguiente al tratar a pacientes que tengan una infección por Campylobacter, presunta o confirmada, relacionada con este brote.

  • El tratamiento de apoyo (por ejemplo, la rehidratación y reposición de electrolitos) debería ser suficiente en la mayoría de los pacientes.
  • Para los pacientes que posiblemente necesiten antibióticos (por ejemplo, aquellos que tengan alto riesgo de enfermarse gravemente, tales como los bebés y los niños pequeños, los adultos de 65 años y más, las mujeres embarazadas y las personas con el sistema inmunitario debilitado):
    • Ordene un cultivo de heces y análisis de sensibilidad antimicrobiana.
    • Escoja el antibiótico con base en los resultados del cultivo de heces y del análisis de sensibilidad antimicrobiana del paciente.
    • Considere consultar el tratamiento del paciente con un especialista en enfermedades infecciosas.
  • Cuando se requiera un tratamiento empírico, evite los medicamentos a los cuales sean resistentes las cepas del brote. Esto incluye los antibióticos mencionados, así como las penicilinas, la amoxicilina con ácido clavulánico, las cefalosporinas, el metronizadol y la trimetropina con sulfametoxazol, a los cuales el Campylobacter jejuni es inherentemente resistente.

Información para veterinarios

Pruebas en los perros

  • A los cachorros de menos de 12 meses y los perros adoptados de lugares hacinados o tiendas de mascotas que muestren tener signos de infección por Campylobacter como, por ejemplo, diarrea mucinoide sanguinolenta, se les debe hacer una tinción de Gram en heces para detectar si hay organismos similares a los Campylobacter.
  • La confirmación en laboratorio de las infecciones por Campylobacter se hacen a partir de una muestra de materia fecal en medio de transporte Cary-Blair o de una prueba cuantitativa de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) de una muestra de heces fresca, en consulta con un laboratorio de diagnóstico veterinario.
  • Los perros y cachorros con infección por Campylobacter deben ser aislados para evitar que se propague la infección. Las infecciones por Campylobacter por lo general son autolimitadas, por lo que a menudo los cuidados de apoyo son el único tratamiento necesario.
  • Si la prueba de laboratorio confirma la infección por Campylobacter y el perro o cachorro tiene diarrea hemorrágica o fiebre y se justifica el tratamiento con antibióticos, la elección del antibiótico deberá hacerse con base en los resultados del cultivo y del análisis de sensibilidad. El perfil de resistencia a los antibióticos de este brote incluye a los antibióticos de uso común, como las fluoroquinolonas y los macrólidos. El Campylobacter jejuni tiene una resistencia antimicrobiana inherente a los otros antibióticos que comúnmente se recetan, como las penicilinas, las cefalosporinas, la trimetoprima con sulfametoxazol, la amoxicilina con ácido clavulánico y el metronizadol. Por lo tanto, las infecciones con la cepa del brote pueden ser difíciles de tratar.

Limpie minuciosamente las superficies y equipos que hayan estado en contacto con las heces de cualquier perro con presunta infección por Campylobacter.

Hable con las personas que tengan mascotas sobre las medidas simples que pueden tomar para prevenir enfermarse a causa de sus perros o cachorros.

  • Dígales a sus clientes que los perros y cachorros pueden ser portadores de las bacterias Campylobacter, que pueden enfermar a las personas. Si su cliente o cualquiera de sus familiares se enferma, recomiéndele que se ponga en contacto con su proveedor de atención médica de inmediato.
  • Remita a sus clientes a la sección Consejos para dueños de mascotas, que aparece más arriba.
TOP